×
Aeroméxico

Anko van der Werff: “Queremos seguir construyendo una empresa más global”

Crecer e innovar en la industria es parte del plan, además de extender a Chile algunas estrategias aplicadas en otros mercados.

Aeroméxico PRESENTA
Aeroméxico
  • T+
  • T-

"Chile representa un puente aéreo entre dos países hermanos". Así define Anko van der Werff, director ejecutivo de ingresos de Aeroméxico, la importancia de la presencia y el crecimiento de la compañía en el país, justo cuando celebra 20 años de haber inaugurado la ruta Santiago de Chile - Ciudad de México, y luego de haber pasado de dos frecuencias a siete, en aviones considerados entre los más modernos del mundo.

Seguir creciendo e innovando en la industria aeronáutica es parte del plan actual, además de extender al país algunas estrategias que han aplicado en otros mercados y que han resultado "muy positivas", a juicio del ejecutivo. La meta es consolidarse como una aerolínea global, un escenario que se perfila con menor dificultad luego de la alianza con Delta el año pasado, y que permitirá a ambas compañías operar en destinos entre Estados Unidos y México como si fueran una sola aerolínea, por al menos cinco años.

-¿Cómo ha sido la trayectoria y los logros alcanzados durante estas dos décadas?
-Veinte años parece algo muy fácil de decir, pero en esta industria es un gran logro. Estamos muy contentos, no sólo con la empresa en general sino también con el equipo regional y local, la verdad es que hemos hecho un gran trabajo. Empezamos hace veinte años, en un escenario complejo pues al principio los itinerarios eran un poquito más complicados que hoy, y en el camino empezamos a crecer. Pasamos de dos frecuencias hasta llegar gradualmente a siete, y lo que tenemos ahora es un producto diario entre México y Chile, con equipos nuevos, aviones más grandes, con diferentes motores, mucho mejores a los que tienen otras aerolíneas del mundo.

-¿Cómo se dio esa transición?
- Hace seis años anunciamos una inversión por más de US$ 11 mil millones en 100 aviones nuevos, lo que quiere decir que tenemos una flota bastante joven, pero también nueva tecnología, menos uso de combustible, menos ruido, pantallas más grandes, entretenimiento personalizado. También hemos invertido mucho en los últimos años en digital, en kioscos en los aeropuertos para los check-in, en nuestra app que es completamente nueva y que ayuda con push notifications si el vuelo tiene un pequeño retraso o si hay un cambio de puerta de embarque. Con todas estas estrategias hemos logrado crear un mundo que es muy diferente a como era hace unos años.

-¿A qué respondió el nuevo esquema de tarifas que lanzaron recientemente? ¿Cómo han reaccionado los viajeros ante esto?
-Tenemos Clase Premier, la clase ejecutiva de Aeroméxico, y Club Premier, el programa de lealtad para nuestros clientes. Contamos con productos muy exclusivos, por decirlo de alguna manera, pero también queríamos posicionarnos como una aerolínea para todos, no sólo para el mundo ejecutivo o para hombres de negocios. Por eso lanzamos estas tarifas básicas, para quien quiera volar rápido a la playa sin nada extra, por ejemplo. Por el momento esta opción está sólo en México y en los vuelos entre México y Estados Unidos. Aún no está disponible para los pasajeros de Santiago de Chile, pero sí es algo que muy probablemente vendrá a futuro porque ya hemos visto que es un éxito, una estrategia muy competitiva.

-¿Cuáles son los planes de Aeroméxico para el futuro?
-En los últimos tres años y medio hemos añadido más de 20 nuevos destinos a la red. Lo que sigue es más crecimiento, porque sólo hemos recibido 20 de los 100 aviones en los que invertimos, entonces con ellos podremos abrir nuevas rutas. Este año Salt Lake City ha sido nuestro nuevo destino y próximamente anunciaremos más aperturas. Somos la única aerolínea de Latinoamérica con presencia en Asia desde hace más de 10 años, y al final lo que queremos es seguir construyendo una empresa más global.

Lo más leído

DF Videos