Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store

Descargar la aplicación Papel Digital

Android appGoogle Play Available on the App Store
Jueves 30 de Marzo, 2017

Diario Financiero

  • Dólar US
  • Peso Arg.
  • Yen Jap.
  • Petr. Brent
  • Plata
  • Gas Natural
  • Bovespa
  • FTSE
  • UF Hoy
  • IPC
  • IMACEC
  • Euro
  • Real Bras.
  • Cobre
  • Petr. WTI
  • Oro
  • IPSA
  • IBEX
  • Nikkei
  • Dólar Obs.
  • UTM
  • IVP
Volver a noticia original

Actualidad

17/03/2017

Osvaldo Andrade: "Si ganamos, necesitamos parlamentarios para gobernar. Si no, los necesitamos para defender lo hecho”

El presidente de la Cámara tiene la convicción de que es mejor competir en una sola lista y que “la primaria es la expresión más nítida de la unidad de la centroizquierda”.

  • Por Claudia Rivas A.
    Osvaldo Andrade: "Si ganamos, necesitamos parlamentarios para gobernar. Si no, los necesitamos para defender lo hecho”

    Son sus últimos días en la presidencia de la Cámara de Diputados y, en la que pronto dejará de ser su oficina, el socialista Osvaldo Andrade conversa con DF, hace un balance de su gestión y un análisis del proceso de descrédito de la política que le ha tocado enfrentar. Trató de contribuir a mejorar la imagen de los parlamentarios con un pequeño, pero significativo gesto: se negó a tener escolta durante su mandato.

    El ex timonel del Partido Socialista también aborda el escenario electoral y los efectos de las dificultades que ha tenido la Nueva Mayoría para ponerse de acuerdo.

    - La Cámara tendrá harto trabajo este año que además es electoral, ¿cómo lo ve?

    - Hay harta pega. Están los proyectos de educación, el proceso de descentralización, la Constitución, el tema de las pensiones, la Onemi, etc.. O sea, vamos a tener una tensión, por eso le he dicho al gobierno reiteradamente que no perdamos tiempo y siento que el mes de marzo hemos perdido mucho tiempo para nutrir nuestras propias tablas.

    - ¿Cuál debería ser el rol del gobierno este año?

    - La impronta del gobierno será el tema de la educación. En consecuencia, esos proyectos hay que terminarlos. Este gobierno va a ser medido por eso, porque haya más de 200 mil personas con acceso a la gratuidad. Se ha hecho harto y habrá que hacer el balance en su momento. Yo espero que la ciudadanía lo haga, pero para eso hay que cerrar los temas. A eso, agréguele un montón de otras cosas, la obra gruesa estará hecha desde el punto de vista de los cimientos, pero no está para tijerales todavía.

    - ¿Cómo ve el debate presidencial en la Nueva Mayoría con tantos candidatos?

    - Con mucha tranquilidad. Estaría intranquilo si no tuviéramos alternativas y si no tuviéramos la capacidad de desplegar esas alternativas.

    - ¿Y respecto del PS?

    - La preocupación que tengo del Partido Socialista es que teniendo muy buenas alternativas pudiéramos terminar sin pan ni pedazo. Y espero que cerremos el capítulo de la primaria interna de una vez por todas, porque de no hacerlo implica una tremenda discusión interna.

    - ¿Qué le parece que la DC haya nominado candidata?

    - Me parece bien que el centro político tenga un candidato, en el marco del compromiso de la centroizquierda. Cierra un capítulo, cierra un espacio.

    - ¿Siempre que se mida en la primaria del sector?

    - La primaria es la expresión más nítida de la unidad de la centroizquierda.

    - ¿O sea que comparte con los que dicen que si no hay primaria se rompe la NM?

    - Si el candidato de la centroizquierda no emana de primarias las posibilidades de ganar son más escasas. Si vamos con dos candidatos en la primera vuelta, vamos a perder. Y si agrega a eso de que no tuvimos capacidad de levantar un puro candidato, porque no tuvimos acuerdo en las bases programáticas, que vamos a ir con dos listas parlamentarias, si eso no es el término de la NM, es lo más parecido al término de la NM.

    - ¿Es tan terrible ir en dos listas?

    - Es mejor una sola lista, pero no dramatizo este tema si hay acuerdo en torno a un solo candidato; lo dramatizo si hay dos candidatos presidenciales y dos listas parlamentarias. Porque si no somos capaces de tener una plataforma programática común, que permita que la primaria determine nuestro candidato, qué capacidad tenemos para ser gobierno. Y lo que la gente premia y valora es la capacidad de gobernar.

    Si no lo logramos, se va a producir el fenómeno de que la gente partidaria de la centroizquierda no votará por nosotros, porque no mostramos capacidad de gobernar y votará por la derecha aunque no esté de acuerdo con sus ideas porque garantiza gobierno.

    - ¿Eso podría ser responsabilidad de la DC?

