Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store

Descargar la aplicación Papel Digital

Android appGoogle Play Available on the App Store
Domingo 23 de Abril, 2017

Diario Financiero

  • Dólar US
  • Peso Arg.
  • Yen Jap.
  • Petr. Brent
  • Plata
  • Gas Natural
  • Bovespa
  • FTSE
  • UF Hoy
  • IPC
  • IMACEC
  • Euro
  • Real Bras.
  • Cobre
  • Petr. WTI
  • Oro
  • IPSA
  • IBEX
  • Nikkei
  • Dólar Obs.
  • UTM
  • IVP
Volver a noticia original

Multinacionales

17/04/2017

Autos eléctricos, sin conductor y compartidos cubrirán 25% de los recorridos en EEUU a 2030

Consultora prevé un cambio rápido y profundo en la industria automotriz, que afectará primero a las ciudades con más de un millón de habitantes.

  • Por Ignacio Gallegos F.
    Autos eléctricos, sin conductor y compartidos cubrirán 25% de los recorridos en EEUU a 2030

    Una transformación radical está a la vuelta de la esquina para la industria automotriz. A partir de 2020, la lógica del transporte en las grandes urbes comenzará a atravesar cambios graduales y relevantes, especialmente impulsada por tres motores que ya rugen hoy: el creciente uso de automóviles eléctricos, la popularidad de los servicios de transporte compartido (como Uber) y la gran promesa tecnológica del sector: los vehículos sin conductor.

    Así lo concluyó un estudio de Boston Consulting Group que asegura que para 2030 los vehículos autónomos eléctricos compartidos (SAEV, su sigla en inglés) cubrirán entre 23% y 26% de toda la distancia que se recorra en Estados Unidos.

    “Esta evolución de la movilidad ya no es una fantasía”, dijo el líder del equipo automotor en Norteamérica de BCG, Brian Collie. “La tecnología existe y nuestra investigación muestra que muchos consumidores la incorporarán”.

    La investigación asegura que una popularización del uso de SAEV permitirá ahorrar tiempo, dinero y vidas, además de contribuir a la disminución de la contaminación urbana y la congestión de las calles.

    Collie, no obstante, también lanzó una advertencia. “Muy pocos de los actores están tomando los pasos necesarios para ponerse en posición de prosperar en este futuro de mediano plazo. El momento de actuar es ahora”, sostuvo.

    Alivio al presupuesto

    El estudio de BCG se basó en encuestas a más de 6.000 consumidores estadounidenses, análisis de patrones de tráfico y densidad poblacional en más de un centenar de ciudades y entrevistas con un amplio espectro de especialistas. Con esos datos, la consultora determinó que un usuario promedio en Chicago, dueño de un vehículo que recorre 10.000 millas (aproximadamente 16.000 kilómetros) cada año, podría reducir sus gastos en un 60%, de cerca de US$ 1,20 por milla a US$ 0,50. Es decir, en un año podría ahorrar más de US$ 7.000 en costos de transporte.

    El alivio no sólo vendrá para los usuarios, sino también para el transporte público, que vería disminuir su demanda. Los SAEV serán más convenientes, especialmente para los viajes cortos y BCG proyecta que, a 2030, podrían acaparar el 20% de las distancias que hoy cubre el servicio público. El cambio afectará primero a las ciudades con más de un millón de habitantes.

    Una nueva lógica

    La irrupción de los SAEV promete transformar no sólo la forma en la que las personas se mueven, sino también a los negocios que rodean a la industria automotriz.

    Los fabricantes de vehículos y partes serían los más afectados. Según BCG, 5,1 millones de unidades convencionales en EEUU podrían ser reemplazadas por 4,7 millones de SAEV. La larga vida útil de los productos también generaría una caída en la demanda de servicios de mantenimiento y compra de repuestos. Las concesionarias, además, verían menos clientes, a medida que la tendencia hacia los viajes compartidos desincentiva la compra individual de vehículos.

    No obstante, BCG prevé que las transformaciones vendrán de la mano de nuevas oportunidades de negocio, específicamente en la administración de grandes flotas urbanas. Las empresas tecnológicas y de información, además de las eléctricas, también verían beneficios.

    Efectos adicionales se harían sentir en una caída aguda en el uso del combustible y en un cambio en el modelo de negocios de las aseguradoras, que enfrentarían un escenario en que las probabilidades de sufrir un accidente se reducen drásticamente.

    “Las empresas necesitan replantear sus modelos de negocios, desarrollar nuevas capacidades, crear nuevas fuentes de ventaja sostenible y redestinar activos y talento a nuevos objetivos”, señaló el socio de BCG Justin Rose. “La industria automotriz está ad portas de una gran transformación y llegará más rápido de lo que la gente se da cuenta”, sentenció el experto.

    Imagen foto_00000001

    Comentarios

    Para comentar debes ingresar a DF.cl

    Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

    ¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

  • comments powered by Disqus