Suscríbete


Suscríbete

50%dcto

VMware

Ciberseguridad: Lo que la pandemia exigió a los diferentes sectores económicos

Con el viraje hacia el teletrabajo que viven múltiples empresas a partir de marzo de este año, se hizo de suma importancia incorporar aspectos en torno a la seguridad digital para evitar filtraciones y robo de información. Para ello, una de las soluciones que plantean desde VMware es la seguridad intrínseca.

VMware PRESENTA
VMware
  • T+
  • T-

Compartir

La actual crisis sanitaria desatada por el Covid-19 ha tenido un importante impacto en los diferentes sectores económicos del país, donde las empresas se han visto obligadas a modificar su forma de operar, aplicando nuevos servicios, integrando tecnología y generando nuevos canales de negocio para no detener sus operaciones.

Es así que la transformación digital se ha vuelto un elemento indispensable en las firmas del país, donde el uso de tecnologías 4.0 permite mayor eficiencia y nuevas oportunidades de comercio y crecimiento económico. Y a la hora de adoptar nuevas tecnologías y digitalizar los procesos, el resguardo de información confidencial de las empresas a través de sistemas de ciberseguridad es un elemento clave.
Pero no sólo el sector empresarial se ha visto desafiado en este nuevo contexto. Hace un par de semanas la noticia del acceso no autorizado a los servidores de la División de Gobierno Digital de la Secretaría General de la Presidencia desataba las alarmas por el posible robo de las claves únicas de los chilenos, una situación que puso de manifiesto la importancia de la ciberseguridad en los organismos del Estado y las diferentes organizaciones, especialmente en tiempos como el actual.
Andres Roepke, country manager de VMware Chile, Perú y Bolivia, observa que con el impulso del teletrabajo tras la pandemia se han abierto nuevos puntos de ataque para el robo de información, lo que ha generado desafíos para la industria de ciberseguridad del país. "Antes era más fácil proteger el entorno dentro de la oficina. Ahora, con el teletrabajo, se accede a los servicios desde afuera, entonces la brecha de seguridad se debe controlar desde distintos lugares que deben ser seguros en todo momento", explica.
Para eso, el ejecutivo considera que existen muchos síntomas y, a la vez, muchas soluciones. "Lo que está pasando con la industria de seguridad es que, por ejemplo, hay un sinnúmero de jugadores no hablan entre sí, manteniendo esta vital información en silos. Entonces, la información que se necesita para atacar los problemas o brechas de seguridad no fluye. Es aquí donde creemos que debe estar el cambio", analiza.
¿Cuál podría ser la solución? Seguridad intrínseca, plantea Roepke, es decir, resguardos que vengan desde la creación de una aplicación y no administrar soluciones al momento en que se presenta el problema. A esto se suma el que las herramientas que enfrentan los desafíos no sean de un asunto en específico, sino que puedan entregar una visión macro del problema, pues con el impulso del teletrabajo "la utilización de recursos está en la nube, datacenters del cliente, celular del usuario y computador", lo que conlleva más lugares que proteger.

Integración es clave
Una buena práctica inicial, añade, es que desde un principio las diferentes aplicaciones que una firma necesite se puedan ejecutar en múltiples lugares de forma segura, es decir, "si se mueve al cloud, las políticas de seguridad de la compañía también debiesen moverse hacia ese lugar". Si eso no pasa, se generan brechas de seguridad que pueden terminar en robo de información y ciberataques.
Dicho lo anterior, el ejecutivo recalca que su compañía trabaja en optimizar la transición para aquellas organizaciones que quieran transformarse en empresas digitales y, así, ofrecer mejores experiencias a clientes y a sus mismos colaboradores. Uno de los productos que destaca Roepke es Workspace One, que combina el control de acceso condicional de confianza cero -es decir, limitar el acceso a los recursos mediante procedimientos estrictos de verificación de identidad y dispositivos- con una gestión moderna, para ayudar a los departamentos de TI de las organizaciones a proteger el área digital de los usuarios, aplicaciones y terminales. También está NSX, "que sirve para evaluar la seguridad y visibilidad en las redes, punto importante porque es necesario tener trazabilidad del problema", acota.
Roepke detalla que estas soluciones pueden coexistir con las políticas de seguridad de todos los cloud provider, tanto los grandes como los locales. "Lo que hace VMware es poder correr la misma aplicación en los datacenter o cloud, sin ningún tipo de modificación a sus políticas de seguridad, porque es lo mismo, corren de forma homologada y nativa en los dos lugares", explica, agregando que, a su vez, la firma se integra bien con otras compañías, pues "no pretendemos ser expertos en todo y no se trata de botar todo lo que el cliente tenía antes y partir de cero, sino que si ya trabajan con una marca, nosotros nos integramos y viceversa".
Hacia el futuro, Roepke considera que ninguna empresa "se puede dar el lujo" de dejar la tecnología fuera y, en ese sentido, la pandemia aceleró la transformación digital que se proyectaba para el mediano y largo plazo, lo que también ha traído ciertos beneficios de crecimiento exponencial para VMware, pues ha aumentado la preocupación por parte de las compañías en eliminar los silos de seguridad. "Muchas empresas del país ya contaban con nuestros servicios, en este período crecimos sobre la base tecnológica que ya teníamos", observa, acotando que para el corto y mediano plazo sólo esperan crecimiento en sus ventas.

 

 

Lo más leído