Macro

Mercado apuesta por reducción del gasto fiscal de hasta 23% en el Presupuesto del próximo año

Economistas asumen que en 2022 no se replicará la extensión del IFE universal.Anticipan un PIB de 2% y un cobre cercano a US$ 4 la libra.

Por: Pamela Cuevas V. | Publicado: Miércoles 15 de septiembre de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Foto: Agencia Uno
Foto: Agencia Uno

Compartir

Con calculadora en mano los economistas de la plaza afinaron sus estimaciones para lo que será el eje central de la Ley de Presupuesto en 2022: el gasto fiscal.

A dos semanas de cumplirse el plazo para presentarla en el Congreso y luego que el Ministerio de Hacienda dio a conocer los parámetros de tendencia para el Producto Interno Bruto (PIB) y el valor del cobre, los expertos consultados por DF apuestan por una disminución de entre 15% y 23% sobre los US$ 93 mil millones que se espera desembolsará este año.

Esto, en el entendido de que tanto en 2020 como en 2021 el gasto para enfrentar el golpe económico generado por la por la pandemia y “si bien ésta no se terminará en 2022, su impacto será sustancialmente menor al de los dos años anteriores”, comenta el gerente de estudios de Gemines, Alejandro Fernández.

Los supuestos

Con una tasa de crecimiento tendencial proyectada de 2,6%, los expertos esperan que Hacienda sustente el próximo erario en una expansión del Producto de 2%.

Para el precio del metal rojo -que como referencia quedó en US$ 3,31 la libra- asumen como razonable que el Fisco utilice en el Presupuesto un valor promedio entre US$ 3,9 y US$ 4,1 la libra.

De hecho, ayer Cochilco ratificó su pronóstico de US$ 3,95 la libra para 2022.

De todas formas, este escenario de ajuste en el gasto -luego de que este año saltará más de 30%- los economistas asumen que las ayudas desde el Estado hacia la población seguirían en marcha, claro que con menor intensidad.

“Espero que no se repita el error de 2010, cuando no se retiró el gasto extra de 2009 para enfrentar la crisis financiera y éste siguió creciendo como si nada”, subraya Fernández, quien considera como “razonable” suponer que el gasto se puede recortar 20% real “sin problemas”.

Un ajuste en el que coincide la economista de Euroamerica, Martina Ogaz tomando en cuenta “el importante crecimiento que registró el gasto público este año”.

Por lo mismo, ella espera que “debería ser relevante” la caída el próximo ejercicio.

Según datos de la Dirección de Presupuestos (Dipres), el gasto público total creció 59,7% en julio respecto al mismo lapso del año pasado, lo que fue un nuevo máximo histórico en donde las transferencias monetarias como el IFE explican parte importante de ello.

“Si la situación de apertura de la economía se mantiene como hasta ahora, es probable que el IFE universal no continúe”, manifiesta el economista de Banco Santander, Fabián Sepúlveda, pero aclara que “esto no significa que todos esos recursos dejarán de utilizarse, pues eso significaría una reducción del gasto de 25%” y él espera que se recorte en un 15%.

El IFE: ¿Se elimina o se reduce?

Asumiendo una reducción del gasto, Marco Correa, el economista jefe de BICE Inversiones, contempla que el Gobierno eliminará la universalidad del IFE definida hasta noviembre para mutar a transferencias focalizadas y más énfasis en impulsar la creación de empleo.

Una visión compartida por los expertos, ya que “las fragilidades del mercado laboral serán uno de los problemas más persistentes que dejará el impacto de la pandemia en la economía”, señala el economista senior de BCI Estudios, Antonio Moncado.

A ello, Ogaz suma que hoy hay “algo más de acuerdo a nivel político y técnico” para volver a la focalización gracias a una mayor contención de los contagios por Covid-19 a la par que avanza el proceso de vacunación.

Fernández considera que el IFE a las familias debería ser con montos menores (actualmente está en torno a la línea de pobreza con un aporte mensual de $ 177.000 para un hogar de un integrante y de $500.000 para uno de cuatro personas) y focalizado en el 20% más pobre. Así, de manera decreciente durante el primer semestre representaría un gasto de “no más de 1% a 1,5% del PIB anual”.

Además está la presión sobre los precios. Moncado -que visualiza un recorte del gasto del 15%- pone sus fichas en que un anuncio en dicha dirección, de manera anticipada, serán señales que “ayudarán a sostener la actividad y aminorar riesgos inflacionarios”.

Banca de inversión ve para 2021 menos
crecimiento e inflación que el Central

Mejores cifras para este año y algo de moderación para el próximo en materia de actividad económica de Chile, reveló el informe LatinFocus Consensus Forecast, que incluye analistas tanto locales como externos.
El consenso de los panelistas se tradujo en una expectativa de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 9% para este ejercicio, 1,3 puntos porcentuales más que el anterior previsión, pero por debajo de la cifra de hasta 11,5% anticipada por el Banco Central.
En cambio, para 2022 los consultados están esperando un crecimiento de 3%, que es levemente menor a la cifra de hace 30 días, aunque mayor al rango previsto por la autoridad monetaria de 1,5% a 2,5%.
En materia de inflación, los panelistas estiman que debería descender ligeramente de su nivel actual hacia fines de año, pero se mantendrá no obstante, por encima del objetivo del ente emisor de 3%.
Así, prevén que terminará 2021 en 4,6%, 0,9 puntos porcentuales más que la estimación del mes pasado, pero inferior al 5,7% estimado por el Central. Hacia 2022 esperan una variación de los precios internos de 3,4%.
En este contexto, el consenso apunta a más subidas de la tasa de interés de política monetaria antes de fin de año. Según los expertos, el tipo rector se ubicará 2,4% hacia diciembre y en 3,7% al año siguiente.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Multimedia