×
Cartas

Cartas a la Directora

  • T+
  • T-

Ponce vuelve a SQM

Señora Directora:

Bastante se ha dicho sobre la decisión del directorio de Soquimich de contratar como asesores a los hermanos Ponce Lerou, pues se habría violado el "espíritu" del contrato firmado por ellos con Corfo.

Sin embargo, nada se dijo en su momento sobre la violación del "espíritu" de la ley cuando exigió que ellos no participasen en el directorio de la empresa, de modo que esta última prolongase su contrato de explotación de litio con Corfo.

La Ley de Valores establece que la única instancia en que se decide la composición del directorio de una Sociedad Anónima abierta es durante la junta de accionistas. De esta manera, en su origen todo este entuerto se inició incumpliendo el "espíritu" de la ley, de modo que los que callaron ayer no debieran rasgar vestiduras por la reciente decisión autónoma del directorio de dicha empresa. Debemos cuidar la institucionalidad, a pesar de los costos que ésta pueda tener.

Ricardo Fischer A.
Ingeniero Civil

Señora Directora:

El regreso de los hermanos Ponce Lerou a SQM, usando el eufemismo de "asesores estratégicos" nombrados por la unanimidad del directorio de la compañía, es un gran daño para la imagen país. Son precisamente este tipo de episodios los que evalúan los medios internacionales al analizar los mercados. Serán claves las reacciones de los líderes empresariales y políticos en la descripción futura de Chile como un sitio confiable para invertir.

La historia reciente de SQM, su rol articulador de una serie de malas prácticas empresariales y corrupción política, su carácter estratégico para el desarrollo nacional, el control sobre recursos naturales invaluables y su envergadura en los mercados, debieran convocar una serie de voluntades hacia la transparencia fuera de toda duda.

Llamó la atención la tímida -si no liviana- reacción inicial del gobierno a través de Corfo. No fue una buena señal, aun cuando luego se endureciera para clarificar el compromiso gubernamental con la sanidad de los gobiernos corporativos. Harán bien los líderes empresariales que tomen en cuenta a una sociedad que exigirá estándares éticos adecuados para depositar confianza en las empresas, cada vez con más fuerza y más allá de cumplir la ley.

Luis Conejeros Saavedra
periodista

Cuentas fiscales responsables

Señora Directora:

Esta semana ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto de ley que crea el Consejo Fiscal Autónomo (CFA), por medio del cual el Ejecutivo pretende fortalecer la institucionalidad fiscal, dotando de rango legal a este Consejo, creado mediante decreto en 2013. Asimismo, pretende otorgarle autonomía operacional y presupuestaria, modificar su gobierno corporativo, ampliar sus atribuciones y aumentar la transparencia de la estimación del balance cíclicamente ajustado.

Actualmente nuestro país cuenta con una institucionalidad fiscal que, a primeras luces, cumple con los estándares internacionales más exigentes, esto es, una regla de balance estructural (BE) que determina la trayectoria del gasto y un Consejo Fiscal cuyo rol es ser garante del cumplimiento de esta regla fiscal. Sin embargo, el establecimiento de la regla de BE en 2001 y la posterior conformación del Consejo Fiscal Asesor no han podido asegurar el manejo responsable de las cuentas fiscales, llevando a Chile a perder su calidad de acreedor neto en 2016, condición que había logrado mantener con esfuerzo durante una década. Sumado a lo anterior, la estimación y evaluación del BE se ha complejizado.

En este contexto, se valora el gran avance que representa una institucionalidad fiscal más autónoma y transparente.

El éxito del CFA dependerá en gran parte de que sea validado por todos los sectores. La presencia de dos ex ministros de Hacienda en su presentación es una señal potente.

Macarena García y John Henríquez
Libertad y Desarrollo

Reforma tributaria integral

Señora Directora:

Es una buena noticia que el gobierno esté planificando la próxima reforma tributaria desde una perspectiva integral, y no simplemente como un ajuste a la anterior reforma. En tal sentido, propongo a continuación algunos puntos que sería prudente considerar en dicha reforma.

Eliminar el IVA a la venta habitual de inmuebles usados, pues no tiene sentido en tal caso gravar la construcción depreciada por sobre el terreno que ha adquirido mayor valor; introducir una tasa progresiva de IVA a la venta de inmuebles nuevos, de tal forma de restar "regresividad" al impuesto y así no afectar a la clase media, que debe normalmente endeudarse para la compra de la vivienda; permitir, de forma permanente, y a opción del contribuyente, el uso de los créditos acumulados en el FUT histórico de las empresas, a una tasa de impuesto reducida; y finalmente, derogar el impuesto a la herencia o, al menos, limitarlo sólo a patrimonios de valor relevante. Al menos, suena bonito.

Claudio Bustos A.
Abogado Socio Bustos Tax & Legal

Lo más leído

DF Videos