Entre Códigos

Abogados de empresas ganan terreno también a nivel de remuneraciones

Las firmas mineras y de energía son las que exhiben mayores sueldos y a partir del año cinco de trayectoria pueden superar ampliamente a los estudios jurídicos.

Por: Paula Vargas M. | Publicado: Martes 26 de mayo de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

La profunda transformación de la industria legal durante la última década ha visto cómo las gerencias legales de las empresas han ganado terreno de forma insospechada, captando talentos que hoy son equiparables a sus pares de las mayores oficinas jurídicas del país.

Competitividad que también se ve reflejada a nivel de remuneraciones. Tal como lo indica un análisis de datos realizado por la firma de reclutamiento de abogados, Idealis.

Uno de los autores de este informe, Felipe Lavín, director ejecutivo de la firma, explica que la brecha más relevante a nivel de sueldos de abogados se da en los primeros diez años de trayectoria. “A partir del año ocho de carrera la mediana de sueldo de los abogados de las oficinas grandes es superada por la de los abogados de empresa en general. Antes del año ocho solo en los percentiles superiores el abogado de empresa supera al de oficina jurídica”, dice.

Imagen foto_00000005

Imagen foto_00000008
Felipe Lavín, director ejecutivo de Idealis.

Agrega, a su vez, que las grandes firmas legales durante los primeros años de trayectoria “garantizan” un ingreso más alto que en las empresas. “Tanto porque tienen un piso y una media elevada durante los primeros ocho años de ejercicio, y porque en los primeros dos años es muy difícil que alguien les compita en sueldos”.

En cambio, las empresas –añade- tienen un rango mucho más amplio, que les permite a algunos alcanzar sueldos bastante más altos en comparación con los estudios jurídicos.

-¿En qué tramos se dan las mayores brechas y dónde la menor diferencia?

-La menor diferencia se da a los tres años de experiencia. Mientras que la mayor diferencia de sueldos se da entre los ocho y diez años de trayectoria. Es decir, justo antes de concretarse la posibilidad de ser socio (que generalmente es a partir del año diez). Entonces si comparas un abogado senior que pertenece a una oficina que ya tiene decidido no hacerlo socio, con el abogado que es el “número 2” de una empresa importante, éste último puede recibir un sueldo que supera fácilmente en 40% al de un abogado que se estanca en un bufete.

-¿En qué industrias la diferencia de sueldos es mayor frente a los abogados de grandes estudios?

- Las mineras y las empresas de energía exhiben sueldos que ya a partir del quinto año de experiencia comienzan a superar de manera importante al percentil 75 de las oficinas.

También es posible encontrar abogados muy jóvenes en la industria minera con sueldos que superan por mucho a sus compañeros de generación que trabajan en estudios jurídicos. Y ya a partir del octavo año de carrera, serán muchas las industrias en las que se pague mejor que en los estudios grandes.

-¿Qué explica estas diferencias?

-Lo que vemos es que se traslada el escenario competitivo desde los estudios jurídicos a las empresas. Los egresados mejor calificados suelen preferir un estudio jurídico para continuar la formación que recibieron en la universidad, buscando el rigor y la metodología que son muy propios de estas oficinas. Por su parte, las grandes empresas, empiezan a dar la batalla por atraer abogados que ya están altamente entrenados y son autónomos, y que tienen considerables habilidades blandas que le permitan enfrentar un escenario completamente distinto al del estudio jurídico. Sin embargo, hemos notado un aumento en los abogados que, aprovechando que hoy hay más fiscalías robustas, optan por una empresa como su primer empleador.

-¿Esta brecha hasta qué punto puede seguir profundizándose?

-La diferencia de sueldos debiera continuar aumentando en cuanto se reactiven las condiciones que permiten a las empresas volver a su “head-count”.

Ya vimos que en el periodo 2015 a 2017 se produjeron techos de sueldo más alto tanto para estudios jurídicos como para empresas. Es decir, habían empleadores que estaban dispuestos a pagar más (unos verdaderos “sobreprecios”) para asegurarse el talento apropiado. En los últimos tres años se han registrado menos de esos episodios. Por lo tanto, falta tiempo para ver cuál será el verdadero impacto en los sueldos de los acontecimientos que comenzaron en octubre 2019 sumados a la actual crisis sanitaria.

Algunas áreas de práctica han sido más impactadas que otras; incluso algunas, como el derecho laboral, tienen más demanda que nunca. Pero la mayoría requiere de una reactivación de la economía para que se vuelvan a ver los niveles de crecimiento constante que tenían las remuneraciones de los abogados más competitivos.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Multimedia