×
Cartas

Cartas a la Directora

  • T+
  • T-

Financiamiento a pymes: industria estancada

Señora Directora:

Hace más de 10 años que trabajo en la industria del financiamiento a la pyme y veo que no ha logrado reinventarse.

Por su parte, el Estado y el SII han hecho esfuerzos por incorporar tecnología, como la factura electrónica o el pago de impuestos por medios digitales. Las empresas también han implementado avances, como el sistema de planificación de recursos.

Pero mientras todo se digitaliza y la tecnología avanza, quienes entregan financiamiento a pymes siguen con las mismas exigencias de evaluación que hace 10 años. Por ejemplo, una revisión de documentación añeja y muy poco actual.

El sistema financiero se está alejando de la inmediatez que nos rodea: noticias en Twitter; smartwatches que miden pulsaciones por segundo; envío de comida a domicilio en minutos, y compras online que cruzan el mundo para llegar a nuestra puerta.

La industria de financiamiento a pymes está dejando pasar la digitalización frente a sus ojos.

Andrés Abumohor
COO de Omni|BNK

Derecho a retracto en compras electrónicas

Señora Directora:

Recientemente, el Presidente Piñera firmó un proyecto de ley que elimina la posibilidad de que las empresas puedan excluir el derecho a retracto en compras electrónicas. Este es un paso muy necesario si Chile quiere estar en el top de los estándares internacionales.

Desde hace años se viene hablando de la experiencia de usuario y la omnicanalidad como foco de crecimiento en el negocio digital, y quizás ha habido un malentendido generalizado de que esto se acaba en el momento en que el cliente realiza la compra.

En un mundo cada vez más conectado, es imposible ignorar a los consumidores. Si bien antes el uso del derecho a retracto era una situación más bien anónima, hoy en día la repercusión de las comunidades en la imagen global y pública de las empresas puede significar un gran perjuicio a las ventas de dicha organización.

En este sentido, es lamentable que estas medidas tengan que implementarse por medio de una ley y no nazcan desde las empresas. Las herramientas digitales no existen sólo para permitir una transacción, sino que para algo mucho más importante: la obtención de información. Las compañías pueden identificar y rescatar información detallada de los casos de fuga, que les permita mejorar sus servicios y en consecuencia, la adquisición, retención y satisfacción de sus clientes.

Nathi Jacobs
Corporate Sales Manager de VTEX Chile

La trampa de la indemnización

Señora Directora:

La desvinculación o renuncia de un trabajador siempre es compleja. Para las empresas es costosa, ya que dicho valor va aumentando anualmente, y en el caso de las pymes, muchas veces su flujo de caja no es capaz de absorberlo. Asimismo, es recurrente que la persona no esté contenta en su trabajo, y cae fácilmente en la trampa de un supuesto ingreso que deja de percibir si renuncia, mientras la desmotivación y el costo de oportunidad de estar mejor en otro empleo crece.

Como país tenemos que avanzar en premiar el mérito y evitar marcar el paso, y el Proyecto de Ley de Modernización Laboral que crea un sistema alternativo de indemnización por años de servicio a todo evento (despido o renuncia) y con un tope de años, puede ser una buena opción en la medida que no incremente los costos laborales de las empresas, y así evitar la pérdida de competitividad.

Si queremos tener empresas más eficientes y personas más felices, es necesario evitar la trampa de la indemnización y contar con una normativa donde las relaciones laborales protejan a los colaboradores, y también a quien genera el empleo, para no desalentar la inversión y la productividad.

Sobre todo en un país como el nuestro dónde, según el SII, las pymes son más de 640 mil, lo que representa casi el 60% de las compañías en Chile.

Ignacio González Lacoste
Gerente General de Mandomedio

Lo más leído