Cartas

Cartas al Director

  • T+
  • T-

Compartir

Pensiones

Señor Director:

Invito a la AFP Modelo, que recauda y rentabiliza mi ahorro obligatorio, a ponerse la mano en el bolsillo e imitar la encuesta que promueve AFP Habitat, aunque le dé ataque de pánico al gobierno. Sean protagonistas en vencer la desinformación y los anhelos expropiadores de nuestra clase política.

Francisco Damiano

Pensiones II

Señor Director:

El problema de las bajas pensiones relativas al sueldo habitual percibido durante la vida laboral no son las AFP. No depende de si esos ahorros los administra un ente privado o estatal. El problema es que se ahorra poco y se gasta mucho. Si durante mis 40 años de vida laboral gano 10 manzanas al año y ahorro 1 manzana, juntaré 40 manzanas para mi jubilación. Esas 40 manzanas, las usaré durante 20 años, sacando 2 manzanas al año. Serán 2 manzanas de pensión (más la rentabilidad acumulada), en comparación con las 9 manzanas con que vivía mientras trabajaba. Simples matemáticas.

Pongamos el foco donde corresponde y demos menos tribuna a quienes desvían la atención de los temas que sí afectan la economía individual, familiar y nacional.

Pablo Corte

Muro

Señor Director:

El muro de Trump beneficiará a los traficantes de hombres y de drogas. Sin duda, los carteles usufructuarán con el encarecimiento de sus “servicios”. Proverbiales son las palabras de Friedman: desde un punto de vista económico, en la guerra contra las drogas, el rol del gobierno es proteger al cartel.

Gabriel Guiloff

Gasto rechazado

Señor Director:

El SII rechazó el gasto por sobrecostos a una constructora. ¿Significa que en adelante se vulnerará el derecho a tomar riesgos y conducir un negocio libremente? En la práctica, se aplicaron impuestos sobre una utilidad inexistente, reescribiendo el negocio contractual, como si no se hubiera asumido este riesgo para ganar la licitación y eventualmente obtener utilidades (tributables). Y con la argucia del “gasto rechazado”, el SII esquiva las limitaciones procesales y de fondo que le impone la nueva norma anti-elusión y el derecho de opción de los contribuyentes antes de recalificar los términos económicos de una operación. También afecta la libertad de emprendimiento garantizada por la Constitución y la libre competencia, ya que al rechazar un gasto, impone una penalidad de 40% adicional a los sobrecostos. Emprender implica competir, arriesgar, y eventualmente perder o ganar. El SII no puede interpretar las normas como si el riesgo de pérdida pudiese independizarse de la posibilidad de generar utilidades.

Alex Fischer
Abogado Baraona Fischer Spiess

Lo más leído

DF Multimedia