BrandCorner

Factor humano: base para la nueva minería

Por Francisco Guzmán, director de Claro Empresas

  • T+
  • T-

Compartir

 

Imagen foto_00000001

Cuando hablamos de transformación digital, la minería ha sido protagonista. En los últimos años, la industria ha logrado sumar inteligencia a sus procesos y automatizarlos, favoreciendo la productividad y el trabajo remoto, sobre todo en tiempos de pandemia.

Se trata de un desarrollo que va más allá de la tecnología y pone en el centro a las personas, fomentando el talento y la inclusión, reentrenando a los trabajadores e integrando a más personas que aporten diferentes habilidades.

¿Cómo abordar este desafío? Desde el punto de vista de la capacitación, lo primero es proveer información, estándares y herramientas que permitan a los centros de educación ajustar su formación a la demanda del sector, en términos cualitativos y cuantitativos. Esto, además, abre una oportunidad concreta para la incorporación de mujeres a la minería y la disminución de la brecha de género en la industria, lo que hoy es clave para su crecimiento y sostenibilidad a largo plazo.

Otro reto es impulsar la innovación. Para eso se requieren iniciativas público-privadas orientadas a generar espacios para la investigación y el desarrollo. En ese sentido, el arribo de 5G será una gran oportunidad para generar ecosistemas I+D en torno a la minería,
incorporando nuevas herramientas, optimizándolas con mejor conectividad y formando
un capital humano capaz de liderar esta revolución tecnológica en el sector.

Un buen espacio para ello será el Lab Claro-Centro de Innovación UC 5G, un hub de vanguardia
donde se diseñan y prueban soluciones de la quinta generación de redes con foco en
diferentes industrias, incluida la minera.

Para quienes ya son parte de los yacimientos hiperconectados, la digitalización y las tecnologías disruptivas contribuyen a reforzar su seguridad y a mejorar su calidad de vida, puesto que su aplicación ya permite la minimización de accidentes, la reducción de traslados y la incorporación del trabajo remoto de manera eficiente a la rutina diaria.

Tal es el caso de la incorporación de robots a las faenas, los que están programados para realizar tareas que involucran mayores riesgos, como manipular herramientas o planchas
pesadas, o incluso acercarse al fuego, a fin de que los trabajadores se mantengan alejados
de ambientes adversos.
La nueva minería requiere organizaciones inteligentes y una gestión de personas eficaz,
orientada a lograr mejoras con la aplicación de tecnología. Un cambio de paradigma no se puede realizar de otra forma. La invitación es a pensar diferente desde el diseño, potenciar el factor humano y aprovechar así las herramientas 4.0

Lo más leído

DF Multimedia