    - No, de la Nueva Mayoría y, en particular, de los socialistas.

    - ¿Por qué?

    - No es casual que seamos el partido que tiene mayor refichaje, porque tenemos una responsabilidad mayor. Nosotros somos un primus inter pares, somos el partido de la Presidenta, somos el partido que coordinó la Nueva Mayoría catorce meses, somos el partido que fue el formato para resolver los problemas internos, porque a eso nos dedicamos una buena parte del tiempo; en consecuencia, nuestra responsabilidad es mayor.

    Esto no es petulancia, es simplemente reconocimiento de nuestra condición. Por eso, es que todo el sistema político le ha reclamado al PS mayor claridad en su conducta.

    - ¿Esa es responsabilidad de la presidenta del PS?

    - No, es del PS, en esto creo en los colectivos. Yo también me siento responsable y, tal vez más responsable, porque fui presidente cinco años y creo que lo hice muy bien, perdone la arrogancia y, por esa misma razón, mi responsabilidad es mayor. Por eso, he sido crítico.

    - No lo han escuchado.

    - Qué lástima, pero por eso he sido crítico.

    - ¿Le preocupa la elección parlamentaria con el nuevo sistema?

    - Me preocupa mucho, porque para enfrentar una elección hay que organizarla. Tengo temor de que si no avanzamos rápido, vamos a terminar en dos listas improvisadas y eso es un desmadre electoral. Si vamos a terminar en dos listas OK, pero que sea parte del acuerdo, organicemos la fisonomía de la elección. Esto no lo digo a título personal, lo digo desde una preocupación de militante y desde mi condición de miembro de la Nueva Mayoría.

    Porque si ganamos, necesitamos un elenco parlamentario para gobernar; y si perdemos, lo necesitamos con mayor razón para que defienda lo hecho. Porque usted cree que Piñera seguirá con la gratuidad o qué numerito se va a mandar con la reforma laboral este caballero.

    - ¿En este escenario ve más probable un nuevo gobierno de Piñera que hace seis meses?

    - Veía más probable un gobierno de Piñera hace seis meses. Con la elección municipal, mi fisonomía cambió porque derrotamos a la derecha por 330 mil votos en concejales y eso me generó una expectativa distinta y dije ‘depende de nosotros’. Como sigue dependiendo de nosotros, hay que hacer la pega. Mi reclamo de meses ha sido que por favor hagamos la pega.

    "Aún no hay conciencia nítida de la gravedad del problema del descrédito"

    - ¿Cuál es el balance de su gestión?

    - Desde el punto de vista de la tarea principal de la mesa, que es garantizar el adecuado funcionamiento de la Corporación, se ha cumplido rigurosamente y con un balance muy positivo.

    - ¿En cuanto a la imagen pública?

    - Al inicio del mandato nos pusimos el objetivo de abrir la Cámara para que la gente perciba con más facilidad la labor parlamentaria y fuimos relativamente exitosos. Sin embargo, nos ha perjudicado mucho el ambiente del sistema político en general. El deterioro en la percepción ciudadana de las instituciones, alimentado a veces por acontecimientos que vinculan a parlamentarios en situaciones que son objeto de investigación, ha causado un perjuicio tremendo a la imagen institucional.

    - A la luz de las encuestas lo que se haga no rinde frutos.

    - Que no rinda frutos no significa que tengamos que rendirnos. Pero, efectivamente, no hemos logrado permear este sentimiento común de que todas las instituciones somos una tropa de truhanes.

    - ¿Por qué será?

    - Porque en una sociedad en que la desigualdad es el principal problema, cuando a una institución y a sus miembros se les reconoce en el ámbito de los privilegiados, es evidente que el reproche ciudadano se hace mucho más severo. Nosotros operamos con un sentido común muy contrario y ha sido muy difícil cambiar eso. Tengo la sensación de que todavía no hay conciencia nítida de la gravedad del problema del descrédito.

    - ¿Cuánto afecta a la imagen de la Cámara el que se esté convirtiendo en un verdadero campo de batalla de las campañas presidenciales?

    - Me incomoda eso. Cuando hay una situación sometida al Ministerio Público, la Cámara no debería armar comisiones investigadoras. Por el tema de las facultades y las atribuciones, le tengo más confianza a la investigación del Ministerio Público. Se produce el fenómeno de que las comisiones investigadoras se transforman en factores de empate político y eso no es bueno para la institución.

    Finalmente, tengo un cierto reproche a cómo funcionan, son pocas las que tienen plena asistencia, son pocas las que se constituyen. Para serle franco, no tengo una buena mirada sobre las comisiones investigadoras. Por eso sistemáticamente me opongo a las prórrogas, porque es una mala forma de mantener la controversia política y, cuando esto desacredita la institución, me empieza a preocupar.

    Comentarios

    Para comentar debes ingresar a DF.cl

    Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

    ¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

  • comments powered by Disqus