×
Cartas

Cartas a la Directora

  • T+
  • T-

Valente fue valiente

Señora Directora:

El ministro de Economía ha señalado una obviedad económica: poner todos los huevos en canasta única es más riesgoso y diversificar una parte reduce el riesgo.

Sorprenden la postverdad y desinformación instalada por nuestra clase política. ¿Y si mejor nos enfocamos en reinstalar legislación y políticas públicas amigables con la inversión nacional y extranjera?

Francisco Damiano

Mirando más allá del bingo

Señora Directora:

La polémica levantada por los dichos del ministro de Educación, Gerardo Varela, quien trató de explicar el problema del asistencialismo en nuestra sociedad, es realmente interesante.

Más allá de la forma —que puede ser entendida si se escucha el discurso y no sólo la polémica frase—, el tema de fondo es cómo se ha establecido una “cultura” respecto al “Estado nana” que todo nos debe proveer.

Sin olvidar el rol del Estado subsidiario, clave en nuestro desarrollo económico, debemos volver a creer en nuestras capacidades y en nosotros mismos para solucionar algunos problemas en común, lo cual necesariamente nos llama a organizarnos.

El Estado no tiene todas las respuestas ni recursos; somos las personas quienes debemos forjar nuestro destino, sin esperar necesariamente las dádivas de un Estado omnipresente.

Francisco Sánchez
Círculo Acton Chile

Seguro de dependencia: Loable, pero...

Señora Directora:

La reforma previsional está en plena elaboración y uno de los puntos se refiere a la creación de un seguro de dependencia para los pensionados que necesiten asistencia de terceros.

El financiamiento de este seguro vendría de una parte del aumento de la cotización de un 4% con cargo al empleador, y buscaría dar un componente de solidaridad a la reforma, y con ello, concitar más apoyo desde la oposición.

Si bien la iniciativa es muy loable, lo cierto es que hace perder el foco real de la reforma previsional, pues esas políticas públicas deben ser financiadas con recursos fiscales. Las necesidades son múltiples y los recursos son escasos, y se deben evitar impuestos al trabajo como el seguro de dependencia.

Las cotizaciones adicionales deben ir directo a las cuentas de los trabajadores, pues caso contrario, el dinero recaudado se irá diluyendo en la maquinaria estatal y la burocracia que se debe crear para asignar dichos recursos.

Eduardo Jeréz Sanhueza

Teletrabajo: ¿Es factible en Chile?

Señora Directora:

El mes pasado el Presidente Piñera anunció un proyecto destinado a incentivar el teletrabajo, buscando generar mayor flexibilidad laboral.

Pese a que, según una encuesta de Randstat, 74% de los trabajadores manifiesta su disposición a teletrabajar, el concepto es todavía lejano en Chile, donde se debe sortear la realidad cultural de muchas empresas donde la no presencia física significa no trabajar.

Hay países, en cambio, donde esta modalidad va en alza. En EE.UU. el 20% de los empleados lo ejerce, mientras en la Unión Europea, la media es de 17 %.

Y es que diversos estudios muestran que con este sistema el trabajador aumenta sus niveles de productividad. En Chile, cerca de 600.000 personas estarían bajo este esquema. Un ejemplo exitoso es el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INAPI), que ensayó con parte de su plantilla; también lo han implementado Enel, Nestlé, IBM y Kingston.

Pero para estimular el trabajo a distancia es clave que la nueva ley que impulsa el gobierno establezca que las relaciones laborales sean las mismas a las del trabajo presencial. Esto es algo que en varios países no se está cumpliendo.

Para evitarlo, naciones como Suecia, Francia o Estados Unidos están legislando al respecto. Sigamos su ejemplo y legislemos adecuadamente.

Rafael Ruano
Economista y socio de Evenpartners

Lo más leído

DF Videos