Cartas

AFP: la hora de la reflexión

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

El señor Juan Carlos Chomalí, presidente del directorio de la AFP Capital, señala que mi descripción de la lentitud y lenidad de las AFP para hacerse cargo de su rol social como agentes previsionales es una caricatura injusta y gratuita.

Para justificar su posición, el señor Chomalí aclara que su AFP ha estado promoviendo desde hace 6 años reformas al sistema previsional. Esto, como cualquiera puede comprobar, es cierto. De hecho, propuestas clave, como la separación en asuntos previsionales de la tercera y la cuarta edad, han sido puestos arriba de la mesa por ellos.

Sin embargo, una golondrina no hace primavera. Mi generalización puede haber sido gruesa, como toda generalización, pero no injusta ni gratuita. El mismo Chomalí destaca en su carta que la conducta de su empresa es excepcional en la industria y tardía en el tiempo. Tal como cuando hace algunos años la Isapre Colmena propuso a sus pares crear planes comparables (razón por la que terminó afuera de la asociación de Isapres).

Para que este no sea simplemente otro caso de "demasiado poco, demasiado tarde", lo que las AFP necesitan hoy es un profundo impulso reformista que nazca desde ellas mismas. Impulso que debe abarcar el problema previsional completo y, dentro de él, su limitado rol como administradoras de fondos (el cual, por cierto, han cumplido muy bien).

Ese es su rol social: la expectativa sobre ustedes. Esta época exige reflexión y movilización. Si, en cambio, se quedan sentados esperando que la gente se dé cuenta de que la culpa del problema es de los políticos y no de las AFP, la nueva camada de políticos las usarán como chivo expiatorio, las degollarán en la plaza pública y luego comprarán votos y lealtades con el enorme botín confiscado.

Pablo Ortúzar Madrid

Investigador IES

Lo más leído

DF Multimedia