Cartas

Acuerdo global para el clima: el precedente de Montreal

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

En septiembre de 1987 se firmó el Protocolo de Montreal, que logró consolidar la prohibición del uso de los clorofluorocarbonos y gases refrigerantes, responsables de la destrucción de la capa de ozono. Tres décadas después, los cambios son evidentes.

Ese esfuerzo permitió que todos los países asumieran un compromiso medioambiental conjunto, logrando eliminar el uso de estos gases. Hoy, la capa de ozono lleva años en proceso de recuperación, reduciendo considerablemente la radiación UV, protegiendo la salud humana y los ecosistemas. Se estima que en 2060 se recupere en plenitud y vuelva al rango previo a la revolución industrial.

Este acuerdo marcó un hito en el ámbito de la concientización ambiental y en la creación de acciones para llevar adelante un nuevo estilo de desarrollo, considerando los aspectos ambientales desde la base de construcción social.Es urgente volver a tener la madurez que tuvieron las autoridades de aquel entonces para controlar la emisión de gases de efecto invernadero, los cuales provocan el avance del calentamiento global, trayendo consigo una serie de consecuencias catastróficas.

El Protocolo de Montreal es una muestra de que los acuerdos globales pueden ser exitosos y fructíferos. Es nuestra tarea, por las futuras generaciones, volver a tomar este camino para alcanzar acciones climáticas más concretas.

Dr. Ricardo Saavedra Concha

Académico VcM Facultad de Ingeniería y Tecnología, Universidad San Sebastián

Lo más leído

DF Multimedia