×
Actualidad internacional

Espías chinos infiltraron un microchip en la cadena de suministros de Amazon, Apple y otras firmas de EEUU

El operativo apuntaba a unas 30 grandes empresas tecnológicas estadounidenses.

Por: Renato García J. | Publicado: Jueves 4 de octubre de 2018 a las 10:14 hrs.
  • T+
  • T-

A través de un pequeño microchip que se infiltró en la cadena de suministro, espías chinos apuntaron a unas 30 grandes empresas tecnológicas estadounidenses, incluyendo Amazon y Apple, reveló una investigación publicada este jueves por Bloomberg Businessweek.

La investigación encontró que los espías chinos lograron insertar microchips del tamaño de un grano de arroz en el hardware suministrado a la firma estadounidense Supermicro, uno de los mayores comercializadores mundiales de placas madre para servidores.

Las placas madre comprometidas de Supermicro se integraron en los servidores de las empresas estadounidenses seleccionadas. El objetivo de China habría sido acceder a estos centros de datos y obtener información confidencial.

Amazon detectó por primera vez los microchips mientras realizaba el proceso de due diligence para la adquisición de la empresa estadounidense de servicios de video Elemental por US$ 500 millones en 2015. Amazon contrató a un tercero para probar los servidores de Elemental, que habían sido elaborados por Supermicro. Después de detectar pequeños chips en las placas madre de los servidores que no formaban parte del diseño original, Amazon informó de sus hallazgos a las autoridades estadounidenses, "enviando un estremecimiento a través de la comunidad de inteligencia". Una investigación secreta permanece abierta tres años después.

Citando tres fuentes internas, Bloomberg dijo que Apple también descubrió los chips maliciosos en las placas base suministrados por Supermicro en 2015. Un año después, Apple terminó su relación con Supermicro argumentando razones no relacionadas.

Espionaje industrial

Las revelaciones llegan en momentos en que el presidente Donald Trump impulsa una dura guerra comercial contra China, a la que acusa no solo de competencia desleal, sino también de robo de patentes y espionaje industrial.

Las autoridades chinas se han planteado el objetivo de convertirse en la mayor potencia tecnológica del mundo en los próximos años, para lo cual las empresas estatales han liderado una agresiva ola de adquisiciones de rivales extranjeros, accediendo por esta vía a tecnología estratégica.

Fuentes en Beijing han señalado en el pasado que el gobierno comunista sospecha que la verdadera motivación de Trump para aplicar altos aranceles a las importaciones no es tanto el enorme déficit comercial que EEUU mantiene con China, sino evitar que ese país se convierta en la potencia hegemónica mundial en los próximos años, desplazando a las democracias liberales de Occidente.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Videos