Cultura

Así será el futuro Centro Antártico Internacional en Punta Arenas

Hace pocos días se dio luz verde a la construcción del CAI en Punta Arenas. Se trata de un imponente edificio que mira al Estrecho de Magallanes y que funcionará como laboratorio de investigación, plataforma logística, museo interactivo y centro de eventos regional.

Por: Sofía García-Huidobro | Publicado: Viernes 10 de septiembre de 2021 a las 14:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

“Se trata de consolidar a Chile como puerta de entrada a la Antártica”, así define el arquitecto Cristóbal Tirado la misión del futuro Centro Antártico Internacional (CAI).

Junto a Alberto Moletto, Sebastián Hernández y Danilo Lagos, conforman el equipo de arquitectos que en 2017 ganó el concurso convocado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), para la construcción del edificio de más de 20 mil metros cuadrados en la ciudad de Punta Arenas.

En sus cinco pisos, la iniciativa, mandatada por el Gobierno Regional de Magallanes y la Antártica Chilena, y con la asesoría técnica de la Dirección de Arquitectura del MOP, y con la participación del Instituto Nacional Antártico Chileno (Inach) y la Universidad de Magallanes (Umag), albergará un museo interactivo con un bosque antártico con tres zonas climáticas distintas, un acuario con especies antárticas y subantárticas, una sala acondicionada a -15° que reproduce la experiencia antártica, un auditorio para 600 personas, una sala de proyección inmersiva 360°, oficinas administrativas, y finalmente los laboratorios de investigación de ciencia antártica, ubicados en el quinto piso.

Imagen foto_00000002

A mediados de agosto el Ministerio de Desarrollo Social aprobó la rentabilidad social del proyecto, por lo que ahora arranca el proceso para obtener financiamiento público a través de fondos ministeriales, el Gobierno Regional, e incluso de entidades científicas extranjeras.

Desde el MOP aseguran que en febrero de 2022 se publicarán las bases de licitación para su construcción, por lo que probablemente la obra no comience hasta finales del próximo año o comienzos del 2023 y la inversión inicial será de $ 70 mil millones.

El Tratado Antártico, firmado en 1959 en Washington, actualmente cuenta con 52 naciones parte. Cristóbal Tirado explica que de este total, 22 países viajan a la Antártica desde Chile, siendo Punta Arenas el principal punto de tránsito por su localización geográfica. Considerando esos datos es que el CAI se concibe como un centro internacional que proporcione mayor posicionamiento científico y turístico a la zona.

El edificio del CAI se sitúa en Punta Arenosa, extremo norponiente de la ciudad, cerca de su aeropuerto y puertos. “Punta Arenosa o Sandy Point, es el lugar que le dio el nombre a Punta Arenas. Y me parece bonito que este centro se construya en el mismo lugar de su origen”, señala el arquitecto a cargo.

Tirado describe en detalle el programa del edificio cuya base de hormigón, con bóvedas que simulan el efecto del viento y el tiempo sobre el hielo, sostiene luego una estructura más liviana, dándole el aspecto de iceberg o embarcación.

Imagen foto_00000004

El museo interactivo incluye un bosque milenario con especies vivas de flora que existieron previo al congelamiento del continente antártico, para lo cual el Inach ya ha iniciado la recolección de especies, incluso algunas provenientes de Nueva Zelandia y Sudáfrica, que se remontan al supercontinente Pangea, que existió al final de la era Paleozoica, cuando estos territorios aun constituían una masa unida.

El arquitecto enfatiza que en el CAI se investigará y enseñará sobre la Antártica a las nuevas generaciones y a los visitantes en general, porque, señala, muchos asumen que el continente blanco fue siempre un bloque de hielo, pero lo cierto es que bajo la nieve hay tierra, y hace siglos atrás hubo flora y fauna.

El acuario compartirá el mismo espíritu educativo, mostrando a especies antárticas y subantárticas. “Se trata de especies más tenues y translúcidas, sin muchos colores, que corresponden a aguas de bajas temperaturas y poca luz. Distintos a los seres que solemos observar en otros acuarios. Muestra que se inicia con el krill como cadena trófica”, dice Tirado.

Imagen foto_00000001

Nudibranquios, arañas marinas, pez hielo austral, bosque de macroalgas y esponjas gigantes, destacan entre ellas. La sala de proyección 360° funcionará como un moderno planetario, pero en lugar de proyectar astros, proporcionará diferentes experiencias inmersivas como una tormenta de viento antártico.

Y en la sección de experiencia antártica los visitantes serán provistos de indumentaria especial para entrar en la sala -15° a simular la vivencia más austral.

Además de todas las instancias abiertas al público, que incluyen una cafetería, entre otras instalaciones, el quinto piso estará dedicado al desarrollo de investigación científica antártica.

Ahí distintos países podrán compartir espacio, generando un polo de cooperación regional e internacional. Dentro del terreno del CAI, que abarca un total de 3,3 hectáreas, también hay un área logística destinada a albergar equipos y embarcaciones que transiten desde el Estrecho de Magallanes al continente antártico.

El auditorio y los espacios de estacionamiento se suman como lugares que podrán destinarse a la divulgación científica o ser utilizados para otro tipo de eventos: seminarios de empresas, congresos o ferias de productos locales.

El edificio, afirma uno de sus arquitectos, se transforma en un centro regional con múltiples programas. “La proyección es que toda persona que pise Punta Arenas prolongue su estadía al menos una noche más, con el incentivo de visitar el CAI, generando más ingresos para la ciudad en términos de turismo, hotelería y gastronomía”, confirma Cristóbal.

Imagen foto_00000005

Comenta que apenas se inicie la construcción, pretenden programar visitas de obra quincenales en conjunto con sus socios arquitectos. No sólo ellos, también varios de los especialistas que estuvieron involucrados en el proyecto desde distintos ámbitos: estructuras, paisajismo, acuarios, museografía, e iluminación, entre otros.

Esperan poder cumplir el sueño de conocer la Antártica. Una vez estuvieron cerca de ir, cuenta. Tenían vuelo de ida, pero debían volver en barco, lo cual prolongaba la estadía a más de un mes, con fecha de retorno incierta, según las condiciones climáticas.

Tirado afirma que este proyecto significó un trabajo de investigación apoyado por el Inach. “Hay documentos que hablan de los “antarticanos”. Y te cuentan una historia de unidad que te pone la piel de gallina”, dice.

Arquitectos: Alberto Moletto / Cristóbal Tirado / Sebastián Hernández

Colaboradores: Sebastián Fache / José Acosta / Juan Samaniego / Pablo Del Río / Alberto Contreras / Sebastián Paredes / Bettina Kagelmacher

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Multimedia