Tecno

Capacitación en línea, un impulso para la inclusión digital

Por Leonardo Cerda, gerente de Asuntos Corporativos de Claro

  • T+
  • T-

Compartir

La pandemia ha acelerado el trayecto hacia un mundo en donde la conectividad y las herramientas virtuales se han vuelto fundamentales para desarrollar nuestro día a día. En este tiempo, el teletrabajo se ha vuelto esencial y actividades que veíamos lejanas, como la telemedicina, han cobrado mayor fuerza. También hemos visto cómo las capacitaciones remotas se han transformado en una práctica en alza, que se podría convertir en una de las llaves para promover la inclusión digital en Chile. 

A través de nuestra plataforma de aprendizaje capacitateparaelempleo.org, en Claro Chile hemos observado un incremento significativo en el número de personas que se han inscrito para tomar cursos en línea, con más de 140 mil desde marzo a la fecha. La clave es que, a través de plataformas y clases
online, la tecnología ha tomado un rol clave en la democratización del conocimiento, ofreciendo una amplia carta educativa a sólo algunos clicks de distancia. Estamos frente a una herramienta accesible que permite un mundo de oportunidades de conocimiento.

Los usuarios de la tecnología también se han dado cuenta de esto. De hecho, destacan las mujeres, quienes, si bien han liderado las cifras de desempleo en esta crisis, también encabezan las de telecapacitación: este año, se unieron a capacitateparaelempleo.org más de 138 mil usuarias.

El inmenso valor de estas herramientas en el contexto actual es que, en un mundo cada vez más digitalizado que se prepara para la llegada del 5G, la inteligencia artificial, el Big Data y más, quienes no logren sumarse a la aceleración digital se enfrentarán a mayores dificultades a la hora de liderar un negocio, encontrar un empleo o realizar trámites, actividades que hasta ahora eran mayoritariamente presenciales.

Además del fácil acceso, y más allá de las condiciones sanitarias actuales, los beneficios de capacitarse de forma virtual son múltiples y van a permitir que esta modalidad se masifique aún más una vez superada la pandemia. Las capacitaciones remotas permiten disminuir los desplazamientos, acceder a cursos o materias a los que probablemente sería muy difícil de forma presencial, entregan flexibilidad y, por lo tanto, compatibilidad con la vida laboral y personal.

Que cada vez más personas se estén capacitando de forma remota nos entrega un escenario alentador, que reafirma nuestro compromiso con la inclusión digital, ya que nos demuestra que no sólo estamos en mundo hiperconectado y a la vanguardia, sino que estamos además construyendo uno donde la tecnología se presenta como un aliado ante la crisis.

Lo más leído

DF Multimedia