Economía

¿Por qué parece tan difícil alcanzar el nuevo y urgente acuerdo de estímulo en EEUU?

Este viernes expiran, entre otros, los beneficios por desempleo en el país, pero los republicanos aspiran a que el nuevo paquete sea de US$ 1 billón, un tercio de la propuesta demócrata.

Por: Montserrat Toledo | Publicado: Martes 28 de julio de 2020 a las 12:32 hrs.
  • T+
  • T-
Los analistas coinciden en que el desplome del segundo trimestre será catastrófico como consecuencia de los cierres para mitigar los contagios. Foto: Reuters
Los analistas coinciden en que el desplome del segundo trimestre será catastrófico como consecuencia de los cierres para mitigar los contagios. Foto: Reuters

Compartir

Una semana clave está viviendo la economía estadounidense, donde tanto el sistema sanitario y la salud de las personas, como el mercado laboral y la economía en general, se han visto particularmente golpeados.

Hace meses que el Partido Demócrata está presionando en el Congreso para que se apruebe un nuevo paquete de estímulo que busca inyectar US$ 3 billones a la economía, al cual la Cámara de Representantes ya le dio el visto bueno, en mayo.

Imagen foto_00000005

Sin embargo, los republicanos nunca estuvieron de acuerdo con la envergadura del plan ni con mantener los beneficios por desempleo -que cada semana entregan US$ 600 a quienes perdieron sus empleos- por lo que llevan, también meses, discutiendo, junto a la Casa Blanca, su propuesta.

La semana pasada se comenzaron a vislumbrar los lineamientos de la batería oficialista y ayer el senador Mitch McConnell reveló que el plan republicano pretende destinar US$ 1 billón -un tercio de la propuesta demócrata- a apoyar a la economía, en acuerdo con la Casa Blanca.

En el detalle, consiste en entregar una nueva ronda de pagos directos por US$ 1.200 a las personas, más fondos de préstamos para pequeñas empresas, e incentivos para fabricar equipos de protección personal para trabajadores de la salud en Estados Unidos -en lugar de en China-, entre otras medidas.

Sin embargo, el documento también busca reducir en US$ 400 los beneficios semanales por desempleo, por lo que -de seguir adelante- los estadounidenses pasarían a recibir solo US$ 200 a la semana, versus los US$ 600 actuales y que los demócratas buscan mantener.

El argumento detrás de la rebaja es que seguir pagando dicha suma a quienes no trabajan sería un desincentivo para que, justamente, vuelvan a incorporarse al mercado laboral, algo que ha sido un consenso entre republicanos desde que se puso el punto sobre la mesa.

Ambos bandos han llamado al otro a llegar a un acuerdo durante esta semana, ya que el viernes vencen los conflictivos subsidios, además de otros que por estos días, solo en materia de desempleo, estarían beneficiando a cerca de 30 millones de estadounidenses.

Pero la propuesta republicana no logró dejar conformes a los demócratas, que fue calificada como "patética" por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien reforzó que "el Congreso no puede irse a casa sin un acuerdo", refiriéndose al receso planificado por los legisladores para agosto.

El plan republicano incluso habría generado molestias dentro del mismo partido, como del senador Ted Cruz, quien criticó que "la respuesta a estos desafíos no será simplemente sacar dinero de Washington. La respuesta a estos desafíos será hacer que la gente vuelva a trabajar". Además, advirtió que varios republicanos expresarían "serias preocupaciones" sobre el proyecto.

Nuevos anuncios y proyecciones
La discusión en el Congreso se está viviendo al mismo tiempo que la reunión de política monetaria ordinaria de la Reserva Federal, que si bien se espera que mantenga las tasas de interés en un rango cercano a cero -hasta 2021-, podría seguir adoptando medidas extraordinarias para evitar el colapso.

Sin ir más lejos, hoy anunció su decisión de extender hasta fin de año las líneas de crédito disponibilizadas producto de la pandemia, lo que "facilitará la planificación por parte de los posibles participantes de las instalaciones y proporcionará certeza de que las instalaciones continuarán disponibles para ayudar a la economía a recuperarse de la pandemia de Covid-19", según el banco central.

Adicionalmente, el jueves se dará a conocer el dato del Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre, anticipándose un desplome histórico de la actividad, pues la recuperación habría comenzado incipientemente en julio.

Si bien hay diferentes expectativas para el desplome de la economía, el consenso del mercado es que sería del orden de 34%, ampliamente superior a la contracción de 5% de los primeros tres meses del año, por lo que de todas maneras el dato superaría el peak de la crisis financiera, cuando el cuarto trimestre de 2008 el PIB cayó 8,4%.

Al día siguiente, el viernes, el Congreso debería llegar a un acuerdo, pues de no hacerlo, serían millones de estadounidenses los que desde la semana siguiente verían mermados sus ingresos proporcionados extraordinariamente.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Multimedia