×
Nestlé

Cereales para el desayuno: La apuesta de Nestlé para nutrir las mesas de los chilenos

Con una ingesta promedio que alcanza casi los dos kilos al año por persona, Chile es líder en Latinoamérica y uno de los tres mercados más importantes de la región para Cereles Nestlé, y el séptimo a nivel mundial.

Nestlé PRESENTA
Nestlé
  • T+
  • T-

Este año Chocapic, el clásico cereal crujiente con sabor a chocolate de Nestlé, está de fiesta pues cumple tres décadas en el mercado local. Fue una de las primeras marcas de cereales de la multinacional suiza en llegar a Chile y, 30 años después, no ha perdido vigencia y liderazgo en el desayuno de los chilenos, representando un ejemplo del fuerte crecimiento que ha tenido el consumo de estos productos en el país. Una categoría que llegó a revolucionar y diversificar la oferta de lo que habitualmente se consumía cada mañana, abriendo el espacio a un nuevo estilo de alimentación, alto en nutrientes y energía.

De estar dispuestos en un sector pequeño en los supermercados, hoy los cereales abarcan pasillos completos, siendo una categoría consolidada y aún en auge en Chile: en 2003, el mercado local era de US$ 47 millones, un lustro después su valor llegaba a los US$84,6 millones y hoy bordea los US$ 150 millones, según datos de Euromonitor.

"Según la Encuesta Nacional de Consumo Alimentario, alrededor del 90% de los chilenos tiene el hábito de tomar desayuno, una instancia donde cada vez son más las personas que consumen cereales porque ven en ellos una nutrición balanceada y una buena fuente de energía para el resto del día. Esto explica que el crecimiento del mercado haya sido bastante grande, duplicándose en los últimos 10 años", explica Pietro Bellini, BEO (Business Executive Officer) de Cereales Nestlé Región Andina.

De hecho, nuestro país se ha transformado en uno de los de mayor demanda por el segmento de cereales en Latinoamérica, siendo uno de los tres mercados más importantes de la región para Cereales Nestlé, y el séptimo a nivel mundial, razón por la cual la compañía se fijó el desafío de acelerar aún más la penetración del consumo en los hogares, fortaleciendo su presencia con nuevos productos y escuchando las necesidades de todos los consumidores. Y además, con auspiciosas proyecciones en las ventas, que estiman un crecimiento de entre 5% y 10% para el próximo año.

 

Nuevas exigencias

Con una ingesta promedio de cereales que alcanza casi los dos kilos al año por persona, Chile es líder en la región al estar muy por encima del consumo de países como Brasil, por ejemplo, donde bordea los 300 gramos, y está más cerca de naciones desarrolladas como Dinamarca, que superan los cinco kilos per cápita.

Hoy, consumidores más conscientes de lo que quieren y necesitan en su alimentación están buscando cereales más saludables y naturales, dando un fuerte énfasis en la calidad de los ingredientes y también en su sabor, un atributo que muchas personas privilegian. "Ha cambiado el entorno competitivo y la percepción de los consumidores frente a los alimentos, entre otros factores, por la ley del etiquetado de alimentos, que aceleró una tendencia que es global. Por eso vamos a seguir invirtiendo en este mercado y respondiendo a las nuevas exigencias del consumidor a través del desarrollo de productos que, además de ser ricos, tengan algún valor agregado en términos de nutrición, salud o sabor", afirma Bellini.

Tales cambios han ido en línea con el propósito de la firma de trabajar por hacer el desayuno cada día mejor. "Es clave ofrecer productos de la mejor calidad y nutrición, con un sabor que el consumidor pueda apreciar", especifica el ejecutivo, añadiendo que para lograr este objetivo, desde el año 2004 la compañía ha ido modificando sus procesos internos para responder y adelantarse a esta demanda. "En Chocapic, por ejemplo, desde 2006 disminuimos en 60% el nivel de azúcar y aumentamos en 40% el de fibra. Son cambios que se han dado paso a paso y que vienen de larga data en la compañía, hace más de diez años", detalla.

En ese contexto, como una forma de seguir nutriendo los desayunos y apoyar las necesidades de los consumidores, la empresa lanzó tres cereales que se destacan por su alto contenido en fibra, Chocapic y dos variedades de Fitness Crunchy. Innovaciones que responden a las exigencias saludables de las familias de aumentar el consumo de fibra, cuya dosis diaria recomendada es de 25 gramos diarios y que "en Chile, según la Encuesta Nacional de Consumo Alimentario, se consume sólo la mitad", explica Bellini.

Particularmente, Fitness Crunchy y Fitness Crunchy Cacao están enfocados en la mujer, con una porción que aporta un cuarto de la cantidad diaria de fibra recomendada. "Es un producto saludable, con textura crujiente y con gran sabor", afirma el ejecutivo sobre la marca que representa aproximadamente el 50% de las ventas del portafolio de cereales para adultos de la empresa.

Chocapic, en tanto, presenta una nueva adición a su portafolio, con una versión alta en fibras (6,5 gramos por porción) y menos azúcar, "pensando en los padres que buscan dar a sus hijos un alimento con menos contenido de azúcar y con más fibra". No obstante, Bellini comenta que como había consumidores a quienes les gustaba la receta original, y de hecho se encontraron con nueve mil comentarios en las redes pidiendo que volviera, "así lo hicimos. Fue un suceso increíble. Para desarrollar productos, escuchar al consumidor es clave", asevera.

 

El grano entero como ventaja competitiva

Uno de los diferenciadores que tiene Nestlé respecto a sus competidores, es que utiliza grano entero como ingrediente principal en los cereales. "Se puede ver en todos los envases de los cereales Nestlé, que vienen con una barra verde en la parte superior que señala que son productos hechos con grano entero", dice Pietro Bellini.

Se trata de un ingrediente alto en fibra, minerales y vitaminas, y que cada año a año va sumando evidencia científica respecto a sus beneficios: ayuda a mejorar la alimentación y digestión, y puede ser un aporte en la disminución de la prevalencia de diabetes en población adulta o los problemas al corazón.

"El grano entero se procesa más lento en relación con la harina blanca, que tiene un índice glicémico muy alto y que genera energía por corto tiempo. En cambio, al contener más proteína y fibra, el cuerpo procesa el grano entero de manera más lenta y, por tanto, la energía que aporta dura más", acota.

Por eso, uno de los desafíos de Nestlé es educar para dar a conocer estos beneficios y la importancia de consumir las porciones recomendadas de cereales que, en el caso de cereales para el desayuno Nestlé es de 30 gramos, equivalente a ¾ de taza, para prevenir la obesidad."Esto es un pilar muy importante para nosotros porque hay que respetar y controlar la cantidad de alimento que se consume, por lo que hay un gran tema de educación por delante", afirma el ejecutivo.

Lo más leído

DF Videos