Cartas

Acceso libre a los datos, ¿cuánto?

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

La ANID anunció la elaboración de una política de acceso abierto a la información científica y a datos de investigación financiados con fondos públicos. Hoy se usa dinero para producir la investigación, y luego se paga nuevamente para acceder al conocimiento. Esto se quiere evitar. ¿Pero qué pasa en casos de posibles patentes? ¿Y la propiedad intelectual?

La propuesta actual, en consulta pública, señala que en caso de que las publicaciones estuviesen protegidas por derechos de propiedad industrial o intelectual y/o por acuerdos previos con terceros, los autores deberán proporcionar y autorizar el acceso a los metadatos. Queda excluida aquella información que deba mantenerse en confidencialidad. Las razones deberán ser esgrimidas y ANID podrá o no autorizar.

En el caso de los datos experimentales, mucha de la información se registra en cuadernos de laboratorio -tal y como se hacía hace 50 años-, por lo que se requerirá de una transformación de las formas de trabajo de los investigadores. Además, la política deberá conversar con la ley de protección de datos, actualmente en discusión, proyecto que no está aprobado y que viene a reparar una legislación considerada insuficiente.

Estoy convencido de que el conocimiento generado en nuestras instituciones debe estar disponible para todos. La ciencia es una construcción colectiva que permite desarrollo en la medida que este permea a la sociedad. Las restricciones a su acceso sólo generan sociedades más ignorantes y segregadas.

Dr. Iván Suazo

Vicerrector de Investigación y Postgrado, Universidad Autónoma de Chile

Lo más leído

DF Multimedia