DF Constitucional

El tablero de poder en el arranque de la carrera por la convención

El lunes vence el plazo para inscribir candidaturas para el órgano constituyente. Entre el plebiscito del 25 de octubre y hoy, se ha rebarajado la política chilena en un año donde se renovarán por completo las autoridades. Así parte 2021, un año decisivo.

Por: Rocío Montes | Publicado: Viernes 8 de enero de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

1 Las listas tienen importancia por la Constitución, por cierto, pero también por lo que viene. Lo que está terminando de amarrar el mundo político para la convención se proyecta a la parlamentaria, en lo inmediato. Puede no reproducirse, pero se estima que serán acuerdos globales. Hay quienes aseguran que la definición constituyente podría prefigurar las coaliciones de los próximos ocho años (es decir, al menos un par de períodos presidenciales).

2La oposición llegaría dividida a la inscripción de las listas para la convención, mientras que el oficialismo parece lograr la unidad, aunque los broches finales los veremos recién el lunes. Habría resultado cierta la apuesta del propio Gobierno: aunque el sector estaba dividido en “Apruebo” y “Rechazo”, el Ejecutivo apostó a la prescindencia y a que el bloque se ordenaría en modo electoral el día después del referéndum. Desde el 25 de octubre a la fecha, la oposición no ha sabido capitalizar como esperaba el amplio margen con que ganó la opción de los que estaban por reemplazar la Constitución, al menos a juzgar por las múltiples listas con que van a encarar el período que viene. Chile Vamos, en tanto, pese a sus clásicas guerras intestinas, conseguiría aglutinarse, con lo que podría incluso cumplirse el peor de los temores de la oposición: que el oficialismo pueda tener una sobrerrepresentación en el órgano que redacte la nueva carta magna y la oposición, a su vez, quede subrepresentada. Para la derecha existe un solo objetivo: asegurar el tercio en la convención.

3No está clara la forma en que termine la negociación en la derecha con el Partido Republicano, luego de que Evópoli se negara a pactar cupos con el partido de José Antonio Kast. Pero, de concretarse la incorporación, uno de los coletazos de la unión de la derecha sería la posibilidad de que Kast, finalmente, entre a las primarias presidenciales del oficialismo, del 4 de julio. Sería una buena noticia para el sector, considerando que el abogado en 2017 llegó a la primera vuelta, cuando obtuvo el 7,93% de la votación. Sus declaraciones y las de los líderes de Chile Vamos de los últimos días hacen pensar que se avanza en esta dirección.

4La oposición ha tenido logros importantes desde el plebiscito hasta la fecha, como la aprobación del segundo retiro del 10% de las pensiones en el Congreso. Internamente, sin embargo, el eje FA-PC y el bloque DC-PPD-PR-PS-PRO-Ciudadanos han estado sacándose los ojos. No se espera que la situación cambie con miras al resto de 2021: para diferenciarse, con probabilidad sus respectivos candidatos seguirán enfrentándose, lo que favorecerá a la lista que va unida.

5Desde el 25 de octubre, el Frente Amplio ha sido la fuerza que ha enfrentado un escenario de mayor adversidad, en diferentes sentidos. Se ha empezado a cortar en pedazos –con la salida de alguna de sus figuras y partidos–, lo que no ha removido especialmente el panorama político. Efectivamente, el conglomerado de partidos y movimientos no tiene una candidatura presidencial, pero no está necesariamente en este punto su dificultad, sino en la falta de liderazgos. El Frente Amplio ha sido parte de la consolidación de un polo de izquierda clásico, liderado indiscutiblemente por el PC.

6La elección de candidatos a la convención, cuya inscripción finaliza el lunes, adelanta la correlación de fuerzas en la oposición de izquierda: por primera vez el PC tiene un candidato presidencial que lidera ­–el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue–, lo que debería traducirse en votos para los candidatos de este conglomerado. En 2017, bajo la influencia de la candidata Beatriz Sánchez (20%), el Frente Amplio obtuvo el alrededor del 15%, que se explica por la buena votación de figuras como Giorgio Jackson o Vlado Mirosevic, que permitieron elegir a otros con el 1% o 2%. El porcentaje de Sánchez es el mismo que hoy estaría con el alcalde Jadue para la presidencial 2021 y su ayuda favorecería a los comunistas no solo en la constituyente, sino en las otras elecciones que se celebrarán en los próximos meses.

7Los sectores políticos necesitan liderazgos presenciales fuertes, no solo por la misma carrera a La Moneda, sino por la necesidad de que irradien su liderazgo al resto de los eventos electorales de 2021. La ex Concertación y centroizquierda hace algunas semanas arriesgaba un cambio de hegemonía en la oposición y que el candidato moderado del sector llegara tercero a la presidencial. Es a lo que apunta la apuesta por la candidatura de la socialista Paula Narváez, la ex ministra de Michelle Bachelet: una figura presidencial que simbólicamente vaya adquiriendo cuerpo. En un escenario donde se observa un desplazamiento a la izquierda del electorado, al resto de partidos de este sector de la oposición les resultará complejo resistirse a una carta apoyada por la expresidenta, que sigue siendo el principal liderazgo de este mundo. El silencio de Narvéz, que resulta extraño, se explicaría por la necesidad de ordenar la interna PS, que será el primer peldaño para conquistar al resto.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Multimedia