Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store

Descargar la aplicación Papel Digital

Android appGoogle Play Available on the App Store
Lunes 26 de Septiembre, 2016

Diario Financiero

  • Dólar US
  • Peso Arg.
  • Yen Jap.
  • Petr. Brent
  • Plata
  • Gas Natural
  • Bovespa
  • FTSE
  • UF Hoy
  • IPC
  • IMACEC
  • Euro
  • Real Bras.
  • Cobre
  • Petr. WTI
  • Oro
  • IPSA
  • IBEX
  • Nikkei
  • Dólar Obs.
  • UTM
  • IVP
Volver a noticia original

Mercosur lanza dura advertencia a Venezuela: país no asumirá presidencia del bloque y podría ser suspendido

Liderados por Brasil, los miembros fundadores fijaron una fecha límite para que el gobierno de Nicolás Maduro cumpla las exigencias, el 1 de diciembre.

  • Por Ignacio Gallegos F.
    Mercosur lanza dura advertencia a Venezuela: país no asumirá presidencia del bloque y podría ser suspendido

    “El país no ha incorporado normativa esencial del Mercosur en su legislación nacional”. Ese es el diagnóstico que Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay expresaron sobre Venezuela, al emitir una declaración conjunta en la que asumen la presidencia del bloque durante este semestre y emplazan al gobierno de Nicolás Maduro a cumplir las condiciones de la organización, so pena de ser suspendido.

    Así lo informó ayer un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil y firmado por el titular de esa cartera, José Serra. En ella, se expresa que Venezuela “ha incumplido los compromisos asumidos en el Protocolo de Adhesión a Mercosur, firmado en Caracas en 2006, específicamente en lo que se refiere a la incorporación al ordenamiento jurídico venezolano de normas y acuerdos vigentes” en el bloque.

    De acuerdo con el texto, suscrito por los cuatro países fundadores, la medida busca la “preservación y fortalecimiento de Mercosur” y asegurar “la continuidad en el funcionamiento de los órganos y mecanismos de integración, cooperación y coordinación del bloque”.

    En respuesta, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, dijo ayer en redes sociales que “esta declaración de la triple alianza del gobierno de Argentina, Paraguay y de facto de Brasil, vulnera la legalidad de la organización”. Su rechazo excluyó a Uruguay, que se había mantenido al margen de la polémica por la presidencia del grupo y se abstuvo en esta oportunidad, permitiendo la aprobación de la declaración.

    Rodríguez agregó que “en Mercosur las decisiones se adoptan por consenso y respetando las normas de funcionamiento. No permitiremos violaciones a los tratados (...) pretender destruir Mercosur mediante artimañas antijurídicas es reflejo de la intolerancia política y desesperación de burócratas”.

    Incumplimientos

    De acuerdo con el documento, el país tenía plazo hasta el 12 de agosto para incorporar en su legislación acuerdos como el de complementación económica, el Compromiso con la Promoción y Protección de los Derechos Humanos y el Acuerdo sobre Residencia para Nacionales de los Estados Miembros. La decisión de los estados fundadores del acuerdo prorroga ese plazo hasta el 1 de diciembre, tras lo cual, si no se normaliza la situación, “Venezuela será suspendida de Mercosur”.

    El ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Eladio Loizaga, explicó ayer a la radio ABC Cardinal que Venezuela “no ha completado los requisitos de adhesión” y que “ellos señalan que no pueden cumplir 120 de esas decisiones porque van en contra de su sistema legal interno”.

    Frente a ello, como presidentes temporales del bloque, los países fundadores tomarán la atribución de “definir cursos de acción y adoptar las decisiones necesarias en materia económico-comercial y otros temas esenciales para el funcionamiento de Mercosur. Lo mismo ocurrirá en las negociaciones comerciales con terceros países o bloques de países”.

    Bloque dividido

    La mesa del Mercosur mostró divisiones ideológicas en junio, cuando todos los países miembros, excepto Uruguay, se opusieron a que Venezuela asumiera la presidencia rotativa del bloque, acusando al país petrolero de no implementar un acuerdo económico conjunto y un compromiso para proteger los derechos humanos.

    La disputa sobre el liderazgo paralizó las operaciones de la organización, las negociaciones con otros países y bloques. La presión estaba sobre el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, quien se vio obligado a no oponerse a una postura firme sobre Venezuela.

    El profesor de relaciones internacionales de Fundación Getulio Vargas en Sao Paulo, Oliver Stuenkel, señaló a Reuters que “ya que la membresía en Mercosur es vista como importante para el régimen venezolano, para mostrar a la gente que está integrado en la región, esto sin duda añadirá presión”. No obstante, reconoció que “es poco probable que esto cambie las cosas” en el país.

    El bloque, dominado por años por gobiernos de izquierda, ha vivido un giro tras cambios de mando en Argentina, donde Mauricio Macri se impuso al kirchnerismo en las urnas, y Brasil, donde un impeachment puso fin al mandato de Dilma Rousseff, generando críticas desde las administraciones de Ecuador y la propia Venezuela, que retiró a su embajador.

    Crisis interna

    En medio de una grave crisis económica, con la inflación más alta del mundo y una fuerte escasez de bienes, el gobierno de Nicolás Maduro hace frente a una crisis política que podría terminar con su salida del poder. La oposición, que ahora domina el Poder Legislativo, ha intentado activar un proceso revocatorio y ha convocado a masivas manifestaciones para acusar la lentitud de la tramitación.

    Ayer, el diputado opositor y presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales de la cámara, Williams Dávila, manifestó que “Maduro acaba de poner al pueblo venezolano al borde de un precipicio” y sostuvo que una eventual suspensión “sería muy negativa para los venezolanos”.

    La Mesa de Unidad Democrática, que reúne a los partidos opositores, convocó a una nueva manifestación mañana, para exigir que el Consejo Nacional Electoral (CNE) active el proceso revocatorio y dé una fecha para la recolección de firmas del 20% del padrón electoral para llamar a un referendo. Si éste no se concreta este año y la mayoría vota contra Maduro, el poder pasaría a manos del vicepresidente y quedaría en poder del chavismo.

    Cronología del impasse

    2012. Venezuela ingresa al Mercosur y comienza un período de cuatro años para que ajuste su legislación a la del bloque.


    Junio de 2016. Se cumple el plazo de la presidencia de Uruguay y Venezuela se prepara para asumir el liderazgo pro-témpore del organismo, ya que le corresponde por orden alfabético. Países alertan que no cumple con las condiciones.


    Julio de 2016. Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay se reúnen sin llegar a acuerdo sobre el traspaso. Este último defiende que Venezuela tome el mando.


    Agosto de 2016. Acaba el plazo para que Venezuela incorpore normativas de Mercosur a su legislación. La canciller anuncia que su país asume la presidencia, pese a que no hubo traspaso. Cita a una cumbre y sólo asiste Uruguay.


    Septiembre de 2016. Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay llegan a un acuerdo (aunque este último se abstiene) y asumirán la presidencia multilateralmente.

    Comentarios

    Para comentar debes ingresar a DF.cl

    Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

    ¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

  • comments powered by Disqus