Tecno

¿Crisis? La gran oportunidad para la innovación digital

Por: Felipe Gómez, director de Desarrollo de Claro Chile

  • T+
  • T-

Compartir

Siempre sospechamos que la tecnología debía ser una herramienta fundamental para nuestro trabajo, para aprender, comunicarnos, entretenernos y facilitar compras o trámites. Sin embargo, a consecuencia de la pandemia, hemos podido vivirlo -―como en un laboratorio-― en primera persona. Se trata de una oportunidad para avanzar hacia un siguiente nivel, donde comprendamos que una cultura digital basada en la innovación debe trascender a cualquier reto futuro, siendo capaz de ayudarnos a ser más productivos, a la vez que impulse mejoras en nuestra calidad de vida.

En el Día Nacional de la Ciencia, la Tecnología, el Conocimiento y la Innovación es pertinente abordar el rol que tendrá la tecnología más allá de los recursos de uso cotidiano, y diseñar una ruta de trabajo que abra las puertas a la investigación y la innovación. A pesar de que tanto desde el mundo público como del sector privado existen distintas iniciativas orientadas a fomentar nuevos proyectos en estas materias, es necesario instalarlas como un motor para el desarrollo económico y social. De hecho, nuestro país ya avanza en esa línea: recientemente obtuvo el primer puesto en el ranking latinoamericano Global Innovation Index. Sin embargo, lo más importante es que nuestros niños, adultos y personas mayores entiendan y se enamoren de las posibilidades que éstas nos ofrecen. 

Una mayor inversión, apalancada en alianzas público-privadas y políticas públicas focalizadas serán clave para avanzar en forma decidida. Si hasta ahora sabíamos que las organizaciones tenían que ir hacia la digitalización e incorporar elementos como escritorios y catálogos virtuales y automatizar procesos, a partir de la pandemia esto se ha vuelto indispensable. Pero también es imprescindible realizar esa transformación de forma rigurosa, inyectando los recursos necesarios para hacer un diagnóstico adecuado e implementar planes con una mirada estratégica que consideren todas las tecnologías disponibles, como Big Data, Machine Learning o IoT. 

Equivocarse es parte de innovar. Lo importante es hacerlo rápido e incorporar el aprendizaje de manera de seguir avanzando. No habrá un momento más oportuno que éste para rescatar el valor de la innovación e impulsar la colaboración. Aunque la crisis económica se ha hecho presente a nivel mundial, siempre es posible habilitar espacios para las ideas, aprovechar el impulso de las nuevas generaciones y la democratización de las soluciones digitales. Con los liderazgos adecuados, ágiles y flexibles, será posible salir de la zona de confort y progresar en una verdadera transformación digital. Es una oportunidad que no podemos dejar pasar.

Lo más leído

DF Multimedia