×
Cartas

Cartas a la Directora

Especial cartas y columnas / Ley de Pago Oportuno y plazo de 30 días

  • T+
  • T-

De pago oportuno a pago efectivo

Señora Directora:

Respecto de la Ley Pago a 30 días que comienza a votarse hoy en el Congreso, si bien la noticia de la reducción del plazo supone una mejoría significativa, debemos ser cautelosos al tildarla de "gran victoria".

Aplicar únicamente esta medida es insuficiente para generar ese cambio sustancial que el financiamiento de las empresas demanda. El gran punto de conflicto es qué sucederá con el IVA crédito por parte de los pagadores, ya que si bien el gobierno se ha comprometido a realizar un estudio con el SII, recién estará listo en más de un año y no garantiza qué disposiciones se aplicarán después.

También son polémicas otras dos cosas: la entrada en vigencia en tres años para una parte del sector público; y la contradicción que surge al mantener el acuerdo entre las partes para postergar el pago, que anularía completamente la ley que obliga a pagar en 30 días.

Se pueden probar otras alternativas, como cambiar el retenedor del impuesto de las empresas al pagador; y sobre el acuerdo entre las partes, establecer un límite de pago y determinar que, si se supera el plazo acordado, los intereses los asuma el gran pagador y no el proveedor como hasta ahora.

Recordemos que la mayor dificultad y la principal razón de quiebra de los emprendedores —que representan el 40% del empleo formal y uno de los principales motores de movilidad social— es la falta de liquidez. Es de suma urgencia tomar en cuenta estas consideraciones para que el proyecto de ley de pago pase de ser "oportuno" a "realmente efectivo".

Diego Contreras
Fundador de representame.cl

Pago oportuno e IVA crédito fiscal

Señora Directora:

Con muchas expectativas por parte de las PYMES se anunció por el Gobierno el proyecto de Pago Oportuno hace algunas semanas, el cual contemplaba una serie de medidas, entre ellas —y una de las más relevantes— que el uso del IVA crédito fiscal sólo sería posible después del pago de la factura.

Esta última fue una de las medidas más celebradas por las PYMES y una de las que más las beneficiaba. Sin embargo, al momento de ingresar el proyecto, fue eliminada por el Ejecutivo aduciendo problemas técnicos operacionales, lo que nos parece en extremo lamentable y debilita sobremanera al proyecto.

El hecho de que una empresa sólo pueda deducir de su pago mensual de IVA el crédito fiscal de aquellas facturas pagadas, constituía un gran incentivo al pago oportuno a las empresas compradoras, por lo que esperamos que dicha iniciativa se reponga en la discusión parlamentaria.

Mario Espinosa
Abogado de Defensa Pyme

Bien por los emprendedores

Señora Directora:

Sin duda alguna el Proyecto de Ley de Pago Oportuno, confirmado por el Presidente Piñera, es muy bien recibido, sobre todo por ese 51,7% de emprendedores que reciben un pago, en muchos casos, en una fecha posterior a la pactada.

Se agradece una propuesta ambiciosa, porque detrás de una serie de tecnicismos, busca generar certezas en el monto y plazo de pago. Es decir, se hace cargo de uno de los principales problemas que afectan a un segmento de la economía que crece diariamente: el ligado al mundo del emprendimiento. Éste último, producto de la revolución tecnológica, no se detendrá y seguirá transformando todo lo que conocemos hasta ahora.

Bien por la forma en cómo se gesta el proyecto. Una mesa de trabajo donde todos los actores, sociedad civil y Estado, fuimos convocados para escucharnos, reconocernos y en definitiva, poner nuestra mejor energía con el objetivo de buscar la solución de un problema que estuvo durante largo tiempo en boca de todos, pero que no había llegado a buen puerto.

Sabemos que una ley no va a solucionar todo. El tema del pago es por sobre todo un problema cultural, donde hay mucho por conversar y trabajar. Necesitamos crear las condiciones para que la ética triunfe por sobre lo legal, lo que estas alturas debiera ser un factor higiénico.

El llamado es sumarse a esta causa para recuperar la lógica de las cadenas de valor, aguas arriba y aguas abajo. Este es quizás el desafío mas importante, donde la invitación a colaborar está abierta.

Estos primeros pasos resultan fundamentales y esperanzadores.

Francisco Gazmuri
Director ejecutivo Asech

Trabajo y familia, mundos compatibles

Señora Directora:

La oportunidad del trabajo a distancia mantiene los derechos del empleado y permite compatibilizar mejor el mundo laboral con la familia.

De lunes a viernes me traslado desde Lo Barnechea hasta Pudahuel. Una hora y cuarenta minutos y 720 pesos diarios me toma llegar al trabajo. Nueve horas después, con suerte, estoy de vuelta en mi casa. Se me fueron casi 1.500 pesos y más de cuatros horas viajando. Al año, son 950 horas que pierdo, o sea más de 100 jornadas laborales. Un mes entero de vida, y más de 360 mil pesos perdidos.

Me alegra saber que vivimos en una sociedad que comprende que el trabajo debe ser promovido en un ambiente y en condiciones en donde las personas puedan desarrollar sus cualidades y destrezas, no solo para mejorar su calidad de vida, sino también para que se realicen plenamente.

Tomás Orellana B.

