×
Economía

Luis Carlos Reyes: “El gobierno de Duque no ha mostrado capacidad de responder rápido a las demandas ciudadanas”

Según el economista, la inconformidad proviene de la inseguridad y de las políticas económicas sobre pensiones, trabajo y la reforma tributaria.

Por: Rocío Vargas Suárez | Publicado: Jueves 28 de noviembre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Hoy se cumple una semana desde la primera convocatoria a protestar en Colombia, en contra de las medidas económicas anunciadas por el presidente Iván Duque. El rechazo al denominado “paquetazo económico”-que incluye reformas al trabajo y las pensiones- logró reunir a 250 mil personas el 21 de noviembre, y desde entonces las movilizaciones no han bajado su intensidad. Ayer fue una nueva jornada de paro nacional.

Imagen foto_00000002

El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), Bruce Mac Master, dijo que “no estamos de acuerdo con que se intente mantener un paro permanente, ya se logró convocar a una conversación nacional, en la mayoría de los temas que se han mencionado tienen trascendencia”.

Sin embargo, el Ph.D en Economía de la Universidad de Michigan y director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana de Colombia, Luis Carlos Reyes, aseguró a DF que el gobierno de Duque ha reaccionado con lentitud, identificando cuatro demandas clave: seguridad, trabajo, pensiones y reforma tributaria.

Esta última, que estaba incluida en la ley de presupuesto 2019 y que fue derogada por parte del Tribunal Constitucional en octubre, es una de las principales preocupaciones de Duque. “El gobierno está empujando a que esto se apruebe antes del 31 de diciembre, porque si no, todo el 2020 no va a haber recortes de impuestos a las empresas (punto crucial en el documento de gobierno), y ellos argumentan que si esto no pasa, se va a reducir la confianza inversionista en el país”, explicó Reyes.

- ¿Por qué se genera esta crítica tan dura al gobierno de Iván Duque?

- La inconformidad ciudadana viene de muchos aspectos. Yo diría que los principales son la política de seguridad y las políticas económicas del gobierno -sobre pensiones, trabajo y temas tributarios- frente a la situación económica actual.

Sobre la reforma tributaria, una de las políticas de campaña del presidente fue reducir los impuestos a las empresas. Y hay preocupación en varios sectores al respecto, debido a que estos son menos ingresos para que el gobierno financie los programas sociales.

- ¿Cómo cree que han influido las paralizaciones en la agenda presidencial?

- Han llevado al gobierno a darse cuenta de que tiene que hacer algo al respecto, pero me parece que la administración está bastante desorganizada y los cambios han sido improvisados.

- ¿Por qué cree que fracasó la reunión entre el gobierno y los sindicatos?

- El gobierno no ha mostrado capacidad de responder rápido a las preocupaciones de la ciudadanía. Parece muy absorto en su propia burbuja. La primera reunión que tuvo el presidente fue con los empresarios del país. Una cosa que piden los líderes del paro es que se reúna exclusivamente con ellos y no con los empresarios, ya que ellos no fueron los que convocaron este movimiento. Entonces, creo que ha sido la lentitud del gobierno de entablar un diálogo franco con la ciudadanía. Los representantes del paro y la opinión pública se dan cuenta de que esto es un diálogo un poco etéreo y que no hay garantías de que tenga consecuencias reales.

- ¿Qué otras medidas está negociando Duque?

- (Respecto a reformas al trabajo y las pensiones) las ofertas de negociación que salen del gobierno no parecen reconocer todavía la necesidad de hacer ajustes estructurales, sino únicamente cosas cosméticas. Otra cosa que se está negociando son los asuntos tributarios, que yo creo no tenían intención de negociar, porque a veces el público está un poco distante. Son complejos y aburridos.

Del resto, yo no he visto ninguna oferta real de negociación. Yo lo comparo con la situación de Chile. (Sebastián) Piñera obviamente representa intereses que están completamente alineados con el establishment. Por lo menos ha ido midiendo la gravedad de la situación y ha ido respondiendo con propuestas que desde aquí parecen bastante radicales. Y acá yo sólo veo respuestas cosméticas. Si esta crisis no se maneja bien, yo creo que al gobierno y su partido le puede costar muy caro en las urnas en los próximos años.

- ¿Cómo ve el panorama para Colombia?

- Yo soy optimista. Lo que está pasando es una transición política donde el voto de opinión está empezando a tener mucho más peso. Se está viendo un cambio político, un cambio en las actitudes de la ciudadanía hacia el gobierno, una mayor disposición a exigir y a participar en política, sobre todo porque en Colombia casi todas las reivindicaciones de corte social era fácil para el gobierno asociarlas con las guerrillas izquierdistas.

Creo que es un momento interesante para la democracia colombiana, en el cual, sobre todo el Congreso, que está acostumbrado a actuar simplemente como la notaría del Poder Ejecutivo, está empezando a actuar como el contrapeso de ese poder, que es para lo que existe en un principio. O quizás es un poco temprano para decirlo.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído