Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store

Descargar la aplicación Papel Digital

Android appGoogle Play Available on the App Store
Domingo 4 de Diciembre, 2016

Diario Financiero

  • Dólar US
  • Peso Arg.
  • Yen Jap.
  • Petr. Brent
  • Plata
  • Gas Natural
  • Bovespa
  • FTSE
  • UF Hoy
  • IPC
  • IMACEC
  • Euro
  • Real Bras.
  • Cobre
  • Petr. WTI
  • Oro
  • IPSA
  • IBEX
  • Nikkei
  • Dólar Obs.
  • UTM
  • IVP
Volver a noticia original

Actualidad

28/11/2016

¿Cómo se imagina el futuro de Cuba sin Fidel?

Economistas, empresarios y políticos delinean los caminos que el país caribeño podría seguir. Como lo es todo en torno a Cuba por estos días, las diferencias de opinión son evidentes.

  • ¿Cómo se imagina el futuro de Cuba sin Fidel?

    De blanco y negro parecieran ser las miradas sobre el rumbo de Cuba. Que nada cambiará o poco –dada la transición ya iniciada- hasta que se pavimentarán los caminos para la democracia y la apertura, especialmente económica, reflejan los puntos de vista que pululan entre los actores chilenos, ya sea economistas, empresarios y políticos. Diario Financiero reunió esas visiones, que por sobre todo dan cuenta de los mejores deseos para la población de la isla y su porvenir.

    Economistas: Más apertura comercial

    Vittorio Corbo, ex presidente del Banco Central:
    "Gradualmente, Cuba va a comenzar a transitar desde el capitalismo de Estado y la planificación central a un capitalismo de mercado para así poder comenzar a avanzar en mejorar el bienestar de su población. Esto pasa por un avance en paralelo en aumentar las libertades individuales".

    Carlos Massad, ex presidente del Banco Central:
    "Me parece que, en Cuba, la muerte de Fidel no cambiará nada. Todo depende ahora de los Estados Unidos y la política exterior que lleve adelante Donald Trump".

    Manuel Agosin, decano de la Facultad de Economía y Negocios de la U. de Chile:
    "No creo que la muerte de Fidel Castro acelere los cambios a nivel económico y político en Cuba. Hay que recordar que llevaba casi 10 años fuera del poder. Cuba se abrirá a una mayor apertura comercial y democrática, pero a un ritmo lento y pausado. Más que la muerte de Fidel Castro, el principal factor que determinará la rapidez o la lentitud de la transición será la relación de Cuba con el nuevo presidente de Estados Unidos, de quien se tienen dudas sobre qué tan amistoso será con la isla".

    Bernardo Fontaine, economista y director de empresas:
    "Me imagino una Cuba a la que no le quedará más opción que abrirse hacia el libre mercado y hacia una mayor democratización. Esa será una segunda revolución que será relativamente rápida, considerando la avanzada edad de los líderes del régimen"

    José Ramón Valente, director ejecutivo de Econsult:
    "Hay una gran incertidumbre respecto de cuál será el futuro de la isla. Se abren grandes signos de interrogación respecto a su relación con otros países y cuáles serán las reivindicaciones de los cubanos exiliados, a quienes se les expropiaron sus bienes y que perfectamente podrían reclamar indemnizaciones"

    "Es probable que haya una mayor apertura económica y democrática, pero hay muchas dudas respecto a qué tan ordenado será el proceso. ¿Será una transición ordenada como la chilena? ¿O una transición desordenada como en Libia o en varios países del Medio Oriente?".

    Alejandro Fernández Beros, socio de Gemines:
    "Una posibilidad es que no pase nada respecto de un escenario con Fidel vivo, pero era tal su poder y su influencia, que es difícil que ese sea el caso. Lo más probable es que haya alguna mayor velocidad en los cambios económicos pero, por sobre todo, políticos, una vez que se inicie la lucha por el poder cuando Raúl entregue el poder, supuestamente en 2018, de acuerdo a sus propias declaraciones. Los intereses creados son muy significativos, de manera que la resistencia al cambio será muy grande, pero seguramente irreversible. En definitiva, la muerte de Fidel debería implicar la desaparición de un obstáculo para que se produzca una aceleración en el proceso de reformas. La actitud que asuma Estados Unidos será clave en esto".

    Políticos: La transición continuará

    Osvaldo Andrade, presidente de la Cámara de Diputados:
    "La transición en Cuba ya empezó hace rato. El traspaso del mando de Fidel a Raúl es parte de eso. Yo creo que se hizo cierta la frase que dijo Fidel de que iban a existir conversaciones entre Estados Unidos y Cuba cuando hubiese un presidente negro y un papa latinoamericano, en eso se adelantó a los tiempos.

    "Ahora, en Cuba existe una tensión evidentemente entre cómo se avanza hacia mecanismos de mercado y, al mismo tiempo, se preservan los elementos básicos de la revolución cubana".

    "Yo creo que ha eso se le da demasiada importancia. Digamos que Fidel hace rato que ya no estaba en la nomenclatura del poder y ese es un dato de la realidad. Pero es una figura mítica, Fidel es un inspirador. Y un inspirador no es Cuba, sino en América y en los países del tercer mundo, desde ese punto de vista su importancia simbólica es tremenda y va a seguir siendolo, no creo que su desaparición física afecte mucho aquello, pero no cabe duda que en el caso cubano hay un proceso de transición que se acelera. No olvide usted, además, que el propio Raúl señaló que en 2018 él ya dejaba su autoridad, si poder. Entonces, hay evidentemente un proceso de cambio en materia de autoridades, institucional, que está en curso".

    Andrés Velasco, ex ministro de Hacienda y fundador de Ciudadanos:
    "Me imagino a una Cuba post-Fidel transitando hacia la democracia y hacia una economía mixta y moderna. Pero también temo presiones populistas de izquierda y de derecha que podrían llevar a una regresión autoritaria. Ojalá que los cubanos elijan el primer camino, y que el dictador Raúl Castro les permita tomarlo".

    Sebastián Sichel, Ciudadanos y presidente de Plural:
    "Espero que sirva para que los progresistas de papel dejen de creer qué hay vías no democráticas para alcanzar la justicia social en Cuba y en el mundo".

    Felipe Kast, Evópoli:
    "Después de Fidel, se abre un nuevo ciclo en la isla y la pregunta es si la represión, que hoy día controla Raúl Castro, va a terminar o si es que va a ocupar cualquier método para perpetuarse en el poder. Yo me imagino que la presión ciudadana va a ser muy grande para que, finalmente, vuelva la democracia y la libertad de opinión, la libertad de prensa, la libertad de organización. Todo eso está por verse, pero me imagino que la presión ciudadana, política e internacional va a ser muy grande para que los cambios comiencen a ocurrir muy pronto".

    Ernesto Velasco, presidente del Partido Radical:
    "Fidel Castro, más allá de la controversia de su figura, es un líder del siglo XX, y con su muerte termina una época marcada por la guerra fría y su influencia ideológica en la izquierda de Latinoamérica.
    Lo que viene para Cuba, debería ser insertarse en un mundo global, apertura política y avanzar en procesos de democratización, y defender en lo social su modelo".

    Ricardo Solari, ex ministro de Estado:
    "Estuve en Cuba en septiembre, después de muchos años. El país seguía viviendo en su impresionante ambivalencia: unas dramáticas restricciones económicas y de libertades, pero al mismo siendo una sociedad viva, llena de energías y esperanzas. La visita de Obama y la ampliación de los vínculos con EEUU empezaban a iluminar una nueva realidad. Lo de Trump es una incógnita. Raúl tiene tomada muy fuerte la jefatura, pero igual es un hombre mayor. La economía cubana está muy frágil y la crisis venezolana ha profundizado las dificultades.

    Pero la verdad, como dijo el gran escritor cubano Leonardo Padura, en Puerto de Ideas la semana pasada: sobre El futuro de Cuba no sabemos demasiado. Y habitualmente las predicciones han sido flagrantemente equivocadas".

    Gonzalo Duarte, DC:
    "Cuba no tiene otra alternativa que no sea continuar el camino que ya inició de apertura política e integración económica al mundo.
    La muerte de Fidel Castro posibilita aumentar la velocidad del proceso iniciado por él en vida, bajo la conducción de su hermano Raúl Castro".

    Sergio Espejo, DC:
    "Cuba enfrenta una transición incierta. La resistencia del régimen a democratizar y la falta de transparencia y control sobre la apertura económica son el caldo de cultivo perfecto para la corrupción y las conductas rentistas. Cuba tiene una enorme oportunidad, es de esperar que la muerte De Castro vaya acompañada de la decisión política de instalar un régimen de libertades efectivas en el cual puedan desarrollarse de la mano la ciudadanía y la calidad de vida que los cubanos merecen.

    Laura Albornoz, DC:
    "Tengo absoluta confianza de que el pueblo cubano va a seguir transitando el camino que lo lleve a un mayor bienestar!

    Analistas: ¿Qué pasará con la dinastía de los Castro?

    Aldo Cassinelli, director ejecutivo del Instituto Libertad:
    "Respecto a su futuro, este se prevé complejo respecto de la manutención de un pasado complejo y un porvenir asociado a su principal enemigo político. En lo político será inevitable la apertura más allá de la dinastía castrista hoy en el poder y, por tanto, los negociaciones que desde ya deben estar iniciando la disidencia al régimen con sus partidarios unos para abrir espacios y otros para asegurar su futuro político e incluso evitar ser juzgado.
    En lo económico, la cercanía con EEUU los pone en una inmejorable posición de cara a lo que se viene y, por cierto, los más de dos millones de exiliados sin una fuente potencial de desarrollo, no sólo porque son la segunda mayor entrada de divisas del paso sino por ser el vínculo rápido con países y fundamentalmente tecnologías que hoy en la isla no existen, posibilitando un rápido proceso de adaptación al mundo".

     

    Comentarios

    Para comentar debes ingresar a DF.cl

    Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

    ¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

  • comments powered by Disqus