Schwager

“El cobre será clave para la recuperación económica”

Schwager PRESENTA
Schwager
  • T+
  • T-

Compartir

La estrategia de Schwager está rindiendo frutos. Hace una década, cuando la empresa decidió volver a la minería en el negocio de los servicios de mantención, se trazó metas ambiciosas que incluían el crecimiento constante, las que han ido cumpliendo según lo estipulado. Los resultados de 2020 no solo siguieron esa curva ascendente, sino que fueron mejores de lo esperado, en un contexto de pandemia y con todas las complejidades instaladas con la expansión del virus.
Al cierre de diciembre, registraron un aumento de 30,8% en ventas, equivalentes a US$ 70 millones, y un crecimiento en su resultado operacional que llegó a 25,4%.
Las cifras reflejan una "sólida" estrategia pero también mucha flexibilidad, asegura Alex Acosta, gerente general del holding que logró mantener la continuidad operacional en todas sus filiales. Y a pesar de que la actividad económica local se contrajo 5,8%, según cifras del Banco Central, la minería fue precisamente una de las pocas industrias que se mantuvo a flote, otra de las razones de los buenos resultados de la compañía.
En 2021 cumplen diez años entregando soluciones al motor económico del país, con muchas lecciones aprendidas, metas más grandes y una apuesta por "una nueva forma de operar", gatillada principalmente por los desafíos impuestos por la crisis sanitaria, detalla Acosta.

-¿Qué hay detrás de las cifras de crecimiento reportadas al cierre de 2020?
-Todo esto obedece al plan que desarrollamos cuando se tomó la decisión de regresar a la industria minera. Es un plan que se actualiza todos los años y que tiene una mirada de mediano plazo. Las cifras de 2020 responden a muchas cosas previamente establecidas y afortunadamente la pandemia no logró romper la expectativa que teníamos en torno a nuestro plan.

-¿Cuáles son los pilares de ese plan?
-Nuestro foco es ofrecer soluciones y servicios a la gran industria minera del cobre en Chile, y la estrategia inicial fue estudiar e identificar las necesidades que esta industria tiene para poder atenderlas. Así lo hacemos cada año y, por ejemplo, logramos identificar que hay nichos muy importantes donde podemos hacer una gran contribución: en lo que llamamos mantenimiento especializado y sus diferentes variantes como mantenimiento mecánico, eléctrico, electrónico, hidráulico, entre otros. Otras líneas se relacionan con los proyectos y montajes operacionales, con la operación de plantas mineras, el desarrollo de ingenierías para proyectos mineros y, por último, entregar soluciones para agregar valor a los relaves.

-¿Tuvieron que hacer ajustes de algún tipo durante 2020?
-Por supuesto, y eso significó mucha flexibilidad, mucho respeto por las personas, mucha tolerancia y buscar una mixtura entre cómo enfrentar la pandemia y cómo proteger la continuidad operacional. Nosotros lo logramos, pero eso solo fue posible priorizando. Algunos puntos tomaron un protagonismo tremendo y otros aspectos tuvieron que tomar una segunda posición respecto de lo que estaba planeado.

-¿Cómo cuáles?
-Una de las prioridades fue estar más cerca de la gente y responder a los requerimientos de nuestros clientes, que con la pandemia cambiaron en muchos casos. Eso significa que la línea operacional y el día a día cobró una primera posición sin dejar de lado la mirada de mediano plazo.

-En ese sentido, ¿qué tipo de desafíos vislumbra para la industria minera y de qué manera la empresa responderá a ellos?
-Chile tiene que entender que es un país minero. Eso no le resta mérito a las otras actividades, sino todo lo contrario, les abre espacio, las potencia. Pero es necesario reconocer que tenemos esta privilegiada condición, donde la exploración, extracción, el procesamiento y la producción de cobre ocupa y ocupará una posición muy relevante a nivel mundial, y además será clave para la recuperación económica. También es necesario que la actividad vaya totalmente en línea con la sustentabilidad en todas sus variantes, y que no pierda el sentido humano, porque son las personas las que agregan el valor. Los desafíos de Schwager para 2021 van muy en línea con eso, sobre todo para no perder de vista que en 2023 está en los planes llegar a un nivel de ingresos superior a los US$ 100 millones.

-¿Cómo lo van a lograr?
-Fortaleciendo nuestro plan estratégico, potenciando nuestros equipos y afianzando la cercanía con el cliente y con nuestros accionistas. Todo esto viene acompañado de lo que nosotros denominamos una nueva forma de operar, donde la pandemia seguirá estando presente. Es entender que hay nuevas maneras de hacer las cosas, que algunas labores seguirán siendo presenciales, pero otras ya se virtualizaron para siempre. Esa nueva forma de operar no puede desprenderse de los problemas que los seres humanos tenemos, pero tampoco de las necesidades de los clientes, y en la minería estamos viendo mucho de reinvención, demanda de nuevos estándares, innovación, por ejemplo con los sistemas de información, donde estamos avanzando muy fuertemente.

DESTACADO
Diez años tiene Schwager operando en el rubro minero, con una tendencia de crecimiento sostenido. Su gerente general, Alex Acosta, cuenta cómo ha sido la última década y detalla los aprendizajes tras la pandemia, cuando a pesar de todo, los ingresos de la compañía crecieron un 30,8%.

(CIFRA)
us$ 100 millones
en ingresos contempla alcanzar la compañía en 2023.

Lo más leído

DF Multimedia