×
Cartas

Cartas a la Directora

  • T+
  • T-

PYMES y reorganización de empresas

Señora Directora:

Según la última cuenta pública de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, las liquidaciones de empresas aumentaron un 40% en 2017, mientras que los procesos de reorganización bajaron en un 25%.

Lamentablemente, es evidente que la reorganización ha quedado reservada casi exclusivamente para las grandes empresas y deja fuera a las Pymes. Ello se debe a las barreras de entrada que tiene este procedimiento, primero por los costos —que las grandes empresas sí pueden solventar—, pero principalmente por la mayor disposición de las instituciones acreedoras a reestructurar los pasivos de las grandes empresas.

La Ley de Insolvencia surgió en el marco de la agenda de reactivación económica durante el primer gobierno de Sebastián Piñera y con foco en las PYMES, no en las grandes empresas. ¿Por qué? Porque las PYMES son las que generan la mayor cantidad de trabajo y aportan también de manera relevante a la actividad económica. Sin embargo, este mecanismo hasta la fecha no ha sido utilizado por las ellas, sino por las grandes empresas.

Si queremos aportar al crecimiento económico y mantener las fuentes de trabajo debemos darles la oportunidad a las PYMES que son viables de que reestructuren sus deudas, bajen su carga financiera y puedan mantener a flote sus negocios.

Mario Espinosa
Abogado de Defensa Pyme

Chile, ¿terreno de startups?

Señora Directora:

La cuarta revolución industrial forzará la transformación de las industrias, por lo que es clave lograr el match entre las medianas y grandes compañías y las startups.

Un referente es Alemania, que ha tomado un importante liderazgo en la transformación digital de su industria, convirtiéndose en el primer país que establece una agenda de gobierno que tiene como base una estrategia enfocada en la alta tecnología. Se estima que para el 2020 podría crear hasta 100.000 nuevos puestos de trabajo en Berlín gracias a las startups, de las cuales un 13% tiene un volumen de ventas de hasta 25.000 Euros.

Chile tiene interesantes iniciativas de fomento a startups y emprendimiento, pero aún falta un ecosistema que asegure que las nuevas creaciones permeen en la economía y logren llegar a un tamaño mínimo que asegure su sobrevivencia y el escalamiento de sus propuestas.

Necesitamos corregir la falta de empresas ya establecidas y de mayor tamaño dispuestas a involucrarse con las startups, así como la reticencia del mundo financiero y corporativo a apoyar iniciativas innovadoras en sus fases intermedias.

Cornelia Sonnenberg
Gerente General Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria

Sobre el populismo “a la italiana”

Señora Directora:

Días atrás se publicó en su diario una carta bajo el título “Populismo a la italiana”, que hacía mención al actual gobierno conducido por el Movimiento Cinco Estrellas y la Lega. Allí se señalaban cosas como la baja ubicación de Italia en los índices de Libertad Económica y que el Estado italiano se encuentra afectado por una deuda pública altísima, ineficiencias laborales, cuestionamientos a la justicia y una banca debilitada post crisis 2008-2009. Resultado de esto, según el autor, Italia es una economía afectada por la interferencia política, corrupción, deficientes manejos de las finanzas públicas y altas tasas de desocupación.

Pareciera que el autor de la carta desconoce las condiciones bajo las cuales el actual Ejecutivo italiano asumió sus funciones, y que la situación por él descrita es herencia del gobierno del izquierdista Partido Democrático (ex comunistas), quienes entre otras cosas siempre mostraron más preocupación por la inmigración que por la propia población italiana.

Reposicionar a Italia en el lugar que merece en Europa —frente a Francia y en especial Alemania— no la convierte en rupturista, por el contrario, la hace merecedora de un papel en igualdad de condiciones.

Vittorio Perazzo
Abogado

Lo más leído

DF Videos