×
Actualidad

Ernesto Silva: "La oposición olvida el país que quedó después de las reformas que impulsó”

A pesar de la distancia por estar como investigador en la Universidad de Stanford, el exdiputado no se despega de la actualidad nacional.

Por: Rodolfo Carrasco | Publicado: Viernes 9 de noviembre de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

El extimonel de la UDI, Ernesto Silva, desde Estados Unidos, donde se encuentra como investigador en The Hoover Institution (Centro de Estudios de la Universidad de Stanford), analiza la tramitación legislativa de la reforma tributaria y lo que se viene para la de pensiones. Junto con esto anticipa su posición en la elección de la nueva directiva de su partido.

Imagen foto_00000001

-¿Cómo ha visto el debate sobre el proyecto de modernización tributaria?

-Ha sido una discusión que se ha centrado mucho en los instrumentos y ha olvidado el punto central, que es que es una reforma para ayudar a impulsar la economía, la creación de riqueza, de valor y, por lo tanto, el bienestar de la mayoría de los chilenos. Si ese fuera el centro de la discusión, los instrumentos después se podrían discutir y mejorar. Y me llama la atención ver una oposición que olvida la situación en que quedó el país después de su gestión gubernamental y después de las reformas que impulsó. En ese sentido, cuando uno mira el debate, cuesta ver a la oposición entrar en temas reales, que es cómo recuperamos la capacidad de crecer, apoyados en una reforma como puede ser esta modernización tributaria.

-¿Es una modernización o una reforma estructural?

-Considero que esta es una reforma, y buena. Cuando el gobierno utiliza el concepto de modernización, pienso que busca tratar de decir que no se parte de cero, ni decir que se quiere acabar con lo anterior, que fue la cultura tan negativa que se instaló durante el segundo gobierno de la presidenta Bachelet, donde se pretendía olvidar todo lo existente para instalar todo lo nuevo. Con eso se perdió mucho de lo que se había hecho y generaron reformas que tuvieron poca calidad y un impacto, en muchos casos, negativo. Cuando uno mira la magnitud de los cambios -porque acá se ha centrado mucho el debate en la integración pero ese es sólo un aspecto-, como la certeza jurídica, las nuevas causas de recaudación, el rol de impuestos internos, entre otros aspectos; me parece una reforma positiva que va a contribuir, en la mayor parte de su contenido, a que Chile retome su capacidad de dar certeza a los contribuyentes, poner los incentivos correctos y facilitar la creación de riqueza, recaudando de forma adecuada.

-¿Cómo evalúa la defensa que ha realizado Chile Vamos y la UDI del proyecto?

-En el caso de la UDI, queríamos que este proyecto incorporara una rebaja al impuesto corporativo. Eso habría generado un incentivo adicional a la creación de riqueza, de valor y de mayor recuperación económica. Sin embargo, el gobierno tomó una decisión y ya dio los argumentos para hacerlo. Lo que corresponde es defender con fuerza este proyecto, que en su conjunto es muy bueno. Porque, como he señalado, da mayor certeza jurídica, estimula el crecimiento, e incentiva a que las empresas puedan ahorrar e invertir. A veces me parece como si las autoridades del gobierno interior olvidaran las reformas que condujeron. Me parece que analizaron esta reforma sin tener el contexto de lo que fueron las medidas impulsadas en su propio gobierno. Con una falta de autocrítica en el análisis sorprendente. Lo que hicieron, en términos de gestión económica en el gobierno anterior, exige que hoy se hagan cargo y sean parte de la solución en vez de un problema más.

-Hacienda dijo que la posibilidad de reducir el impuesto corporativo no está descartada. ¿Ve la posibilidad de abrir esa alternativa?

-Me habría gustado que el gobierno presentara al Congreso la reforma incorporando la rebaja al impuesto corporativo, de manera tal de explicarle al país lo central que podría ser rebajar esos impuestos para lograr mayor competitividad, impulso e innovación. Eso ya no se hizo. No creo que sea ahora el momento de plantear este punto, sino más bien construir un acuerdo sobre aquello que se ha propuesto.

-¿Cómo analiza la relación entre el gobierno y la oposición?

-Veo un gobierno que ha tenido una capacidad muy positiva, que es sintonizar muy bien con las inquietudes mayoritarias de la ciudadanía. A la oposición la he visto perdida y fragmentada.

Eso ha permitido que el gobierno pueda avanzar. Pero para el país es necesario tener una oposición que presente una propuesta de futuro, y hoy no veo, ni en la Nueva Mayoría ni el Frente Amplio, una alternativa democrática, con propuestas que aborden los temas de fondo de manera sustentable y no en base a populismos o efectismos.

-¿Qué le parece la reforma de pensiones?

-El avance de financiar un aumento del Pilar Solidario debe ir en primer lugar. En segundo lugar, un incremento en las cotizaciones, en este caso financiadas por empleados. Y tres, el respeto a la propiedad de las personas sobre sus cotizaciones, y que puedan elegir dónde quieren que sean administrados esos fondos adicionales, me parece muy positivo. Este es un avance, y uno que no se había hecho en periodos anteriores. Han pasado muchos años sin que hubiera una reforma sólida que permitiera avanzar, y creo que esta lo logra. Ahora bien, creo que, de la mano de la reforma previsional, se necesita acelerar mucho más rápido en las reformas al mercado laboral, porque tengo la convicción que el sistema de pensiones es un espejo y un reflejo de lo que pasa en el mercado laboral. Mientras no aumentemos la cantidad de personas trabajando y cotizando por periodos largos, las reformas que se hacen hoy día por valiosas que sean, van a ser insuficientes.

"Macaya proyecta la centroderecha"

-¿Quién debe ser el próximo presidente de la UDI?
-Me tocó trabajar con Javier Macaya. Cuando fui presidente de la UDI Javier era secretario general. He visto durante estos años su capacidad de liderar y de construir. La UDI tiene la gran tarea de lograr que un partido que fue fundamental en la transición a la democracia se proyecte como un partido de futuro. Lo que está en juego hoy es el futuro. Y estoy convencido de que Javier tiene liderazgo y visión. Ha conformado los equipos entendiendo las dinámicas modernas de la democracia para construir un proyecto político con ideas claras y nítidas, pero que aspire a representar a una centroderecha con convicciones y de futuro. Para eso lo que se necesita es recuperar la mística y actuar en unidad. Elegir a Macaya contribuye significativamente a que la centroderecha tenga una proyección, en una plataforma colaborativa con otros partidos políticos como Renovación Nacional, Evopoli y otros movimientos que surgen. Es importante, además, ejercer un liderazgo creativo, articulador y sólido.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Videos