×
Actualidad internacional

Reino Unido: Theresa May enfrenta la peor crisis de su gestión a ocho meses del Brexit

Miembros del partido de la primera ministra rechazan su plan para salir del bloque por considerarlo “suave”. Ella defendió que es “el acuerdo correcto para el país”.

Por: Ignacio Gallegos F. | Publicado: Martes 10 de julio de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, enfrentó ayer el debate más duro de su mandato en la cámara baja del Parlamento, en medio de la profunda división en su partido sobre la estrategia para negociar la salida del país de la Unión Europea, decidida en un referendo hace más de dos años.

Imagen foto_00000003

May llegó a Westminster golpeada. Minutos antes, su oficina había informado que aceptaba la renuncia del secretario de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, el segundo de sus ministros en abandonar el gabinete en horas. El domingo, había hecho lo mismo el secretario para el Brexit, David Davis.

En el Parlamento, May explicó que las salidas ocurrieron porque “no estamos de acuerdo sobre cuál es la mejor forma de cumplir nuestro compromiso conjunto de honrar el resultado del referendo”. También agradeció a ambos por su trabajo y dio la bienvenida al sucesor de Davis, Dominic Raab.

Pero en su Partido Conservador el descontento era latente. Parte importante de los “tories” rechazó la declaración del gobierno el fin de semana, que delineó una estrategia más suave para negociar con Bruselas. El documento apuntaba a un acuerdo de libre comercio con el bloque que la obligaría a cumplir reglas comerciales europeas. Asimismo, respetaría los fallos de la Corte Europea de Justicia.

“Hemos tenido un debate nacional apasionado”, señaló la premier. También aseguró que el gabinete haría preparativos por si no hubiera acuerdo con la UE. “Este es el Brexit correcto. Es el acuerdo correcto para el Reino Unido”, sentenció.

Durante la tarde, Downing Street también nombró al futuro canciller: Jeremy Hunt, quien en 2016 hizo campaña por permancer en la UE.

Bajo presión

En su carta de renuncia Johnson señaló que “el Brexit debe tratarse de oportunidad y esperanza (...) Ese sueño está muriendo, sofocado por las dudas innecesarias”.

Agregó: “Parece que vamos en camino a un semi Brexit, con grandes partes de la economía aún encerradas en el sistema de la UE (...) Verdaderamente vamos encaminados al estatus de colonia”.

La división en Londres por el Brexit llega cuando el fin del plazo legal de los diálogos se acerca: el Reino Unido estará fuera de la UE a partir del 29 de marzo de 2019.

En Westminster, May también enfrentó los embates de la oposición. “Quedan pocos meses para que las negociaciones tengan que terminar y tenemos una crisis en el gobierno, dos secretarios renunciados y no estamos más cerca de saber cómo será nuestra relación con los países vecinos”, criticó el líder laborista, Jeremy Corbyn.

Agregó: “¿Cómo puede alguien tener fe en que la primera ministra logre un buen acuerdo con los 27 países de la UE si no puede hacerlo en su propio gabinete?”

Pero el peor escenario para el liderazgo de May -que los euroescépticos en su partido pidieran su renuncia- no se concretó, y la autoridad reafirmó que el país saldrá de la unión aduanera, el mercado común y el sistema de justicia del bloque tras el Brexit.

Desde la UE, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, manifestó que “desafortunadamente, la idea del Brexit no se ha marchado (...) El desastre causado por el Brexit es el mayor en la historia de las relaciones entre la UE y el Reino Unido”.

El futuro

El gobierno de May debe presentar el jueves el llamado Libro Blanco del Brexit, en el que detallará su visión para la relación con la UE. Más tarde, este mismo mes, la cámara baja debatirá cambios a proyectos de comercio y aduanas que involucran la relación con el bloque. Las iniciativas, impulsadas por conservadores que se oponen al “Brexit suave” de May con respaldo de la oposición, podrían complicar aún más a la premier.

La supervivencia de May como primera ministra también será puesta a prueba en la conferencia del partido a fines de septiembre y luego, en octubre, la cumbre de la UE celebrará su última cumbre antes de que Brexit sea una realidad.

Pero para llegar a eso, May aún debe contener las fugas en su gabinete. Si hay más renuncias, es la premier podría no ver el final del proceso para el que fue elegida.

El acuerdo que generó las renuncias

A la noruega
La nueva estrategia del gobierno de Theresa May considera un "área de libre comercio de bienes" que una al Reino Unido con la UE. Ello mantendría sin cambios la relación aduanera y obligaría a Londres a incorporar normas aprobadas en Bruselas. La idea es rechazada por quienes esperan un quiebre completo.
El problema de la Justicia
Mientras May asegura que el país dejará de estar sujeto a la Corte Europea de Justicia, el acuerdo señala que se "respetarán" los fallos europeos, lo que daría jerarquía al tribunal del bloque sobre los británicos en materia comercial.
Las incertidumbres
El texto dice que Londres buscará un "acuerdo aduanero facilitado", pero también que espera mantener las condiciones de la unión. La disyuntiva no convence a quienes apoyaron el Brexit y también es mirada con sospecha desde Bruselas.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Videos