Suscríbete


Suscríbete

20%dcto

Economía

Estudio mide la caja del sector corporativo chileno ante shock en ingresos

Análisis usó como muestra a 50 firmas que reportan a la CMF. El sector no financiero nacional presenta un “alto nivel de liquidez” para solventar sus obligaciones.

Por: Montserrat Toledo | Publicado: Lunes 10 de enero de 2022 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

 

La necesidad de estar preparado para enfrentar una crisis se hizo aún más evidente con el estrés que significó la pandemia para la economía. Las restricciones sanitarias impuestas para contener la propagación del Covid-19 impactaron fuertemente las ventas de las empresas no financieras y, con ello, presionaron su liquidez -entendida como la capacidad de una firma de obtener efectivo-, pero las compañías nacionales tenían cierta resiliencia para enfrentar la emergencia.

Jorge Fernández, Fernando Pino y María Ignacia Valencia, todos investigadores del Banco Central, decidieron estimar la disponibilidad de efectivo de las empresas del sector corporativo, expresada en cuántos meses tienen las firmas para enfrentar costos y obligaciones con la liquidez disponible. En resumen, buscaron proponer un indicador de capacidad de “meses de caja”.

Esto decantó en “Liquidez del sector corporativo chileno: estimación de disponibilidad de caja bajo escenarios de estrés”, estudio en el que los autores analizaron a 50 empresas no financieras que reportan a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) entre diciembre de 2019 y el mismo mes del año siguiente. Esta muestra representa cerca del 68% del total de los activos consolidados del sector corporativo al último mes de 2020.

El paper concluyó que “bajo diferentes escenarios de estrés económico, el sector corporativo chileno presenta un alto nivel de liquidez para solventar sus obligaciones y pagos operativos y financieros”.

En concreto, ante un shock que afecta el 25% de ingresos, más o menos el 80% de las firmas tendría un buffer de diez o más meses para poder solventar sus gastos, y en un escenario más externo sin ventas, este número alcanzaría un 74% de las firmas contempladas.

La investigación también detalla que, en plena crisis y con un marco en que las firmas dejan de percibir ingresos, un 80% de las mismas tendría recursos suficientes para solventar sus gastos por un período máximo de seis meses.

Medir los meses de caja

Los investigadores concluyeron que el indicador que proponen “es útil para determinar un rango en el cual una empresa puede estar o no bajo un problema de liquidez futura, en contraste con la razón corriente o ácida que depende de sólo información pasada”.

También resaltaron que la herramienta para medir la capacidad de meses de caja permite incorporar elementos individuales de cada empresa y sector económico, a diferencia de indicadores anteriores.

“Este nuevo tipo de indicador entrega información relevante para el sector corporativo chileno, permitiendo cuantificar, identificar y ordenar el riesgo relacionado con liquidez de las firmas ante escenarios de shocks negativos, en contraposición con los indicadores estándares que sólo capturan una visión agregada e información pasada de las firmas”, se lee en el estudio. De hecho, su reporte y monitoreo se ha incluido en el Informe de Estabilidad Financiera del Banco Central en el contexto de la crisis sanitaria.

Los años posteriores

Jocelyn Tapia, académica de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Diego Portales, acota que es necesario actualizar el análisis considerando los datos de 2021 para identificar la situación actual de las firmas.

Precisa que las condiciones generales de las empresas nacionales cambiaron en varios aspectos el año pasado, pero puntualiza que las compañías que reportan a la CMF han aumentado sus ventas y disminuido su endeudamiento en la segunda mitad del año. Esto “mantendría el optimismo presentado en las conclusiones del estudio”, destaca.

La economista precisa que hay que contemplar los efectos sobre la liquidez de las empresas, dado que aunque el apalancamiento ha caído, todavía está en “valores altos”, llegando al doble del nivel visto a inicios de la pandemia. Añade que el aumento de la inflación ha generado “un incremento del costo de oportunidad de la liquidez”, y suma que el pago de dividendos ha aumentado “considerablemente” a fines de 2021.

La también doctorada en Economía de la UC destaca que el sector corporativo puede sacar aprendizajes de este estudio: “La falta de liquidez sostenida puede derivar en un problema de solvencia, lo que es particularmente relevante en escenarios de estrés económico, en donde el financiamiento mediante deuda puede verse restringido y ser costoso, por lo que la administración de las obligaciones y flujos es crucial para las empresas”, recuerda.

Hacia adelante, dice que, “potencialmente la evolución de la pandemia puede transformarse en un nuevo episodio de estrés para las empresas con la aparición de la variante ómicron, la cual ha resultado tener altas tasas de contagio”.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído