Red Hat

ARGENTINA REFUERZA SU SISTEMA DE SALUD CON PLATAFORMAS DE CÓDIGO ABIERTO

A mediados de 2018, una actualización causó que el Sistema de Vigilancia Epidemiológico de Argentina tuviera caídas crónicas de sistema por alrededor de cuatro meses. Esta fue una de las razones que llevaron al Ministerio de Salud del país trasandino a optar por Red Hat para reestructurar desde la base su sistema de información.

Red Hat PRESENTA
Red Hat
  • T+
  • T-

Compartir

En Argentina coexisten un sistema público de salud -que coordina instancias provinciales y federales- con un sistema privado, además de una serie de obras sociales y sindicales de previsión. Pese a que la ley garantiza a cada paciente la titularidad de su historial de salud, en la práctica contar con un sistema diverso y fragmentado hace muy difícil que pacientes y profesionales de la salud puedan hacer un uso efectivo de este historial clínico.
En ese contexto, la Red Nacional de Salud Digital, una plataforma descentralizada y concebida desde su base en la filosofía del trabajo colaborativo para satisfacer las necesidades reales de los territorios, permite construir una historia clínica electrónica nacional para cada ciudadano y, desde este registro, habilitar servicios digitales de salud, como telemedicina o recetas digitales.
Adicionalmente, el sistema es capaz de extraer información relevante para la planificación en salud pública. Con todo ello, su objetivo último apunta a garantizar un acceso igualitario a una atención de salud de calidad, oportuna y cercana para toda la población.
"La Red Nacional de Salud Digital (RNSD) está pensada como una forma de tender puentes para intercambiar información", explica el doctor Alejandro López Osornio, gestor y exdirector del proyecto, y que actualmente integra el Comité Asesor en Salud Digital (DHTAG) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
En ese sentido, "el modelo open source ofrece una rapidez y flexibilidad únicas, debido a que en todo el planeta los expertos en TI deben resolver desafíos similares, y miles de ellos participan activamente de la comunidad global que desarrolla tecnologías open source", plantea el director regional de Red Hat para la vertical de sector público, José Luis Leturia.
Además, por su modelo de desarrollo, las tecnologías de código abierto ofrecen una compatibilidad "insuperable" para operar con sistemas de diversos orígenes y tamaños, "y resultan especialmente efectivas integrando soluciones legadas a nuevos entornos digitales", detalla el ejecutivo.
El Country Sales Lead de Red Hat Chile, Eugenio Rodríguez, agrega que "en tiempos de incertidumbre, podemos buscar el código abierto para que las mejores ideas puedan venir de cualquier parte y convertirse en la solución más adecuada. El código abierto existe para tiempos como estos".

Plataforma colaborativa
En términos simples, la RNSD es una red de nodos que almacenan información estandarizada. Cuando se realiza una consulta desde un nodo, esta viaja a una plataforma o nodo central que se encarga de "ir a buscar" la información necesaria en el resto de la red, para llevarla al nodo que originó la consulta. De esta forma, un especialista en una clínica privada de Buenos Aires, por ejemplo, puede consultar el historial de un paciente crónico recién llegado de Córdoba, que se atendía en el sistema público de esta ciudad.
"Para generar modelos descentralizados como este, a nivel de infraestructura es fundamental la integración a través de APIs y hubs centrales que permitan el intercambio de información. La especialidad de Red Hat es crear precisamente este tipo de plataformas, que interconectan nodos múltiples y diversos, pero que además son amigables y de alta disponibilidad", explica el Dr. López.
Uno de los principales desafíos al optar por un modelo descentralizado fue lograr que una masa crítica inicial se pusiera de acuerdo en usar esta forma de compartir los datos.
"Si bien el gobierno federal lo recomienda ampliamente, no existe una obligación de utilizar este sistema, por lo que necesitamos convencer a cada institución de salud para que se sume al trabajo en red", detalla el facultativo.
Para ello, agrega, "es necesario que la base del sistema sea confiable, lo que considera igualmente ciberseguridad y estabilidad, en especial ante requerimientos de alta exigencia. Con Red Hat OpenShift generamos una plataforma escalable, capaz de crecer al mismo ritmo que la red, y con 3Scale API Manager estamos potenciando a sistemas locales de todo el país para sumarse al sistema con seguridad y confianza", afirma.
De esta manera, "la combinación de cultura open source con calidad tecnológica ha generado innovación y ha creado un modelo para la mejora estratégica de todos los sistemas de distribución de la información", concluye el experto de la OMS.

Este sistema es utilizado en todo el territorio argentino para reportar en tiempo real la evolución del coronavirus y hacer un rastreo cuidadoso de los pacientes, convirtiéndose en una herramienta indispensable para el país.

Lo más leído

DF Multimedia