×
Cartas

Cartas al Director

  • T+
  • T-

Ciencia y tecnología

Señor Director:

Nuestro país ha recibido lamentables noticias que afectan su desarrollo. Tras la reducción del 30% de los fondos asignados en 2017 al Fondo de Investigación en Salus Fonis, recibimos la noticia de la disminución en más de 15 mil millones del presupuesto destinado a ciencia, en el marco de la tramitación de la Ley de Presupuesto 2018, situación que resulta grave y contradictoria en el contexto de la tramitación del nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Así las cosas, parece imposible que Chile se convierta efectivamente en un polo de desarrollo científico y tecnológico en la región. Tenemos a talentosos investigadores, quienes están sólidamente comprometidos con aportar con su conocimiento al desarrollo de Chile. Las universidades estamos impulsando la articulación permanente y comprometida entre las empresas, el Estado y el mundo académico. Todos queremos que nuestro país avance en un crecimiento sustentable y a largo plazo, pero no se puede lograr si se comienza a aplicar una marcha atrás presupuestaria.

Alvaro Ossa D.
Director de Transferencia y Desarrollo UC

Propiedad intelectual

Señor Director:

Se está discutiendo en la Cámara de Diputados el proyecto de ley sobre universidades estatales y una reciente indicación de diputados busca establecer restricciones a la propiedad intelectual de las universidades lo que, claramente, va a impedir toda posibilidad de innovación por las mismas. Esta visión romántica, pero claramente alejada de toda realidad, sobre el rol que tiene la tecnología y la propiedad intelectual en el mundo universitario lo único que va a lograr es que las universidades estatales pierdan todo rol a nivel nacional e internacional respecto de lo que es la investigación tecnológica. Estas indicaciones además rechazan el más mínimo derecho humano de los investigadores y científicos chilenos a reconocer su aporte intelectual y sus derechos más básicos como creadores e inventores.

Rodrigo León U.
Abogado

Candidatos

Señor Director:

Con insistencia leo y escucho a los candidatos a la presidencia disputarse los votos para una segunda vuelta. Hablan con una convicción admirable sobre cómo manejarán esos sufragios en beneficio de sus partidos. Lo que ninguno pareciera considerar es que el voto es decisión de cada uno al no existir hoy la ordenanza para alinear, como en una tropa, a los militantes y simpatizantes del pasado. La exministra Mariana Aylwin pareciera ser la única que ha visto esto con realismo. Así es que, si el optimismo de los candidatos radica en esos cálculos matemáticos, lo innegable es que al final tendrán que echar mano a todos sus haberes para cancelar los altos préstamos bancarios.

Alfredo Barra
Analista político

Lo más leído

DF Videos