Tecno

Tecnología y colaboración: claves para el desarrollo regional

por Francisco Guzmán, Director de Claro empresas

  • T+
  • T-

Compartir

En el actual contexto de pandemia y crisis económica, la transformación digital se ha vuelto un camino casi obligado para empresas de distintos rubros y tamaños, que buscan alternativas para dar continuidad a su operación o, derechamente, dar un giro a su negocio. En este proceso no sólo se ha registrado un aumento en tendencias como el e-commerce o el trabajo a distancia, sino que ha quedado de manifiesto que las alianzas y la colaboración son esenciales de cara a los desafíos país que enfrentamos, favoreciendo la competitividad e impulsando nuevos negocios. 

Este cambio a una mirada de desarrollo más holística, además de empujar a las PYME hacia una cultura digital, podría contribuir a reforzar la integración y aportar al debate sobre el desarrollo territorial. Entendemos que avanzar en una línea clara hacia la descentralización es una necesidad clave, por lo que generar nuevas confianzas es también muy relevante. 

Para abordar este desafío y realizar un adecuado acompañamiento a los empresarios y emprendedores es indispensable generar un entorno en que predominen las alianzas entre el mundo privado, el sector público y la sociedad civil, que permita orientar a los emprendedores y empresarios en esta transición con miras a generar más y mejores redes de colaboración, que sirvan tanto para atravesar este momento complejo como para pensar estrategias futuras. 

Esta es una mirada que, paulatinamente, hemos hecho propia como compañía. Por eso entre mayo y agosto, junto a la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), realizamos una serie de conversatorios orientados a poner sobre la mesa los aprendizajes y oportunidades que trajo la pandemia para las distintas industrias del país. El ciclo contó con el apoyo de gremios industriales de la zona norte, centro y sur del país, y entregó a los participantes una visión sobre cómo integrar la tecnología y el liderazgo al desarrollo de los negocios.

La unión de esos tres mundos –privado, público y sociedad civil– busca aportar al despegue de las economías locales. Sin embargo, todavía quedan desafíos pendientes.

Una vez que superemos la pandemia y disminuya la incertidumbre, la acelerada transformación digital que se ha dado en este año continuará ampliando su alcance, eliminando barreras físicas y socioeconómicas. Por ahora, ya vemos que se han derribado mitos y se han reducido brechas, instalando nuevas capacidades y generando, incluso, nuevas oportunidades.

Esperamos que sea un cambio concreto, promovido a nivel transversal y, por consecuencia, un camino hacia un mejor futuro para miles de emprendedores chilenos.

Lo más leído

DF Multimedia