Suscríbete


Suscríbete

50%dcto

Política

Tomás de Rementería (PS): “Cuando se discuta la reforma tributaria hay que juntarse con los empresarios y que ellos también se pronuncien”

El diputado electo por el Partido Socialista estima también que “hay que buscar la forma de diferenciar el impuesto de primera categoría entre grandes y pequeñas empresas”.

Por: Claudia Rivas A. | Publicado: Jueves 6 de enero de 2022 a las 13:48 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Asesoró al Colectivo Socialista en la Convención Constitucional y así llegó al partido; y si bien postuló al Congreso como independiente ahora milita en el Partido Socialista, por lo que a partir del 11 de marzo, el diputado electo Tomás de Rementería Venegas (34) integrará la bancada de la colectividad en la Cámara Baja en representación del distrito 7 (Concón, Isla de Pascua, Juan Fernández, Valparaíso, Viña del Mar, Algarrobo, Cartagena, Casablanca, El Quisco, El Tabo, San Antonio y Santo Domingo).

Abogado de profesión y profesor universitario, durante un breve tiempo fue abogado litigante en la Dirección General de Agua durante un breve período. Sin embargo, es primera vez que postula a un cargo de elección popular. Y tiene la convicción de que una necesaria reforma tributaria "no pasa sólo por subir o bajar tasas, sino por una reestructuración completa para que haya mayor equidad tributaria".

-¿Qué lo motivó a postular a la Cámara?
-Creí que era necesario estar en la implementación de la nueva Constitución de la que va a estar a cargo este Congreso que, sin duda, va a ser el más importante de la historia, porque le dará vida a la Constitución, implementando las leyes que le van a dar forma.

-Entonces, ¿cuál es el sello que le dará a su gestión?
-Hay dos cosas: la primera es desarrollar una diputación colectiva, en la que intervengan otras personas del distrito que participen y tengan voz. El segundo eje es trabajar con profesionalismo, para demostrar que puedo servir para hacer lo que la ciudadanía me encomendó, que es elaborar leyes y fiscalizar.

-¿Qué comisiones le gustaría integrar?
-Me llama mucho la atención las comisiones de Obras Públicas, Transportes y la de Pesca, que tienen que ver mucho con mi región por el tema portuario y de intereses marítimos; pero también como es una región abierta al mundo, me interesaría trabajar en la Comisión de Relaciones Exteriores, donde creo que tengo las capacidades para cumplir una buena función.

-A estas alturas está quedando en el aire el debate acerca del proyecto de quinto retiro, ¿estaría de acuerdo con que se retomara en el próximo periodo o habría que dejarlo morir?
-Hay que dejarlo para marzo, cuando asuman el próximo Congreso y el nuevo gobierno; y ver cuáles van a ser las prioridades. Habrá que ver cómo van a seguir las ayudas del Estado. El IFE laboral es un aporte significativo. Marzo es el mes más complicado para el bolsillo de las personas y el quinto retiro se deberá analizar sólo si es necesario, porque no queremos que la gente siga financiando con sus propios recursos los problemas que pudiera generar, por ejemplo, la variante Ómicron.

-Existe incertidumbre sobre esa variante, ¿cree que serán necesarias nuevas políticas públicas de ayuda o habrá que seguir adelante y tratar de vivir una cierta normalidad con esta y otras variantes que pudieran venir?
-Primero que todo hay que ver lo que nos diga la ciencia, porque hoy día no existe claridad sobre el Ómicron, es muy reciente y aún se está estudiando. Esto lo relaciono con la pregunta anterior, en este momento del año, no habiendo restricciones sanitarias; teniendo el IFE Laboral todavía, habiendo cierta removilización de la economía y ante el riego de un nuevo brote pandémico que pudiera significar restricciones, es mejor esperar hasta marzo para ver si es necesario el quinto retiro y que el nuevo gobierno tome la decisión sobre ese tema.

-En ese sentido, ¿es urgente o no avanzar en una reforma tributaria para darle solución a los problemas provocados por la pandemia y el estallido social?
-El próximo gobierno tiene que empezar a discutir una reforma tributaria al comienzo, con equipos serios y preparados. Porque en Chile tenemos una estructura tributaria que es muy injusta y no mejora las situaciones de desigualdad después de impuestos. Es necesario discutir una reforma tributaria, buscar rebajas de exenciones, evitar la evasión y la elusión. Estudiar bien el sistema tributario.

-¿Algo más profundo que sólo subir o bajar impuestos?
-Es que la reforma no pasa sólo por subir o bajar tasas, sino por una reestructuración completa para que haya mayor equidad tributaria y creo que por ahí va a pasar la reforma que tiene que hacer el próximo gobierno, donde se deberá abordar la integración y desintegración del sistema tributario y la carga tributaria total, como porcentaje del PIB, que es el valor más importante.

