×
Macro

Selaive: “Si no se aprueba la reforma tributaria, el PIB puede crecer menos de 3%”

Experto advierte que se requiere un shock en las expectativas y que para ello será clave sacar adelante la depreciación semi instantánea.

Por: Sebastián Valdenegro | Publicado: Lunes 14 de enero de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Jorge Selaive es categórico: el 2018 fue un año de reactivación en la economía, pero lo que le preocupa es la trayectoria "de más a menos" que exhibió la actividad, con un segundo semestre en el que -dice- el Producto creció la mitad respecto a los primeros seis meses del año.

El economista jefe de Scotiabank prevé una expansión de 3,2% del PIB para el actual ejercicio, pero sujeto en gran parte a un hito: que se apruebe pronto la reforma tributaria, proyecto emblemático del Ejecutivo que -considera- el más importante para reimpulsar las expectativas.

Imagen foto_00000002

- ¿Cuál es su evaluación del cierre de 2018?

- Es un año que definitivamente partió de más a menos, lo que plantea muchos desafíos. El primer semestre fue muy auspicioso, lo que llevó a muchos a pensar que había una perdurabilidad en las cifras de crecimiento, pero la verdad es que el segundo semestre tuvo bastante menor crecimiento.

Eso trae varios desafíos. El crecimiento del segundo semestre del año fue la mitad en términos desestacionalizados respecto a la primera parte. Si asumimos la velocidad de crecimiento promedio del segundo semestre de 2018 como la velocidad con la que va a crecer el PIB en 2019, la economía crece entre 2% a 2,5%. Eso es gravísimo. Además, si asumiéramos el crecimiento promedio desestacionalizado del 2011 al 2017 para este año, el PIB crecería 3%.
¿Por qué digo esto? Porque es importante pensar que estamos con un bajón de crecimiento en el segundo semestre que hay que levantar.

- ¿Cómo se puede levantar?
- Todos estos datos apuntan a que si queremos crecer más de 3%, si queremos llegar al 3,5% este año, se necesita una reaceleración del crecimiento. El punto de fondo acá es que se necesita un impulso a la confianza y a la inversión para crecer más de 3%.

Mi visión es que si no se aprueba y no se dan luces de una pronta aprobación de la reforma tributaria, la economía puede terminar creciendo menos de 3% este año.

- Es un duro diagnóstico.
- El síntoma que yo veo de impulso a la confianza y a la inversión está vinculado a la aprobación de una reforma emblemática. Hay otras obviamente como la de pensiones, Isapres y laboral, pero se necesita la pronta aprobación de una reforma emblemática como la tributaria, ya que es la más avanzada y la que genera mayor impulso a la inversión.

Se necesita que los agentes económicos tengan mayor claridad de la certidumbre de la aprobación de esta reforma, porque contempla importantes incentivos a la inversión y no hablo de la integración, sino de la depreciación semi instantánea.

De lo contrario, vamos a seguir con las confianzas deprimidas, vamos a tener una recuperación de la inversión demasiado acotada que no va a impulsar lo suficiente la creación de empleo y, obviamente, eso redundará en que la aprobación del gobierno se mantenga en niveles que a todas luces no son los mejores. Se necesita un empujón y una inyección de adrenalina para las confianzas y para la inversión.

- ¿Cómo ve las negociaciones en curso entre gobierno y oposición?
- El gobierno tendrá que ver qué sacrificios hace para que la oposición se abra a legislar y aprobar la reforma. El ámbito de discusión técnica tiene que ser zanjado pronto. La oposición ha mostrado cuáles son las cartas de cambio que está dispuesta a entregar, lo que es bueno porque da cuenta de apertura a negociar. En esa línea, la depreciación semi instantánea es un tremendo estímulo a la inversión y quizá hay parte del sector privado que está esperando esta medida.

Yo no soy de aquellos que creen que la reintegración va a reimpulsar la inversión. Me dejaría muy tranquilo que como carta de negociación no estuviera la depreciación semi instantánea. ¿Por qué? Porque es un catalizador y adelantador de inversiones muy potente.

No me preocupa en gran medida si el impuesto a las personas sube de 35% a 40% o que aumenten los impuestos digitales. Pero sí me preocuparía que la depreciación se planteara como carta de cambio.

"Coloco en jaque la visión de un empleo boyante"
- ¿Cuán preocupante es la desaceleración del segundo semestre?
- ¿Qué explica la desaceleración? Un evidente freno del consumo, algo que ya anticipamos. Las cifras de ventas minoristas en diciembre serán bien pobres. Necesitamos reimpulsar la economía, ya que en noviembre parte importante de la sorpresa en crecimiento tuvo que ver con el sector servicios y un repunte del gasto público.

Vemos una recuperación de la inversión, pero que en gran medida está destinada a reposición, no es inversión que esté generando suficiente empleo y eso es preocupante. Yo tiendo a empatizar con las confianzas de los consumidores, que se encuentran en terreno pesimista y, por lo mismo, vuelvo a colocar en jaque la visión de que el empleo va boyante.

- ¿El segundo semestre de este año será más dinámico?
- Efectivamente, esperamos una recuperación el segundo semestre, pero que sigue teniendo varios supuestos. Uno es que efectivamente haya una pronta aprobación de la reforma tributaria. Tenemos una proyección de crecimiento de 3,2% para este año, pero es condicional a que la reforma se apruebe antes de mediados de año y que la probabilidad de aprobación se incremente. En ese escenario, no descartamos un IPSA visitando los 6.000 puntos y el tipo de cambio acercándose a niveles de $ 640 o incluso menos.

Si la idea de legislar se posterga para el segundo trimestre, entramos a ver el escenario un poco más complejo.

"A todas luces, el alza de la tasa en octubre de 2018 fue adelantada"

- ¿Cómo ve el escenario internacional?
- Estoy confiado sobre el escenario externo y que en la medida que pasen estos ruidos generados por las políticas exteriores de Estados Unidos, volveremos a ver un apetito de los inversionistas por las economías emergentes.
- El mercado da casi por seguro un alza de la tasa este mes por parte del Banco Central.
- El alza de la tasa en octubre fue a todas luces adelantada a la luz de lo que pasó después. En el ámbito local, hemos visto una economía que perdió la fuerza que traía en el primer semestre y en términos inflacionarios terminamos el año con decepciones y sorpresas a nivel subyacente. En lo externo, inclusive la Fed ha manifestado que no está apurada por continuar subiendo la tasa e, incluso, ha bajado su TPM neutral. A todas luces, la TPM neutral hoy en Chile está más baja de lo que contempla el Banco Central y más en línea con 4% o menos. Creo que en enero se concretará un alza, de todas maneras.
Ahora, el escenario que manejamos hoy es que se concreta el alza de enero, la tasa queda en 3% porque el Banco Central ha estado constantemente mirando por el retrovisor la actividad. Pero no creemos que haya espacio para seguir subiendo la tasa hasta mediados de año. Esa pausa se condice con una economía chilena que va a crecer menos de 3% el primer semestre y con un escenario externo donde claramente los países tienen TPM neutrales inferiores a la chilena. No hay mucho apuro por continuar subiendo la tasa.
- ¿Cuántas alzas más prevén este año?
- Esperamos que la tasa termine entre 3,5% y 3,75% este año.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Videos