×
DF TAX

Harboe plantea rechazar 1% que se cobrará a inversión en regiones: “Es una inmoralidad”

Desde el punto de vista del senador PPD, además de que no incentiva la actividad, se “le ponen condiciones imposibles a los proyectos”.

Por: Por Claudia Rivas A. | Publicado: Jueves 11 de julio de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Es uno de los parlamentarios que ha promovido hasta el cansancio la idea de que las grandes empresas tributen en las regiones o comunas donde operan, sin ser escuchado.

El senador Felipe Harboe (PPD) cuenta con el dudoso mérito de representar a la región, según sus propias palabras, “más pobre del país”, seguida sólo por La Araucanía, la recientemente creada Ñuble. De allí que tenga a flor de piel la sensibilidad respecto a incentivar la inversión regional.

Sin embargo, en esta conversación con DF expresa su rechazo a la indicación que surgió del acuerdo entre la DC y el Ejecutivo –que propone que los proyectos cuyo valor de los activos fijos superen los US$10 millones contribuyan con el 1% en favor de la región donde operan-, ya que a su juicio es regresiva y constituye más bien un impuesto regional. Y desmenuza los aspectos de la propuesta para demostrar su tesis.

“Celebro los acuerdos en la medida que no traicionen los principios de ninguna de las partes y que no perjudiquen a los ciudadanos, pero este es un acuerdo que perjudica a las regiones, porque ponerle un impuesto a la inversión regional me parece de una inmoralidad inaceptable”, advierte el senador.

- ¿Qué le parece la propuesta del gobierno que dejaría en regiones el 1% de los proyectos de inversión de más de US$10 millones?

- Creo que más que un incentivo a la inversión en regiones, es un verdadero impuesto regional.

- ¿Por qué?

- Porque en la práctica va a significar que un empresario, frente a invertir en una región y tener que dejar allí el 1%, va a preferir hacerlo en Santiago. Estamos hablando de proyectos que superan los US$ 10 millones en bienes de activo fijo y el 1% no es sobre los US$ 10 millones, es sobre el excedente de esos

US$ 10 millones. Si uno ve el desglose regional de las cifras de inversión privada, salvo las regiones mineras y la Metropolitana, es muy excepcional que haya un proyecto de sobre US$ 10 millones.

Además, se dice que el 1% es sobre el excedente de los US$ 10 millones y, por otro lado, la indicación dice que hasta dos tercios solamente va a ser para la región, porque esto va un Fondo de Contribución Regional.

- ¿No es una gran contribución para las regiones, entonces?

- Es un impuesto a la inversión en regiones que va a desincentivar la inversión regional, porque supone proyectos de inversión muy grandes, que no es la práctica durante los últimos cinco años en Chile; y le pone condiciones imposibles a los proyectos.

- ¿Por qué imposibles?

- Porque deben estar aprobados por el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental y, además, deben tener recepción municipal. Estos dos permisos son los que más desincentivan la inversión en Chile hoy día, por su discrecionalidad y su demora.

- ¿Qué habría que hacer en cambio?

- Si el gobierno de verdad quiere incentivar la inversión en regiones, yo pediría que retirara esa indicación o que los diputados rechacen esa indicación. No hay ningún parlamentario, que represente una región distinta a la Metropolitana, que tenga algún incentivo para aprobar esa indicación.

- ¿Qué debiera hacer el gobierno entonces?

- Modificar la Ley de Rentas Municipales, estableciendo que las empresas paguen las patentes municipales en las comunas donde realizan su actividad productiva. Así evitamos situaciones como las de Arauco, donde la Forestal Arauco paga cerca de $ 9 mil de patente municipal, pero en Santiago, en la comuna de Las Condes paga más de $ 300 millones. Y hacer una Ley de Rentas Regionales con el objetivo de dar mayores recursos a las regiones. Lo que se requiere es un incentivo al revés.

- ¿Cómo sería eso?

- Por ejemplo, establecer un incentivo tributario a las empresas que se trasladen desde Santiago a regiones como Ñuble o La Araucanía o que las construcciones estén exentas de algún tipo de impuesto. En definitiva, ser creativos con el sistema tributario para incentivar el desarrollo de las regiones. Por qué no promover que la inversión, en determinada región, esté exenta del pago de impuestos en una determinada cantidad de años, para que sea atractiva.

- Otro aspecto de la propuesta dice que el 50% será un crédito tributario contra el impuesto de primera categoría.

- Al final del día, se traduce en una especie de impuesto a la inversión en la región, pero una exención tributaria para la empresa que va a tener la matriz en Santiago; entonces, no se entiende. El Gobierno ha diseñado un instrumento equivocado para resolver un problema real, que es la falta de inversión en regiones y la falta de incentivo a invertir en regiones. Cuando tenemos una permisología que demora entre 180 y 400 días, donde si al mando medio no le da la gana no toma las decisiones; cuando tenemos que la Contraloría General de la República se ha transformado en el principal lomo de toro de la inversión chilena, con la lentitud de sus procedimientos… Si el Gobierno de verdad quiere reactivar la economía, que diga cómo resolvemos este problema de la permisología. 

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Videos