-Dice que debe ser una reforma tributaria integral, pero ¿tendría que contemplar también el alza de algunos impuestos como el de primera categoría?
-Tal vez hay que buscar la forma de diferenciar el impuesto de primera categoría entre grandes y pequeñas empresas. Pero hay que ver esto desde un punto de vista más amplio, no sólo desde la mirada de subir o bajar los impuestos en particular. De hecho, el candidato que perdió proponía bajar los impuestos y se tuvo que desdecir, porque no era fiscalmente responsable.

Premiar a empresas como NotCo y Algramo

-¿No le preocupa que una reforma tributaria tan estructural pudiera frenar la inversión?
-Cuando se discuta la reforma tributaria hay que juntarse con los empresarios y que ellos también se pronuncien. Muchos dijeron, después del estallido social, que habían sido bastante poco receptivos a aceptar cambios que a la luz de los hechos eran necesarios. Hoy somos un país de ingreso medio que estamos ad portas de subir, pero para eso necesitamos generar condiciones generales óptimas para promover igualdad. El gran problema de Chile es ese y si se conversa con los empresarios, trabajadores y todos los actores que estén involucrados, se puede llegar a una solución que no sea tan traumática y tampoco se genere una falta de empleo.

-Ese es otro elemento que podría verse afectado de manera importante con reformas profundas...
-Siendo bien honesto, muchos de los trabajos en Chile no van a cambiar tanto por los impuestos, porque son de condiciones de ventajas relativas; por ejemplo, los productores de minería de cobre no se pueden llevar la mina a Argentina, porque le subieron algo en Chile. Tampoco creo que deban tributar de la misma forma las industrias de alta tecnología, creativas, con las extractivas. A las empresas creativas, como NotCo o Algramo hay que premiarlas.

-Insisto, ¿cómo atrae inversión extranjera en medio de tanto cambio?
-Me ha tocado conversar con inversionistas de muchos países –vengo de una familia de empresarios, así es que no le tengo susto a la palabra "privados"- y me dicen que estarían dispuestos a pagar más impuestos en Chile por más estabilidad. Porque la desigualdad brutal genera un elemento de desestabilidad grave para empresas extranjeras

-¿Y cómo se hace para crecer y salir de la trampa del ingreso medio?
-Creo que hay una oportunidad en el nuevo gobierno, porque el mundo tiene puestos los ojos en Chile, por primera vez en mucho tiempo, quizás porque viene un Presidente joven que puede pensar las cosas más allá de los cánones normales. Boric tiene la oportunidad de generar una economía con las recetas del futuro y no del pasado.

-¿Cómo así?
-Porque en eso Chile tiene una potencialidad enorme para las economías del futuro y tenemos que pensar en cómo nos conectamos con eso. Chile tiene condiciones en eso y se deben generar más condiciones con más acceso a la educación, más acceso a la ciencia y tecnología, más acceso a crear, a equivocarse y poder reemprender. Pero si seguimos en el mismo núcleo de cinco o seis empresas grandes o cinco o seis ejes de empresas más o menos oligopólicas en su funcionamiento, va a ser muy difícil dar el salto definitivo.

-¿Y qué rol cumplen los empresarios en este nuevo escenario?
-Es interesante ver como se generan fuerzas y voces alternativas a las tradicionales en la industria. El país cambió políticamente; pero también hay una nueva generación de intelectuales y, probablemente, aparezca muy rápido una nueva generación de hombres de empresa, que van a ser los que van a sacar la voz y van a ser distintos al típico empresario agrícola clásico, como Juan Sutil, o como el empresario de la familia Matte, pese a que Bernardo Larraín Matte fue una evolución dentro del empresariado nacional. Vamos a tener un pensamiento que también va a cambiar la estructura del poder en Chile, en todas estas áreas. Y en la empresa no va a ser distinto, por eso más que cerrarnos en las diferencias quepodamos tener con los empresarios, hay que discutir las similitudes, superar el problema constitucional por 50 años con la nueva Constitución y avanzar hacia un pacto social, económico, laboral, que nos lleve al desarrollo en esos 50 años.

-¿Qué le parece el proyecto de PGU del gobierno, si fuera diputado lo aprobaría?
-El financiamiento me genera cierta incertidumbre, pero hay que aprobarlo. Después veremos cómo funciona y haremos las adecuaciones presupuestarias para el financiamiento, porque habría supuestos que no están tan claros y se gastaría una parte del fondo de reserva de pensiones, lo que puede ser preocupante a futuro. Pero es necesario aprobar la PGU, porque es una buena base para partir y el nuevo Congreso tendrá que buscar fuentes de financiamiento permanente para la PGU.

 

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído