×
Coca Cola Chile

Coca-Cola apuesta por el Ecodiseño en sus envases

Con una inversión de US$ 40 millones, la empresa inauguró una planta que permitirá embotellar jugos y néctares mediante un proceso en frío que, además de mejorar las características de aroma y sabor del producto, está en línea con la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), al utilizar un 40% menos de plástico en las botellas.

Coca Cola Chile PRESENTA
Coca Cola Chile
  • T+
  • T-
Fernando Jaña, gerente general de Coca-Cola del Valle New Ventures.

Mientras la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) se tomaba la agenda noticiosa y desde mucho antes que se conociera su contenido, Coca-Cola ya estaba planificando sus próximos pasos en materia de sustentabilidad.

Y es que, a nivel global, la compañía ha incorporado los pilares de la Economía Circular en su compromiso de "Un mundo sin residuos", que apunta a recolectar y reciclar la totalidad de sus envases en todo el planeta, al año 2030.

En esa línea, Coca-Cola estaba desarrollando en Chile acciones concordantes con los pilares de esta Nueva Economía de los Plásticos. El fomento del uso de envases retornables, la implementación de puntos limpios dentro de un proyecto colectivo con otras empresas y la puesta en marcha del Bus de Reciclaje -en alianza con la empresa B TriCiclos y el patrocinio del Ministerio de Medio Ambiente- son parte de las acciones que la compañía está implementando en el país para fomentar el cambio cultural que se requiere.

En consistencia con este foco estratégico de desarrollo, Coca-Cola inauguró la semana pasada en Renca, una línea de producción de jugos y néctares con tecnología aséptica (APET). Se trata de un nuevo proceso de envasado eficiente que permite el embotellado a temperatura ambiente, lo que garantiza y resalta las características organolépticas del producto.

Esta tecnología también permite utilizar en el proceso un envase nuevo denominado APET, que contiene 40% menos de plástico que el anterior y es el segundo empaque de la compañía que cuenta con el sello "Bajo en residuos", respaldado por el Ministerio de Medio Ambiente, después del lanzamiento de la botella Ecoflex de Vital, a fines del año pasado.

Con una inversión de US$ 40 millones, Chile es el primer país de Latinoamérica donde la empresa estrena a escala comercial la tecnología APET. "Esta incorporación representa un avance importante en términos de innovación y productividad, ya que con ella estaremos reduciendo en 40% el plástico utilizado en los empaques de Andina del Valle y aumentando la capacidad de producción de la planta en torno al 25%, señala Fernando Jaña, gerente general de Coca-Cola del Valle New Ventures.

Pero no sólo se trata de una línea productiva que destaca por sus postulados verdes. Jaña explica que el equipo encargado de la operación de esta nueva línea viajó a Alemania y a Rumania este año para capacitarse en el manejo de los equipos y conocer, entre otros aspectos del sistema, sus beneficios de aislación microbiológica. Algo que también se traduce en un impacto positivo respecto del capital humano con el que cuenta la compañía. "Hoy tenemos colaboradores con conocimientos técnicos muy avanzados, que los posicionan como un equipo único en la región", asegura el ejecutivo.

Alineados con la Ley REP

Según un estudio realizado junto a la empresa B TriCiclos y a las estimaciones de venta para 2018 de los néctares Andina del Valle, con este proyecto se reducirán más de 1.730 toneladas de plástico al año y se disminuirán las emisiones de CO2 en 9.254 toneladas.

Además, el nuevo "eco envase" representará un ahorro de energía equivalente a más de 65 mil hogares en funcionamiento eléctrico al mes o al ahorro en vertedero equivalente a 15 piscinas olímpicas. "Se trata de un compromiso ambicioso, pero que refleja el grado de adhesión de la empresa con los postulados de la Economía Circular, que también recoge muy bien la Ley REP", dice Jaña.

La iniciativa legal, que todavía tiene pendientes las definiciones de los reglamentos para su implementación, promueve, entre otras cosas, el desarrollo de envases eco-diseñados a fin de hacer más sustentables las operaciones de compañías de consumo masivo como Coca-Cola. "Es un marco regulatorio que otorga grados importantes de certeza, que resultan claves para avanzar eficazmente y con mirada de largo plazo en la gestión y reducción de residuos en el medio ambiente. Con este proyecto, Coca-Cola da un nuevo paso en esa dirección", sentencia Fernando Jaña.

Lo más leído

DF Videos