×
Red Hat

Bimodal IT, corriendo a dos velocidades

La necesidad de ser ágiles y de adaptarse al mundo digital, puede poner en peligro a cualquier organización. Por eso, para bajar la incertidumbre de los cambios, sobrevivir y aprovechar la oportunidad que significa transformarse, surgió el denominado "Bimodal IT."

Red Hat PRESENTA
Red Hat
  • T+
  • T-
Bimodal IT, corriendo a dos velocidades

En años recientes, cambios estructurales permanentes han empezado a afectar la forma en que se manejan los negocios y la forma en que se invierte en tecnología. Las actividades digitales están en prácticamente todos los ámbitos de nuestras vidas. Como resultado, las empresas están creando nuevos diseños, mezclando el mundo virtual con el físico y, fundamentalmente, cambiando la forma en que los procesos y las industrias trabajan y prosperan. Esos cambios están creando un ambiente de incertidumbre y oportunidades sin precedentes, demandando a las tecnologías de la información (TI) la capacidad de innovar en base a una infraestructura tradicional, y paralelamente, satisfacer los requerimientos crecientes del negocio que exige el uso de nuevas tecnologías digitales.

Pero, a pesar del furor tecnológico, las organizaciones no pueden tirar por la borda todo lo que las TI han construido, ni empezar desde cero solo para abrazar el mundo digital. Las empresas deben aprender a operar en dos mundos esenciales, manteniendo sus operaciones mientras exploran las posibilidades digitales. Deben hacer frente a los requerimientos de modernización e innovación por parte del negocio, y lo que verdaderamente el área de TI está en capacidad de responder.

Gartner Inc., compañía de asesoramiento e investigación de tecnología de información, identificó la tensión en las crecientes demandas de TI y diseñó Bimodal IT, un modelo de organización basado en dos "modos" en relación a la TI empresarial: uno convencional y uno nuevo "no lineal", o digital, donde cada uno cuenta con herramientas diferentes, distintos procesos y recursos. Para ser exitosas, las compañías deberán modificar su forma de trabajo y la concepción de la TI para acompañar el crecimiento y el ritmo del negocio en ambos modos, en forma paralela.

El Sistema Ferroviario de Tránsito de Hong Kong (MRT, por sus siglas en inglés) así lo entendió. Su mejor publicidad son sus propias operaciones: su red de 218 kilómetros transporta 1,6 billones de personas al año. Tiene alrededor de 8 mil viajes diarios y su puntualidad es de un 99,9%. Los trenes demoran dos minutos a cada estación principal durante la hora punta. Pero ¿cómo logró MTR llegar a este servicio de nivel superior, superando al de Nueva York y Londres? En el Bimodal IT está la respuesta.

Este modelo propone mantener las bases sólidas del método tradicional, mientras se desarrolla un acercamiento fluido que entregue las habilidades para lidiar con el flujo de negocios digitales.

Al separarse en dos modos, los equipos de TI aseguran que tienen agrupados al equipo humano, los procesos y la tecnología adecuada para apoyar iniciativas de negocios sin causar un mayor impacto en los proyectos de mantenimiento de largo alcance.
El modo uno es el tradicional: predecible, seguro y preciso, un sistema robusto y bien planificado, pero que dificulta la innovación y la agilidad requerida para mantenerse en la vanguardia digital.

El modo dos agrupa situaciones en que se pueden mejorar procesos digitalizados para crear nuevas oportunidades. Enfatiza la agilidad y rapidez y ofrece una lección sobre cómo los servicios de la nube y las prácticas ingenieriles pueden mejorar las empresas de TI.

Llevado al caso del MTR, el primer modo se enfoca en que el tren siempre llegue a tiempo. Debe ser confiable, seguro, predecible y preciso. Esencialmente, este es el modo sólido.

El segundo modo ayuda a las interacciones con los pasajeros, especialmente en momentos de emergencia. Cuando hay un tifón, los usuarios deben entender cuál es la forma más rápida y segura de salir ilesos. En esta segunda forma, MTR maneja un flujo de personas, uno de información y otro de eventos. Por lo tanto, es un modo fluido.

Sin embargo, intentar optimizar procesos, recursos humanos, infraestructura y herramientas para cubrir estas dos modalidades puede ser riesgoso, e incluso obtenerse un resultado negativo. De hecho, Gartner afirma que para 2017 el 75% de las organizaciones de TI contarán con un modelo bi-modal, y la mitad de ellas no podrá lidiar con estas capacidades de forma eficiente.

Para hacer frente a los nuevos desafíos que plantea el modelo de TI bi-modal es necesario considerar un enfoque híbrido, que pueda combinar lo mejor de los dos modos: el tradicional y el "no-lineal". La organización de TI debe adoptar nuevas prácticas para la organización y la administración, creando nuevos modelos para brindar soluciones efectivas y generar valor para el negocio en este nuevo entorno. Para ello, se requiere el establecimiento de objetivos compartidos, directivas claras y un foco continuo, utilizando recursos humanos, procesos y tecnología de distinta manera en relación a cada modo.

Bimodal IT es esencial para cualquier organización que se enfrenta a la incertidumbre de los ciclos de cambio de la transformación digital.

 

Lo más leído

DF Videos