Pago Oportuno, cancha dispareja

Señora Directora:

El ministro de Economía, José Ramón Valente, hizo un llamado a los parlamentarios a "tramitar rápido" el proyecto de ley de Pago Oportuno. Sin embargo, como Asociación de Proveedores de la Industria de la Salud (APIS), nos parece incomprensible que, de forma arbitraria y discriminatoria, el Ejecutivo excluya de esta normativa por 36 meses a los peores pagadores del Estado –Hospitales y Municipalidades–, según informa ChileCompra.

Desde 2011, la deuda se ha incrementado exponencialmente, superando los $600 mil millones. Las proyecciones no son para nada alentadoras: el propio Ministerio de Salud ha estimado que los impagos llegarán a $800 mil millones en 2018.

De continuar con los actuales plazos de pago del sistema de salud, se pondrá en riesgo de "asfixia" a los proveedores más pequeños, que mayoritariamente son de capitales chilenos. Esta situación pondría en riesgo los más de 25 mil puestos de trabajo que genera esta industria en todo el país, compuesta por dos mil importadores de dispositivos médicos.

Necesitamos que el sistema público de salud se revitalice, incentivando un pago oportuno que no haga diferencias.

Eduardo del Solar
Director Ejecutivo Asoc. Proveedores de la Industria de la Salud

No es trabajo para superhéroes

Señora Directora:

La intención de la Ley de Pago Oportuno es buena, pero cae en el error de castigar a un lado antes que incentivar al otro. Es como agregarle peso al lado liviano de la balanza, en vez de aligerar el lado pesado: finalmente todo el sistema termina pesando más.

Actualmente, el mercado ofrece soluciones reales que impulsan el emprendimiento, como bajar los costos operativos para que las pymes sean livianas al principio, también para facilitar el financiamiento inteligente para mejorar las tasas y acelerar los pagos, entre otras cosas. Sería más efectivo que el gobierno se concentrara en este camino, proporcionando a las pymes herramientas más expeditas y más livianas que las que entrega y obliga a utilizar hoy.

Lo propuesto por el ministro Valente es, en gran parte, una de esas bien intencionadas iniciativas que intentan ser el superhéroe que mantiene a los "malos" a raya, pero parece sostenerse en una política de castigo a los grandes por sobre una de apoyo a los pequeños. Lo anterior tiende a resultar en confrontaciones entre ambas partes y con un resultado predecible.

Juan Pablo Salas
Gerente de innovación Acepta

Buenas prácticas de pago y cancha pareja

Señora Directora:

Ya era hora de que nuestras autoridades generaran políticas púbicas con foco claro en emparejar la cancha para el mercado, trasparentando y mejorando la relación proveedor-cliente.

Como actores del sistema, vemos con buenos ojos la creación de la Ley de Pago Oportuno. Sin duda aún debe pasar por algunas revisiones, pero existiendo una mirada constructiva, debiese ver luz en el corto plazo.

Para incentivar buenas prácticas hay que partir por incorporar algunos simples hábitos: dar acuse de recibo a las facturas en pocos días, entregar una fecha cierta de pago, ofrecer alternativas de pago anticipado. Esto permitirá disminuir sustancialmente el costo de financiamiento de los proveedores, mejorando con ello la productividad y la relación de toda la cadena de valor.

Andrés Prats
Gerente General de Fynpal

Pago oportuno a proveedores: ¿A partir de cuándo?

Señora Directora:

El proyecto de ley que busca fijar un plazo máximo para el pago de facturas podría generar un cambio copernicano en nuestra cultura empresarial, pues va al corazón de las penurias que enfrentan nuestros emprendedores, quienes mes a mes pagan IVA, pero cuyos clientes se toman todo el tiempo del mundo en pagar.

No obstante, la posibilidad de "convenir" plazos de pago superiores a 30 días, incluida en las indicaciones al proyecto, resulta preocupante. De quedar esta disposición tal como está planteada, se entrevé la posibilidad de convertir estos "convenios" en la regla general.

Otro aspecto que no está bien abordado son los incentivos para evitar que los clientes "negocien" la fecha en la cual emitirán la factura. En efecto, no es difícil imaginar una llamada telefónica en que el encargado de compras de un supermercado le explica a su proveedor que la mercadería está de lo más bien, pero que por políticas de la empresa la factura debe emitirla en 60 días más, para poder incorporarla en la nómina y así poder pagársela en los 30 días que establece la norma. Por esto decimos que nos gusta el pago oportuno, pero ¿a partir de cuándo?

Alfonso Muñoz
Abogado Alessandri

Pago Oportuno e I+D

Señora Directora:

La Ley de Pago a 30 días tiene como objetivo darle más oxígeno a las PYMES, al reducir el plazo que tienen sus clientes para pagar las facturas emitidas por éstas. Sin perjuicio de que pueda ser perfeccionada, esta ley -al abordar uno de los aspectos más críticos para la supervivencia de las PYMES- apunta en la dirección correcta.

En efecto, por medio de su contribución a la continuidad del negocio de las PYMES, la Ley de Pago a 30 días facilitará que éstas tomen sus decisiones con un enfoque de largo plazo. En este sentido, su implementación una importante oportunidad para promover la I+D en las PYMES (las inversiones en I+D, de resultar exitosas, suelen demorarse años en generar beneficios), y con ello lograr mejoras en productividad.

De esta manera, la Ley de Pago a 30 días -complementada con políticas pro I+D- debiera tener impactos relevantes en la competitividad de nuestras PYMES y, en consecuencia, en el bienestar del país.

Carlos Acuña Silva
Investigador Clapes UC

Lo más leído

DF Videos