DGS

Guía inmobiliaria: dónde y cómo invertir en Miami y Nueva York

En un momento complejo para América Latina, donde los inversionistas podrían estar pensando en replantear sus estrategias y diversificar sus carteras de inversión, Estados Unidos luce como una gran opción. Diego Guillén, presidente de DGS Real Estate, explica las razones.

DGS PRESENTA
DGS
  • T+
  • T-
Diego Guillén, presidente de DGS Real Estate.

Compartir

Con la tasa de desempleo en mínimos históricos, un gasto constante por parte de los consumidores, y un crecimiento de la economía de 2,1% en el tercer trimestre de 2019, la Reserva Federal (FED) recientemente emitió un comentario alineado con el optimismo de las cifras: cree que Estados Unidos demostró ser "resistente" ante la desaceleración de la economía mundial y ante la guerra comercial contra China. En ese contexto, el mercado inmobiliario se ha ido recuperando, impulsado por las bajas tasas de interés y registrando un alza de 5,1% en el tercer trimestre, la más fuerte en los últimos dos años.

Para Diego Guillén, presidente de DGS Real Estate, las cifras abren un abanico de oportunidades. Sobre todo considerando que América Latina atraviesa un momento complejo, en el que los inversionistas podrían verse obligados a replantear sus estrategias al menos en el rubro inmobiliario, sostiene el ejecutivo de esta firma asesora en inversiones, que visitará nuestro país el 30 y 31 de este mes para reunirse en Santiago con inversionistas que tengan interés en explorar los mercados inmobiliarios de Miami y Nueva York.

-Uno de sus objetivos es acercar los mercados inmobiliarios de EE.UU. al mundo. ¿Por qué?

-A partir de nuestra experiencia en el mercado estadounidense y de los estudios que hemos realizado, hemos observado que quienes viven en América Latina y que tienen ahorros considerables, quieren que parte de su patrimonio se traduzca en inmuebles. Pero en este caso hay un problema: es una región inestable, con economías de la misma característica. En cambio, EE.UU. es un país que ha demostrado tener una moneda estable, además de ser la economía más grande del mundo. En esa medida resulta un buen refugio, con unas características de estabilidad y mercados inmobiliarios en constante crecimiento, algo que no tiene ninguna economía latinoamericana. Hasta hace poco, la economía de Chile escapaba de esto, pero eso cambió y creemos que en ese escenario hay una muy buena oportunidad.

-¿Dónde están las mayores oportunidades de inversión?

-Miami viene creciendo enormemente y Nueva York es uno de los mercados inmobiliarios más importantes del mundo junto a Hong Kong, París, Londres o Dubai. Para los inversionistas internacionales, particularmente latinoamericanos, que han querido colocar dinero para ahorrar e invertir, estas dos ciudades estadounidenses siempre han sido opciones muy atractivas y en ellas concentramos el grueso de nuestro trabajo, ofreciendo asesoría completa para abarcar todos los temas que entran en juego cuando se trata de hacer una inversión inmobiliaria. Todo lleva su proceso y una muy buena inversión se logra con una asesoría correcta y acompañamiento personalizado.

-¿A qué se refiere en concreto?

-La clave del éxito está en que la asesoría y acompañamiento sean al detalle y abarquen todas las etapas del proceso: búsqueda, negociación, financiación y administración de los inmuebles. Es decisivo también contar con asesoría legal y tributaria personalizada desde el principio.

-¿Miami y Nueva York ofrecen oportunidades para todo tipo de inversionistas o para un nicho en particular?

-Tenemos una cartera de productos bastante amplia porque trabajamos con desarrollos nuevos: hay proyectos que están en etapa de preconstrucción y ofrecen unidades que empiezan en la franja de los US$ 300 mil. Existen otros que ya están construidos y que se están entregando en este momento. Particularmente ahí se presentan oportunidades muy buenas porque los desarrolladores están liquidando el inventario que les queda. En todos los casos, hay financiación hipotecaria disponible, incluso para chilenos, que puede llegar a ser hasta de un 75% del valor de la compra. Y también hay opciones para quienes no quieren invertir en un inmueble nuevo, con buenas oportunidades en el mercado secundario.

-¿Cuán cómodos son los planes de pago?

-En un proyecto nuevo en etapa de preconstrucción son sumamente cómodos. Normalmente se comienza pagando la reserva, con un 10%. Otro 10% se paga al momento de firmar el contrato y lo demás se puede negociar con el desarrollador, siendo posible llegar a un acuerdo de ir haciendo abonos cada seis meses.

-¿Manejan fondos de inversión?

-Sí, tenemos fondos de inversión inmobiliarios que no apuntan a comprar un departamento o una casa, sino para coasociarse con desarrolladores en EE.UU. y emprender desarrollos inmobiliarios. Es un concepto muy distinto. Ahí, por ejemplo, los inversores pueden ingresar con US$ 50 mil y participar en el desarrollo de grandes proyectos inmobiliarios a costo del desarrollador, compartiendo el riesgo pero también ganando como gana el desarrollador.

-¿Cuáles son los riesgos asociados?

-Los mismos de cualquier tipo de inversión. El riesgo mayor está en que el mercado se contraiga, corrija o entre en recesión, y eso es algo que puede pasar en cualquier tipo de mercado. En el caso de Miami, por ejemplo, en estos momentos los indicadores del mercado son muy buenos, hay una mayor demanda por la ciudad y después de un gran período de construcciones que empezó en 2012, ahora están mucho más mermadas. Todo lo que se construyó desde entonces ya fue absorbido por el mercado y los desarrolladores han entendido que tocaba permitir un respiro a la ciudad después de toda esa fuerte etapa de construcción.

Un proyecto que dinamizará los arriendos

En 2022 estará listo el proyecto Legacy, un edificio que promete dinamizar el mercado de departamentos en arriendo en Downtown Miami, al tener los permisos para ofrecerlos en plataformas como Airbnb, prohibida en la ciudad desde hace varios años y con multas de hasta US$ 20 mil para los propietarios que recurran a ella.

"Este proyecto tiene muchos atributos y uno de ellos es que sus unidades se podrán explotar comercialmente porque fue diseñado así previamente y tiene todos los permisos de la ciudad para ello. De esta manera, podrá satisfacer la demanda en una ciudad que recibe 28 millones de turistas al año. Es una oportunidad muy buena de tener un inmueble en Estados Unidos, con una muy buena plusvalía y un retorno de 8% aproximadamente", explica Guillén.

El edificio, que actualmente está en etapa de reserva, contará con una clínica especializada en belleza, bienestar y rejuvenecimiento. También tendrá un jardín botánico y un un centro de convenciones que pasará a ser el más grande de la ciudad, añade el ejecutivo.

Lo más leído

DF Multimedia