×
Cartas

Cartas a la Directora

  • T+
  • T-

¿Podemos ser el hub financiero y tecnológico de América Latina?

Señora Directora:

Chile quiere ser una plataforma financiera y de inversiones en la región, pero no hemos avanzado en ese objetivo. Basta analizar el bajo nivel de inversión extranjera en tecnología, por ejemplo, que llega desde Europa o China.

Hoy se plantea una regulación para las Fintech, liderada por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). Durante el Chile Week 2018, en China, analizamos las potencialidades que tienen las FinTech para la banca, cuyos puentes entre ambos mundos son tan necesarios. China, en tal sentido, es un referente que ha probado exitosas innovaciones tecnológicas y financieras con millones de usuarios, el apoyo de sus autoridades y una destacada autorregulación.

Chile, un país con pocos potenciales usuarios, desea atraer innovación tecnológica y financiera e inversión en venture capital. Pero, ¿qué ventajas reales podemos mostrar respecto de nuestros vecinos, cuyos mercados son más grandes y flexibles? La reforma tributaria, por ejemplo, no ofrece mayores beneficios al venture capital y el emprendimiento.

Por eso, aprovechemos esta nueva regulación para las FinTech, o bien, dejemos a la industria autorregularse, y revisemos las mejores prácticas de países con vasta experiencia en la materia. Si no, perderemos la oportunidad de transformarnos en un “hub” tecnológico y financiero regional.

Mauricio Benítez
Director Internacional de BDO Chile

Mentalidad 4.0 y liderazgo digital

Señora Directora:

A propósito del estudio publicado recientemente en Diario Financiero, que revela que en Chile sólo un 3% de las empresas tiene en su organización a líderes digitales, creo que es importante plantear el clásico dilema, ¿qué es primero, el huevo o la gallina?

En este caso, ¿qué es primero, involucrar digitalmente a los líderes o que los profesionales de TI entiendan de la visión de negocio?

El informe muestra que un 38% no comparte conocimientos entre funciones. Ahí está el cuello de botella.

La tecnología está avanzando demasiado rápido y si no queremos quedarnos atrás, dado que los resultados así lo revelan, entonces tenemos que lograr un cambio de mentalidad individualista a colaborativa. Es clave que los ejecutivos se convenzan de que una transferencia de conocimientos es ganancia, donde quienes manejan el negocio hacen participar a los TI de su “mirada” con visión de negocio, mientras que quienes dominan las TI les enseñan a los líderes a “entender” la tecnología. Pastelero a tus pasteles, cada uno sabe hacer lo suyo; pero es importante involucrarse en lo que hace el otro, porque todas son piezas de un mismo puzzle y así avanzamos en la misma dirección. Para llegar lejos, hay que hacerlo acompañado.

Francisca Valdivia C.
Directora de Comunicaciones de SommerGroup

El rol de la capacitación en productividad y empleabilidad

Señora Directora:

El incremento a 7,1% del desempleo para el trimestre julio-septiembre que mostró la última medición del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), más allá de los necesarios análisis, nos obliga a preguntarnos algo más elemental: ¿qué más se puede hacer ahora para generar mayor productividad y empleabilidad?

Desde la Asociación de OTIC creemos que la respuesta está en el estatuto del Sistema de Capacitación y Empleo, que establece dos misiones para este servicio, que son mejorar la productividad de los trabajadores y las empresas, y contribuir a un adecuado nivel de empleo al promover el desarrollo de las competencias laborales de los trabajadores. Justamente: productividad y empleabilidad. ¿Pero cómo estamos abordando las tareas para alcanzar estos objetivos? ¿Estamos considerando los nuevos desafíos que nos traen, por ejemplo, el teletrabajo y la complejización de labores que requieren diversificar y ampliar las áreas de capacitación de los trabajadores?

El primer objetivo se cubre, en parte, con la capacitación regular que se efectúa a través de la Franquicia Tributaria. Y la segunda tarea a cumplir, el aumento de la empleabilidad, su alcance es mínimo.

Uno de los problemas reside en la total desconexión que se observa entre las necesidades de empleabilidad y los requerimientos específicos de empleo que el mercado tiene. Ese es el nudo cardinal. Es imprescindible, entonces, alinear a los requirentes con los objetivos planteados por la ley. Sin ello, todo intento por incrementar la empleabilidad de los beneficiarios será insubstancial.

Michel Faure
Presidente ASOTIC

Lo más leído

DF Videos