×
Multinacionales

T-Mobile y Sprint remodelan el negocio de telecomunicaciones en Estados Unidos

La fusión entre las empresas creará el conglomerado más grande en la primera economía mundial, generando una fuerte competencia para los actuales líderes: AT&T y Verizon.

Por: Rocío Vargas Suárez | Publicado: Miércoles 12 de febrero de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
La adquisición apunta al desarrollo de la red 5G antes que sus competidores, AT&T y Verizon. Foto: Reuters
La adquisición apunta al desarrollo de la red 5G antes que sus competidores, AT&T y Verizon. Foto: Reuters

El gigante alemán de las telecomunicaciones, T-Mobile, obtuvo finalmente el visto bueno ayer para concretar la compra de la firma estadounidense del mismo rubro, Sprint.

La fusión entre las empresas mantiene expectante al mercado ya que representa un vuelco en la industria inalámbrica de la primera economía mundial, creando el conglomerado más grande del país. Y, precisamente, por esto es que la adquisición tuvo trabas en un principio.

Ambas empresas informaron ayer que esperan cerrar el acuerdo el 1 de abril por un total de US$ 59 mil millones. Esta fusión pondrá mayor peso sobre los líderes de la industria estadounidense, AT&T y Verizon, ya que la nueva unión superará a la primera firma en el número total de clientes. Es decir, más de 100 millones de usuarios.

Imagen foto_00000002

Eso sí, el triunfo no fue pleno. Para que la compra fuera aprobada, las partes acordaron vender las marcas de prepago de Sprint al operador de televisión Dish Network que ampliará su portafolio con servicios de telefonía inalámbrica.

“Hoy significó una gran victoria para esta fusión (…) ¡Finalmente podemos centrarnos en los últimos pasos para lograrla!”, festejó el director ejecutivo de T-Mobile, John Legere, a través de un comunicado.

Reestructuración

La compra de Sprint por parte de T-Mobile no es una simple adquisición. Esta combinará al tercer y al cuarto operador más grande en Estados Unidos, creando un gigante de la industria de las telecomunicaciones.

El panorama no se ve fácil para AT&T y Verizon, los top of mind de ese mercado. Esto a raíz del posible desarrollo de la red 5G por parte del nuevo T-Mobile, que ya despertó el interés de los inversionistas.

Las acciones de Sprint se dispararon en 77,5% a US$ 8,52. Mientras que T-Mobile avanzó 11,78% a US$ 9,49.

“La amplia y profunda red 5G, a la que sólo nuestras empresas combinadas podrán dar vida, cambiará la conexión inalámbrica… y más allá (…) ¡Todavía no han visto nada!”, dijo Legere.

Para Deutsche Telekom –la empresa matriz de la compradora-, el acuerdo significa mayor independencia de la firma alemana en Europa.

Esto impacta al epicentro empresarial, ya que T-Mobile representa aproximadamente la mitad de las ventas del grupo frente al tercio que contemplaba en 2014.

Pero esa no es la única preocupación de Deutsche Telekom. En términos de competencia se enfrenta a la británica Vodafone en el viejo continente, que hace poco se reforzó aún más con la compra de activos de cable continental a Liberty Global.

Los que sí podrán respirar un poco más tranquilos son los ejecutivos de Softbank, como sostenedores de Sprint. Con la fusión, T-Mobile elimina el riesgo para la japonesa de tener que “rescatar” a la estadounidense.

Luz verde

Para T-Mobile, la compra de Sprint representa el fin de un proceso judicial lleno de obstáculos.

La consolidación de la fusión se vio restringida por casi dos años tras su anuncio, debido a la negativa del gobierno de Barack Obama que acusaba la violación a las leyes antimonopolio.

De llevarse a cabo, según la administración anterior, se subirían los precios y contemplaría un perjuicio para los consumidores.

Sin embargo, el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comunicaciones finalmente aprobó a fines del año pasado el acuerdo y quedó sólo a la espera del veredicto que se produjo ayer.

El juez del caso, Victor Marrero, dijo que los 13 estados demandantes no lograron convencerlo de que la fusión efectivamente dañaría a los clientes.

Destacó, además, lo difícil que es llevar a cabo una condena por antimonopolio debido a que obligan a predecir qué harán las empresas en el futuro, y cómo eso podría acabar en un alza de precios.

“La corte concluye que no es razonablemente probable que la fusión propuesta reduzca sustancialmente la competencia”, dijo el juez según Bloomberg, y agregó: “La absorción permitiría a la compañía continuar con la estrategia comercial innegablemente exitosa de T-Mobile en el futuro previsible”.

Las empresas involucradas en la adquisición no han renovado el acuerdo de fusión desde que expiró el 1 de noviembre. Eso sí, T-Mobile ha hecho hincapié en que puede haber nuevos términos e incluso, modificaciones en el precio del pacto.

Además, la alemana necesita la aprobación de la junta de servicios públicos de California y la firma de un juez federal de Washington en el acuerdo antes de que la transacción finalmente se haga efectiva.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído