×
FT Español

FT: Ministro de Finanzas de Brasil mantiene la fe en las reformas de mercado pese a la crisis en Chile

Paulo Guedes cree que la causa del estallido social en Chile ha sido mal diagnosticada. “Lo que sucedió en Chile es que no aprobaron sus reformas democráticamente. Por lo tanto, ni siquiera entienden las razones de su éxito", opinó en entrevista con FT.

Por: Financial Times, M. Stott y A. Schipani | Publicado: Domingo 10 de noviembre de 2019 a las 13:45 hrs.
  • T+
  • T-

Tres semanas de disturbios y saqueos en Chile contra las políticas de libre mercado podrían haber puesto a prueba las convicciones de muchos liberales económicos devotos, pero la fe de Paulo Guedes, el ministro de Finanzas de Brasil, no tiene límites.

En entrevista con Financial Times, Guedes rechazó cualquier sugerencia de retroceder en las reformas económicas más ambiciosas de Brasil desde el retorno de la democracia en la década de 1980. Después de su éxito en impulsar recortes antes inimaginables a las generosas pensiones del gobierno, el discípulo de Milton Friedman nacido en Rio de Janeiro presentó la semana pasada su último paquete de medidas para reducir el inflado Estado de su país.

“Durante los últimos 40 años seguimos siendo una economía cerrada. Nos importó un bledo integrar las cadenas de valor globales, aumentar la competitividad, aumentar la productividad", dijo Guedes. "Ahora lo vamos a hacer".

Las nuevas propuestas revisarían integralmente la maquinaria del gobierno, liberando más dinero para el gasto de inversión, desencadenando medidas automáticas de austeridad cuando se violen los límites fiscales y descentralizando el gasto público. Eliminarán alrededor de una quinta parte de los municipios del país que no son financieramente viables y venderían la mayor parte de la mayor empresa de servicios públicos de Brasil, Eletrobras.

Guedes estimó los ahorros de las reformas administrativas en cerca de 350 mil millones de reales (US$ 85 mil millones) en los próximos 10 años.

"La característica más importante (del nuevo paquete) es la responsabilidad fiscal", dijo, al exponer cómo funcionarían las medidas automáticas de austeridad. “Dejas de dar aumentos. No hay aumento en los salarios, no hay promoción, simplemente congelas la factura salarial durante dos años. Por lo tanto, ninguna crisis fiscal durará más de un año y medio en Brasil de ahora en adelante”.

Políticos en pánico

El gobierno conservador del presidente Jair Bolsonaro carece de mayoría en el Congreso, que debe aprobar las medidas. Pero Guedes cree que la aprobación final de las reformas de pensiones el mes pasado es una prueba de que el clima político en Brasilia ha cambiado como resultado de la presión pública.

"Estoy sorprendido de lo bien que van las cosas en el Congreso ahora", dijo en su oficina ministerial, que domina el edificio diseñado por Oscar Niemeyer que alberga el parlamento de Brasil. “Ya no hay pelea. Entienden".

Repite con cariño el canto de manifestantes progubernamentales este año pidiendo 1 billón de reales en ahorros en pensiones estatales: "Un billón, Paulo Guedes tiene razón".

"Los políticos vieron eso y estaban en pánico", se rio el ministro de Finanzas. “Dijeron: Qué mierda es esto, tenemos que aprobar un sacrificio. Están pidiendo que hagamos un sacrificio. Están pidiendo un billón… Vimos eso. Es asombroso."

Un exoperador de bolsa que cofundó Banco Pactual, que luego se convirtió en uno de los mayores bancos de inversión de Brasil, antes de administrar su propio fondo, Guedes recurre con frecuencia a la lengua vernácula del piso de negociación. "Vende esa mierda", "Jesucristo" y los precios "están disparados" están entre sus favoritos.

Ahora que tiene 70 años, Guedes aprovecha la oportunidad de cumplir una ambición de toda la vida: desatar en su tierra natal toda la fuerza de la economía de libre mercado que aprendió de Friedman en la Universidad de Chicago en la década de 1970. Frustrado por la hostilidad al liberalismo económico en Brasil después de regresar de EEUU, Guedes trabajó en la Universidad de Chile en la década de 1980 bajo la dictadura de Pinochet. Observó de primera mano las reformas de los "Chicago boys", economistas chilenos que habían aprendido del mismo gurú.

"Fue una transformación maravillosa", dijo sobre su trabajo. “El país duplicó su ingreso per cápita. Thatcher, Reagan, lo entendieron.

Su visión sobre Chile

¿Las violentas protestas que han sacudido a Chile no han cambiado su punto de vista? Guedes cree que la causa raíz ha sido mal diagnosticada. “Lo que sucedió en Chile es que no aprobaron sus reformas democráticamente. Por lo tanto, ni siquiera entienden las razones de su éxito".

¿Podría haber un problema con el modelo puro de libre mercado? "Es sorprendente cómo la gente usa la política para decir estupideces sobre economía", replica. “Entonces, un país crece 35 años más rápido que todos los demás. Luego tienen una protesta que se parece mucho más a los chalecos amarillos en Francia que a cualquier otra cosa, y luego dices: escucha, el (sistema de pensiones) no funciona en Chile. Yo diría al revés. Yo diría: bueno, tal vez la socialdemocracia no funciona, porque han tenido siete presidentes socialdemócratas y un solo liberal”.

La socialdemocracia es particularmente negativa para Guedes, quien cree que ha impulsado a Europa y a Brasil a abandonar el crecimiento en nombre de la reducción de la desigualdad, en lugar de abrazar sin reservas el capitalismo y los mercados, como en Asia.

Héroes del capitalismo

En un momento de creciente incertidumbre global sobre el futuro del capitalismo de libre mercado, la fe de Guedes en sus héroes económicos no tiene límites. El nombre de su programa, "En el camino hacia la Prosperidad", es una amalgama, explica, del tratado de Friedrich Hayek sobre el libertarismo del mercado “Camino a la Servidumbre” y la “Prosperidad a través de la Competencia”, de Ludwig Erhard, que guió el milagro económico de la posguerra de Alemania.

Las referencias filosóficas pueden pasar desapercibidas para la mayoría de los brasileños, que luchan con una de las peores distribuciones de ingresos del mundo y niveles de pobreza persistentemente altos.

Veja, un semanario brasileño de noticias que critica al gobierno, ha acusado a Guedes de "una falta de sensibilidad social digna de un villano de una novela".

Los banqueros en la capital financiera de Brasil, Sao Paulo, siguen preocupados por el nivel de apoyo de Bolsonaro a Guedes, recordando la afición pasada del mercurial presidente por las políticas estatistas. "Hasta ahora, Bolsonaro le ha dado un margen de maniobra completo a Guedes", dijo uno. “¿Pero Bolsonaro cree plenamente en sus políticas? No, no lo cree".

Guedes no se inmuta y dice que se siente seguro en su estrecha relación con el presidente. “Vino conmigo y me está apoyando. Debo decir eso honestamente. El presidente nunca falló en su apoyo. Nunca."

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído