×
Cartas

Cartas a la Directora

  • T+
  • T-

Impuestos: Reinventando la rueda

Señora Directora:

El ex ministro Rodrigo Valdés propone desintegrar el impuesto a la renta de las empresas, lo que significa eliminar el uso del crédito por impuesto de Primera Categoría contra el Global Complementario de los socios.

En buenas cuentas, significa que la empresa paga su impuesto y los propietarios lo hacen en forma independiente, sin existir crédito. Si bien dicho sistema se condice con lo imperante en el mundo, en Chile su implementación implicaría una reforma no menor, pues sería necesario establecer una tasa fija o variable de tributación sobre los dividendos, en forma paralela al impuesto Global Complementario de las personas, lo cual no es simple.

¿Para qué reinventar la rueda? ¿No es más simple volver a la integración 100% que todos conocemos y que funcionaba tan bien?

Claudio Bustos
Abogado Socio Bustos Tax & Legal

¿Y dónde quedó el 97% de los contribuyentes?

Señora Directora:

La semana pasada el SII rindió cuenta de la operación renta AT 2018, que es el primer año de la reforma tributaria en régimen. De los contribuyentes, el 51,9% quedó en Renta Atribuida (14 A), el 14,3% en semi-integrado (14 B), el 24,1% en régimen simplificado (14 ter A) y el 9,7% en Renta Presunta (34).

El 12 de septiembre de 2014, la entonces Presidenta Michelle Bachelet, al informar la aprobación de la reforma tributaria, señaló que “las Pymes recibirán un trato preferencial que contempla beneficios largamente esperados, como ampliación del régimen de tributación simplificada a aproximadamente el 97% de estas empresas, que a contar del próximo año sólo tributarán por su flujo de caja”. Y agregó: “De esta forma podemos empezar a hablar de un verdadero estatuto tributario MIPYME en Chile”.

En algo nos tenemos que haber equivocado si, en vez del 97% esperado, sólo llegamos al 24,1%. Es hora de hacer bien las cosas y de alcanzar ese 97% de contribuyentes acogidos a un régimen simplificado que anhelaban la Presidenta Bachelet y todo el Congreso.

Carlos Boada Campos
Departamento de Estudios CONAPYME

Guerra comercial: más vale estar preparados

Señora Directora:

Hemos conocido de la reunión periódica de Ministros y autoridades económicas para dar seguimiento a los eventuales efectos de la guerra comercial. Decisión un poco tardía, dirán algunos, para un país con un modelo de crecimiento altamente dependiente de su comercio exterior y venta de materias primas, particularmente con aquellos países actores en esta escena belicosa.

Pero no es hora de lamentos. Por el contrario, es el momento perfecto para que Chile ejerza su liderazgo y revele al mundo los beneficios concretos del libre comercio cómo a través de nuestra red de 25 acuerdos comerciales con 64 países poseemos las herramientas necesarias para sortear el actual contexto internacional beligerante.

Es el instante de utilizar todos los instrumentos de política comercial que hemos negociado y desarrollado por años. En este marco, las instituciones encargadas de potenciar, modernizar y mejorar los instrumentos que promueven el libre comercio juegan un rol fundamental, a través de sus programas y oficinas comerciales, no sólo para mantener y aumentar la presencia de productos chilenos en el exterior, sino también para dar seguimiento y anticipar los potenciales efectos de esta guerra comercial.

Rodolfo Vilches
Socio fundador de “Velasco, Rioseco & Asociados”

Lo más leído

DF Videos