×
Universidad de Chile

Inversiones de las AFP: la importancia de controlar la relación riesgo-retorno

El director académico del Diplomado en Administración de Riesgos de Unegocios, FEN UChile, José Luis Ruiz, subraya la importancia de no tomar un riesgo excesivo en la búsqueda de un mayor retorno. Algo que, a su juicio, es clave “a la hora de armar el valor de las pensiones”.

  • T+
  • T-
José Luis Ruiz, académico de Unegocios de la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad de Chile.

En el Chile Day 2019, realizado a mediados de septiembre en Londres, el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, anunció cambios normativos para que las AFP puedan invertir en fondos que cotizan en bolsa, comúnmente llamados ETF, por las siglas en inglés de exchange-traded fund.

Expandir las opciones que actualmente tienen las AFP para invertir es el principal objetivo, explica José Luis Ruiz, director académico del Diplomado en Administración de Riesgos de Unegocios, FEN UChile, detallando que la idea es que las inversiones se realicen en las acciones que gocen de mayor liquidez, "como los papeles de las eléctricas, empresas como SQM, bancos y básicamente todas las que están listadas en el IPSA".

El académico de Unegocios de la Facultad de Economía y Negocios (FEN), que además pertenece al Consejo Técnico de Inversiones de las AFP, acota que esto responde, además, a algo tan importante como el tamaño de los recursos que se invierten: cuando las AFP participan en el mercado de capitales necesitan que, en caso de requerir desinvertir, tengan un mercado profundo "para sacar sus recursos sin sacrificar tanto el precio".

¿Cómo cuantificar el riesgo de estas inversiones? Ruiz explica que, justamente, una de las métricas difíciles de cuantificar en la industria de los fondos de pensiones es el riesgo de las inversiones porque en su mayoría éstas son medidas a través de la desviación estándar -cuánto se dispersan los valores en torno a su promedio- y el coeficiente beta (β), que mide el grado de variabilidad de la rentabilidad de una acción respecto a la rentabilidad promedio del mercado en que se negocia.

Se trata, dice Ruiz, de herramientas tradicionalmente utilizadas en los fondos mutuos. "Las AFP tienen inversiones de largo plazo, pero operan con la misma métrica financiera y, de hecho, se les hace ese tipo de regulación, pero en estricto rigor el regulador debiera estar más enfocado en el riesgo".

-¿Con qué objetivo se debiera poner el foco en el riesgo?
-Porque al final del día lo que se busca es que, más que optimizar esta relación riesgo-retorno de corto plazo, se potencie una relación de largo plazo, enfocada en el concepto más importante que guarda relación con la calidad de las pensiones.

Planteo esto porque, justamente, se ha abierto la posibilidad de que las AFP inviertan en activos alternativos, que por lo general tienen menos liquidez y, por tanto, mayor riesgo. En ese marco, es necesario aumentar la cantidad de instrumentos y de opciones que han mostrado tener un buen retorno, ya que esto permitiría mejorar la rentabilidad, que es un concepto clave en el sistema de pensiones: 1% de mayor rentabilidad en el largo plazo, significa aproximadamente un 25% más de pensión.

-¿Por qué es importante controlar la relación riesgo-retorno?
-Es importante controlar esa relación en el sentido de no tomar un riesgo excesivo buscando un mayor retorno. Algo que, como planteé anteriormente, importa especialmente a la hora de armar el valor de las pensiones. Tampoco es deseable que se sobreexponga a un riesgo, pues podría ocurrir un evento similar al de la crisis subprime del fondo A, que cayó 40% en términos reales, destruyendo el patrimonio de quienes mantenían sus recursos ahí. Por eso se requiere que exista un adecuado balance riesgo-retorno. Y por eso también, en el Consejo Técnico de Inversiones de las AFP tratamos de buscar herramientas para incrementar esta diversificación y que pueda aumentar la rentabilidad, pero sin tener tanto riesgo.

Educación financiera y previsional

Para José Luis Ruiz, es necesario que las personas tengan mayor conocimiento financiero para que sean capaces de tomar mejores decisiones económicas, pensando en el largo plazo. En este sentido, dice, son importantes los programas que ofrecen las universidades, porque ocurre que "hoy en día hay un mal mensaje transmitido en materia de pensiones pues se le ha recalcado mucho a las personas que los fondos son de ellos, y así lo entienden".

Explica que si bien nadie debería cuestionar eso, el académico repara en que la forma en que se debiera ver a las pensiones es como un "seguro a la longevidad".

"Bajo ese concepto, la gente tendría una mirada de más largo plazo con los recursos que tiene en la AFP. Hoy esa lógica no existe", plantea.

Es en este escenario que Ruiz sostiene lo clave que es que las personas adquieran mayor conocimiento financiero y previsional.

"Estamos en una sociedad en la que no se educa sobre el ahorro, por lo que generalmente se hace sin planificación y sólo con lo que sobra del bolsillo", argumenta, subrayando que el grueso de la población no tiene el hábito del ahorro adquirido o no puede hacerlo.

"Un chileno que gana salario mínimo está obligado a ahorrar el 10% -para su pensión-, en circunstancias que necesita ese dinero para suplir sus necesidades básicas en el corto plazo".

Sin embargo, acota que si no existiera ese porcentaje de ahorro obligatorio, "la condición de pobreza que tendría al final de su horizonte sería terrible. Por eso es que se plantea un sistema obligatorio, pues de lo contrario buena parte de la población no lo haría. Con una mayor cultura de ahorro esto no ocurriría".

Con eso en cuenta, la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad de Chile estableció dos formas de acercarse a la comunidad.

"Tenemos los programas de pre y postgrado, en los que formamos a futuros profesionales que, trabajando en un ambiente corporativo, tendrán un espacio para dar cuenta del lado social y ético que brindamos a través de nuestros cursos, para que sean conscientes de que vivimos en sociedad, lo que significa preocuparse de aquel que está al lado", comenta el académico.

Por otro lado, están los diplomados, pensando en que en la actualidad se requiere que los profesionales se estén capacitando de forma continua.

"Hoy en día existen las figuras del asesor previsional, de las compañías de seguros, en bancos, que necesitan entender las mejores prácticas y tener una visión más global de la economía y las finanzas", sostiene Ruiz, añadiendo que, en ese sentido, Unegocios, de la FEN, tiene programas que cumplen ese rol.

Lo más leído