×
Cartas

Cartas a la Directora

  • T+
  • T-

¿Estamos preparados para catástrofes informáticas?

Señora Directora:

Una brecha de seguridad que fue explotada por un virus informático u otra de sus variantes, como lo sucedido en Banco de Chile, causa un daño inmediato tremendo. Este daño se traduce en el acceso a información sensible de clientes, proveedores, trabajadores y otros stakeholders, pérdida monetaria y compromiso de sistemas y datos críticos que inhabiliten la entrega de un servicio. Incluso puede afectar sistemas de terceros como redes transnacionales de pago que dejen sin servicio a otros clientes en Chile y el extranjero.

Una brecha de seguridad puede pasar inadvertida para la opinión pública si es controlada a tiempo. De lo contrario, puede pasar de ser un issue a una catástrofe con consecuencias en todos los niveles, tanto técnicos como estratégicos y comunicacionales.

El daño a la imagen de la organización y a la confianza de sus clientes tarda en repararse, sobre todo cuando las señales que se entregan a la ciudadanía sobre los hechos y sus efectos no son claras. La intervención de organismos reguladores y defensores de los clientes, accionistas y proveedores es necesaria para que se entregue mayor claridad en el asunto. En Chile hemos aprendido a sobreponernos a catástrofes naturales, es hora de que también aprendamos a prevenir y a responder a catástrofes informáticas.

En la era de la ciberguerra, es necesario aumentar los controles no sólo desde el exterior de las organizaciones, también desde el interior. El enemigo interno puede causar los daños más devastadores.

Ricardo Seguel
Ph. D. Information Systems, Profesor Facultad de Ingeniería de Ciencias U. Adolfo Ibáñez

Lo más leído

DF Videos