×
Oracle

“Los datos ya no serán un activo pasivo del negocio, sino el motor de su transformación digital”

Oracle actualmente está destinando sus esfuerzos hacia la simplificación de la tecnología para empoderar a las personas a que sean agentes de cambio en su entorno. Una nueva visión enmarcada en las nuevas posibilidades que brinda la democratización de la tecnología, con la nube como protagonista.

Oracle PRESENTA
Oracle
  • T+
  • T-

El 90% de los datos actuales en el mundo se creó en los últimos 24 meses, y la cifra continuará duplicándose cada dos años. Se trata de un escenario caracterizado por una gran cantidad de información, en donde se han desarrollado tecnologías capaces de analizarla y que en los últimos años han disminuido su precio.
En ese contexto, la nube se ha posicionado como una de las tecnologías clave en la era de la Industria 4.0, y ha sido uno de los fundamentos para que Oracle tomara la decisión estratégica de migrar su oferta de servicios a la nube, explica Sandra Guazzotti, gerente general de Oracle Chile. A tal punto que hoy el 69% de los ingresos de la compañía a nivel mundial viene de servicios Cloud y soporte de licencia, lo que ha significado que de ser una empresa enfocada en productos, hoy está haciendo una transición para convertirse en proveedor de servicios, "lo que implica asesoría y acompañamiento constantes para nuestros clientes", subraya Guazzotti.
"Los datos ya no serán un activo pasivo del negocio, sino el motor de su transformación digital", sostiene la ejecutiva, destacando que en ese contexto, la compañía actualmente está destinando sus esfuerzos hacia la simplificación de la tecnología para entregar a las personas las herramientas para que sean agentes de cambio en su entorno, entendiendo que "nuestra misión es transformar el mundo empoderando a las personas a través de la innovación".
Una visión que implica un cambio de paradigma al definir a la tecnología como un medio, que posiciona a Oracle como un "habilitador" para que la gente se movilice y con la cual la ejecutiva se siente "muy comprometida" porque pone el acento en las personas y no en las organizaciones. "Estamos en una época donde ya no se puede hablar de negocios B2C o B2B, sino que debemos entender que la relación es H2H, es decir, human to human", argumenta.
-¿Cómo visualiza el potencial que esto tiene para Oracle?
-La nube y los datos, que constituyen el core de nuestro negocio, son habilitadores de las tecnologías emergentes que están revolucionando el mundo corporativo, y nuestra responsabilidad en este escenario digital es muy grande: la nube es clave para la digitalización de las organizaciones, así que nuestro rol es ser asesores y socios tecnológicos en este camino de transformación. En un contexto donde 430 mil clientes en 175 países utilizan nuestras tecnologías, tenemos grandes oportunidades para seguir creciendo en este mercado.
-Al respecto, ¿cómo ve las oportunidades de expansión en Chile?
-En Chile hay una red de apoyo importante para las startups, y el país se está convirtiendo en un polo de generación de negocios innovadores. Hay que contribuir a fortalecer ese ecosistema porque las grandes empresas pueden mejorar su propuesta de valor al complementar servicios con las de menor tamaño, pero más especializadas.
-De todas las tecnologías emergentes, ¿cuál cree que tiene un mayor impacto?
-La automatización hoy es una realidad que genera mayor eficiencia, productividad y seguridad para las empresas, que son generadoras constantes de datos de suma relevancia, desde entradas y salidas monetarias hasta registros valiosos del progreso de un empleado. En ese escenario, la automatización necesita como base la aplicación de tecnologías emergentes como la Inteligencia Artificial (IA) que, sumada a la analítica, posibilita que las compañías liberen recursos y obtengan las herramientas necesarias para convertir sus datos en valor, reducir los costos operacionales y aumentar la seguridad de la información.
-¿Qué tecnologías de Oracle permiten la automatización de procesos?
-Nuestra base de datos autónoma (Autonomous Data Base), es un ejemplo concreto de cómo podemos contribuir a automatizar la gestión de la base de datos para que el capital humano se enfoque en otro tipo de tareas de mayor valor, ya que se administra, ajusta y repara por sí sola, abordando los principales problemas de nuestros clientes: la necesidad de mejorar la seguridad de los datos, ser más eficientes ante las restricciones presupuestarias e impulsar rápidamente la innovación.
Es uno de los desarrollos más importantes en la historia de Oracle, la culminación de cuatro décadas de innovación con la integración del aprendizaje automático.
-¿Cómo ha impactado este tipo de tecnologías en las áreas más tradicionales de las organizaciones?
-Hoy todas las áreas debieran revisar cómo transformar sus procesos. Por ejemplo, las áreas financieras están sometidas a mayores demandas de información y manejan datos que, bien capturados y en el tiempo preciso, pueden hacer diferencias en el negocio. En la era de los datos, entenderlos, correlacionarlos y proyectarlos es fundamental. Para eso contamos con soluciones como ERP en la nube, que ponen a las compañías que lo implementan en una posición más sólida y competitiva. Los ERP tradicionales dificultan el acceso a datos clave, y son muy poco colaborativos en relación a la interacción con otras áreas.
La nube hace posible innovar y adelantarse al futuro, ofreciendo la adopción de mejores prácticas como punto de partida en lugar de la necesidad de adaptación.
-¿Son soluciones que puede adoptar cualquier tipo de organización?
-Sí, las aplicaciones cloud buscan facilitar el acceso a soluciones empresariales a compañías de diferentes tamaños. Antes, por ejemplo, las grandes barreras de las PYME frente a un proyecto de ERP eran los altos costos en infraestructura, licencias, contratación de personal especializado en procesos/bases de datos, extensos tiempos de despliegue, altos costos de servicios de implementación y poco involucramiento de la "marca proveedora" durante el proceso. Ahora, la nube ha democratizado el acceso a la tecnología.
-¿Las empresas chilenas están dispuestas a adoptar estas herramientas?
-Están abiertas a innovar y probar nuevas tecnologías si saben que les pueden traer beneficios tangibles y seguros, por lo que creemos que el país se adaptará pronto a esta nueva línea.Nuestro objetivo hoy pasa por agregar valor a los proyectos de transformación de nuestros clientes, acelerando la adopción de estas nuevas tecnologías y permitiéndoles maximizar el retorno de su inversión.

DESTACADO
"La nube es clave para la digitalización de las organizaciones, así que nuestro rol es ser asesores y socios tecnológicos en este camino de transformación"

"Nuestra base de datos autónoma es un ejemplo concreto de cómo podemos contribuir a automatizar la gestión de la base de datos para que el capital humano se enfoque en otro tipo de tareas de mayor valor"

Lo más leído

DF Videos