Sura

“Con bajas tasas y alta volatilidad, crece el interés por los activos alternativos”

El ejecutivo destaca que este instrumento busca diversificar el riesgo/retorno de los portafolios de las personas, entregándoles diversas opciones en un escenario altamente cambiante.

Sura PRESENTA
Sura
  • T+
  • T-

Compartir

Renzo Vercelli, vicepresidente de SURA Inversiones.

La crisis económica generada por la pandemia del Covid-19, sumado al incierto contexto político en el que se encuentra el país, no solo ha afectado la capacidad de ahorro de las personas, sino que también ha traído consigo incertidumbre en los mercados financieros, factor que ha reconfigurado el escenario de inversión, abriendo paso a nuevos instrumentos.
Conocer y optar por estas oportunidades de inversión es clave para que las personas puedan acceder a una cartera que considere diversos productos que les permitan elegir en un escenario de permanente cambio, como el que vivimos en la actualidad. Así, los activos alternativos se están posicionando como una opción cada vez más viable para los inversionistas en el contexto actual.
"Al hablar de activos alternativos nos referimos a un universo muy amplio de posibilidades, como el sector inmobiliario, infraestructura, deuda privada y capital privado. Incluso dentro de una misma categoría, puede haber subcategorías que se comportan en forma distinta", explica Renzo Vercelli, vicepresidente de SURA Inversiones. Por ejemplo, agrega, "en el mundo inmobiliario es muy distinto hablar de renta residencial que de renta comercial de oficinas, considerado que hoy nos enfrentamos a una transformación del mercado laboral, donde aún no tenemos mayor certeza del rol que tomará el teletrabajo".
-¿Es un buen momento para invertir en ese tipo de activos?
-En un contexto de bajas tasas y alta volatilidad, los activos alternativos, que se caracterizan por generar flujos estables, se convierten en una opción atractiva. Dentro de los alternativos, destacamos en este aspecto los fondos de deuda privada y renta residencial, los cuales han actuado con mucha resiliencia ante el estrés de los mercados post estallido social y pospandemia.
-¿Qué ha pasado con este mercado en el último año?
A nivel de industria, destaca una mayor democratización del acceso a los activos alternativos. Algo que en el pasado estaba principalmente destinado a inversionistas institucionales, de a poco se ha ido masificando, en la medida que disminuyen los aportes mínimos requeridos, se acortan los plazos de inversión y se dan ventanas acotadas de liquidez a los aportantes que no puedan esperar hasta el vencimiento del fondo.
Por otra parte, destaca una mayor oferta de inversiones en activos alternativos extranjeros también disponible para clientes retail. Algo que por ejemplo SURA Inversiones plasmó en su primer programa de activos alternativos lanzado en 2020, donde disponibilizó a sus clientes vehículos que invertían en deuda privada, bienes raíces y capital privado, todo en el extranjero.
-¿Cuál es el instrumento más conveniente en el escenario actual?
Nos parecen atractivos, frente a un escenario de bajas tasas y con bastante volatilidad en ellas, los alternativos que generan flujos estables en el corto plazo, como la deuda privada y la renta residencial. No obstante, es importante que esta inversión en activos ilíquidos se haga de manera diversificada. Idealmente en más de un gestor, y donde la experiencia de los equipos de inversiones es fundamental.
-¿Ha aumentado la demanda por invertir en activos alternativos?
Después del estallido social el inversionista fue en búsqueda de liquidez, comportamiento que también se vio reforzado al inicio de la pandemia, pero con el tiempo ya están más dispuestos a sacrificar liquidez por mayor retorno, que es una de las características que tienen los activos alternativos. Hoy, la renta fija está ofreciendo retornos muy bajos y con mucha volatilidad. De hecho, cuando uno mira las principales categorías de fondos de deuda local de mediano y largo plazo, estos acumulan en tres meses caídas de más de 5% (y sobre 8% para los fondos de muy largo plazo). Este poco favorable escenario de la renta fija explica que en el año 2020 observamos el inicio de operaciones de 30 fondos de deuda privada y siete nuevos en lo que va de 2021.
-¿Cuál es el plazo mínimo para invertir en activos alternativos?
El horizonte mínimo de inversión es de tres a cinco años, dependiendo del producto. Algunos tienen ventanas de liquidez, pero son casos muy particulares. La recomendación es invertir pensando en un plazo no menor a ese. Por ejemplo, este es un muy buen producto para quienes quieran hacer ahorro previsional voluntario (APV).
-¿Qué porcentaje de estos activos debería tener una cartera de inversión?
Nuestra recomendación es que los activos alternativos deberían representar en torno a un 20% de una cartera de inversión con horizonte de mediano y largo plazo, y para un perfil de riesgo moderado. Actualmente estimamos que la representatividad de los activos alternativos está subestimada en los portafolios de los clientes.
-¿Están explorando otros instrumentos dentro de este gran universo?
Al programa de activos alternativos internacionales que lanzamos en 2020, hemos agregado recientemente, en el mes de abril, un nuevo programa de activos alternativos en deuda privada local, que fue bastante exitoso. No obstante, seguimos frente a un escenario altamente cambiante y desafiante que nos obliga a buscar de manera permanente nuevos productos y alianzas que fortalezcan nuestro modelo y generen valor a los portafolios de nuestros clientes. Este es un mercado que nos interesa y del que esperamos tener novedades en los próximos meses.

SURA Inversiones se consolida en el mercado de activos alternativos

En abril, SURA Inversiones cerró su segundo programa de activos alternativos -esta vez enfocado en deuda privada local-, recaudando cerca de $ 16 mil millones en seis semanas y en el cual participaron más de 390 clientes.
Este interés por los activos alternativos no es nuevo: en 2014 la compañía lanzó su primer fondo de inversión en renta inmobiliaria y en los años sucesivos ha presentado innovadoras opciones para acceder al mercado inmobiliario, deuda privada y capital privado, a través de su AGF y también de alianzas con otras gestoras. De hecho, SURA Inversiones hoy está trabajando para lanzar dos nuevos fondos de deuda privada y renta residencial.
"Nuestro modelo de arquitectura abierta nos ha permitido ampliar nuestra oferta disponible y democratizar el acceso a activos antes reservados solo para inversionistas institucionales con altos tickets de ingreso. Hoy a través de SURA Inversiones las personas pueden invertir de manera diversificada, de la mano de reconocidas gestoras locales y globales, y con productos que ofrecen atractivos retornos en el escenario actual", explica Renzo Vercelli.

Facebook
https://www.facebook.com/InversionSURACL/
Instagram
https://www.instagram.com/inversionessuracl
Twitter
https://twitter.com/inversionsuracl
Linkedin
https://www.linkedin.com/company/inversiones-sura/

 

Lo más leído

DF Multimedia