×
Gremios / Laboral

Tras salario mínimo, La Moneda afianza fórmula para avanzar con próximas reformas

Potenciar el rol del ministro Blumel, que se evaluó importante para el acuerdo, y reunirse en dupla con parlamentarios es la apuesta para conseguir votos.

Por: R. Carrasco y C. León | Publicado: Miércoles 5 de septiembre de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

“Lograr acuerdos con parte de la oposición y no necesariamente con toda”. Esa es la premisa que reforzarán en el Congreso los ministros del comité político para construir puentes con representantes de los partidos de la exNueva Mayoría -emulando lo ocurrido con el salario mínimo- y, por esa vía, aprobar los proyectos más emblemáticos de la segunda administración del Presidente, Sebastián Piñera, que están aún en la agenda.

Ya hay acciones a considerar. Por ejemplo, luego del primer revés al veto al salario mínimo, el ministro secretario general de la Presidencia (Segpres), Gonzalo Blumel, pasó al ataque y llamó personalmente a los senadores Ricardo Lagos Weber (PPD), Jorge Pizarro (DC) y Juan Pablo Letelier (PS) para convocarlos a discutir y destrabar la norma.

Así, el viernes se reunieron en las oficinas de la Segpres en el cuarto piso de Moneda 1160 a un costado de la sede de gobierno para acercar posiciones.

En la cita se logró el punto central del acuerdo junto a los ministros de Hacienda, Felipe Larraín y de Trabajo, Nicolás Monckeberg. Pero hubo un traspié, ante lo cual entró a escena el ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien se sumó al diálogo para calmar ánimos luego que las palabras del fin de semana del presidente Sebastián Piñera, quien calificó de “antipatriotas” a los que rechazaron el veto, generararon crispación en los legisladores.

Fue el jefe del gabinete quien puso paños fríos a las conversaciones y les garantizó que las expresiones del mandatario se referían a los sectores más intransigentes de la oposición, haciendo la diferencia con quienes sí están dispuestos a conversar.

Destrabado el impasse, Chadwick de inmediato le comunicó al Presidente al regresar a palacio que estaban los votos para aprobar el salario.

De esta forma, terminó un capítulo de esta historia que este martes tuvo otro episodio, cuando en lo que para algunos es considerado un “gesto” hacia quienes se allanaron a un acuerdo, Sebastián Piñera en su cuenta de Twitter sostuvo que “el país necesita un buen gobierno y una buena oposición”.

El buen desenlace de la discusión del salario mínimo abrió la puerta a mantener el esquema de conversaciones con “parlamentarios representativos” de sectores de la exNueva Mayoría que actúen como “bisagra” para construir consensos, ya que con un parlamento en que el oficialismo no tiene mayoría en ninguna cámara el camino del diálogo es obligatorio para evitar repetir los resultados del salario mínimo.

La participación de titular de Interior será sólo si es estrictamente necesario, porque el diseño original para los trámites de la reforma tributaria, de pensiones y laboral implica que Blumel ejerza su rol articulador junto al subsecretario de la Segpres, Claudio Alvarado, y participar codo a codo en las negociaciones con los ministros de Hacienda y Trabajo.

Sin embargo, a este último, la idea no es dejarlo actuar en forma muy independiente, pues -según trascendió- no hubo una evaluación positiva en la sede de gobierno por lo que se define como “ansiedad” y “falta de diálogo” con la contraparte, el día en que se quedó a cargo del veto al salario, debido a que el titular de Hacienda viajó a Concepción a un encuentro empresarial y la propuesta en definitiva fracasó.

Imagen foto_00000001

Comisiones de la Cámara aprueban acuerdo gobierno-oposición

Ministros de Estado y todos los senadores de oposición de la comisión de Hacienda del Senado se hicieron presente ayer para suscribir el protocolo de acuerdo sobre salario mínimo, en el cual se establece que este tipo de remuneraciones subirá de los actuales $ 276 mil a $ 288 mil a contar del 1 de septiembre de 2018.
En marzo de 2019 pasará a $ 301 mil y se volverá a negociar en junio de 2020. Lo que se convenga entonces, dijeron los firmantes del documento, se respetará hasta diciembre de 2021.
Es decir, tanto para este último año como para 2021 se buscó una fórmula para alejarlo de las elecciones de gobernadores e intendentes y, con posterioridad, las presidenciales.
Pero ayer no faltaron los inconvenientes. Pese a que estaba considerado que la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados sesionara a las 12 horas para recibir al ministro de Hacienda, Felipe Larraín, y así lograr que la Sala de la Cámara Baja viera la iniciativa, dicha planificación no logró concretarse.
¿La razón del atraso? La molestia del diputado de la Democracia Cristiana y quien preside la citada instancia, Pablo Lorenzini, con el jefe de las finanzas públicas.
Ya el lunes se había notado la incomodidad del parlamentario, en momentos en que el secretario de Estado se encontraba cerrando un acuerdo con los senadores Ricardo Lagos Weber (PPD), Jorge Pizarro (DC) y Juan Pablo Letelier (PS) para sacar adelante el proyecto en el Congreso.
Cercanos a Lorenzini señalaron que el diputado se ofuscó, ya que consideraba que fue el principal interlocutor de la Cámara con el Ejecutivo durante la tramitación del salario mínimo en su primera fase en el Parlamento y, por lo mismo, esperaba ser parte de la nueva negociación.
Sin embargo, durante la jornada del lunes habría sido notificado por teléfono acerca del acuerdo.
Ante esto, Lorenzini -en su calidad de presidente de la comisión de Hacienda- habría decidido retrasar la comisión unida de Hacienda y Trabajo.
Esto a pesar de que desde el equipo de Hacienda se le habría solicitado citar a los parlamentarios a mediodía para no retrasar el viaje del ministro Larraín al Chile Day en Londres.
En la jornada de ayer el diputado hizo notar su molestia con el secretario de Estado, y al inicio de la comisión señaló "el protocolo de acuerdo no ha sido firmado con las bancadas de la Cámara, así que con ese protocolo aquí no hay compromiso".
Esto último desencadenó que el ministro Larraín debiera retrasar su vuelo a Londres, que estaba contemplado para ayer en la tarde. Tras ser consultado sobre la postergación de su vuelo, el titular de Hacienda contestó: "Tengo varias obligaciones, la primera es que yo voy a estar mañana (hoy) en la votación en la Cámara para el despacho de este proyecto, que está en el ánimo de todos que sea así".
Tras poco más de dos horas de análisis y debate, las comisiones unidas de Hacienda y de Trabajo de la Cámara de Diputados aprobaron y despacharon a Sala el nuevo proyecto de reajuste del ingreso mínimo.
La iniciativa será analizada en la jornada de hoy por la Sala de la Cámara Baja, y posteriormente deberá ser vista por la comisión de Hacienda del Senado y la Sala de la Cámara Alta hasta su total despacho.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Videos