×
Cartas

Cartas a la Directora

  • T+
  • T-

La verdadera inequidad tributaria

Señora Directora:

Es muy probable, y así lo esperamos, que la próxima reforma tributaria reinstaure el sistema totalmente integrado de impuesto a la renta.

Al respecto, es importante recordar que la gran virtud de la integración del impuesto consiste en evitar una doble tributación económica sobre la misma renta (que la empresa y sus dueños tributen dos veces sobre la renta del negocio).

Por la misma razón, no es efectivo, como algunos sugieren, que en un sistema integrado de impuesto exista una inequidad horizontal entre el profesional que desarrolla actividades como persona natural, versus aquel que lo hace a través de una empresa, puesto que en ambos casos la tasa final consolidada de tributación, o carga económica total, es la misma, ya que se consolida en el Global Complementario del empresario.

Dicha inequidad se produce hoy bajo el sistema parcialmente integrado, por lo cual se hace necesaria su urgente remoción.

Claudio Bustos A.
Abogado Socio Bustos Tax & Legal

Cirugía mayor a la reputación

Señora Directora:

Tal y como señaló el lunes el Diario Financiero, los recientes cierres de compañías obedecen a efectos de mayor competitividad, eficiencia y liquidez. Sin embargo, coexisten otros factores, tales como errores de gestión, derivados de la desconexión con las expectativas de sus stakeholders.

Esto se explica en el hecho de que la reputación sigue estando ligada al instrumento con el que fue medida, más que a la situación reputacional —y real— de las empresas. Por ello, es necesario que las compañías puedan acceder a diagnósticos reputacionales que sean acordes a lo que realmente requieren. En donde cuenten con un abanico de soluciones y acceso a la mejor opción disponible, en un ejercicio de transparencia e independencia.

Hoy urge realizar una cirugía mayor a la reputación. De lo contrario, las empresas seguirán navegando sin señales, en aguas tormentosas y con instrumentos que no son los más idóneos, sino los que asumieron como más disponibles. Actualmente, existe una metodología acorde para cada empresa y lo importante es saber elegir, con independencia, la más adecuada. De seguir todo igual, como hasta ahora, los resultados están a la vista y no son para nada alentadores.

Claudio Ramírez
Socio de CONSIGLIERI

Bip!: Mala tarjeta de presentación

Señora Directora:

En el verano de 2007 comenzaba la promesa de la revolución del transporte público: el Transantiago. Junto con su inauguración comenzó la catástrofe.

El primer aspecto que hizo aguas por los cuatro costados fue el sistema de pago, la nueva tarjeta Bip! Esta tarjeta no funcionó y fueron varias semanas en las que el sistema debió operar en forma gratuita, porque no se podía cobrar la tarifa. Claramente había un tremendo problema tecnológico–operativo en ese momento.

Once años después. la tarjeta Bip! sigue fallando y acumula cientos de críticas y problemas. El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones tiene una deuda gigante con la ciudadanía y el sistema de transporte, ya que la tarjeta Bip! es una tecnología desfasada, anacrónica y que pone obstáculos a los usuarios, al sistema y a los operadores.

El Transantiago requiere una tecnología de pago compatible con las recargas móviles, personalizada, trazable, de fácil uso, recuperable y asociada a un sistema de recarga que incentive cargar con más dinero la tarjeta, que se adecue a los distintos tipos de perfiles de usuarios y que sea la carta de presentación de un sistema moderno y renovado.

Al día de hoy, esto sigue siendo un sueño en el triste espectáculo del transporte público.

Álvaro Miranda Delgado
Director Programa Transporte y Logística UTEM

Lo más leído

DF Videos