×
Cartas

Cartas al Director

  • T+
  • T-

Transparencia

Señor Director:

Sería bueno que el gobierno creara una unidad independiente de la política de turno para auditar los ministerios (con personas que tengan las competencias y sean independientes, y no amigos de los que gobiernan), pues cada cierto tiempo aparecen problemas de transparencia en las reparticiones. En los países desarrollados, a través de internet se pueden ver los presupuestos de las municipalidades y ministerios. En cambio, en Chile esa información es una caja negra. La tecnología para desarrollar un sistema así existe hace tiempo, pero no se ha implementado. Uno se pregunta por qué los organismos públicos no funcionan eficientemente. Parece que la famosa transparencia no es para ellos.

José Francisco Lihn M.

Cancillería

Señor Director:

La mayoría de las naciones han entendido la necesidad de generar cambios ante un mundo y un sistema internacional distinto, iniciando programas destinados a mejorar sus instrumentos de política exterior.

No obstante aquello, en Chile los gobiernos habían ensayado escasas propuestas exitosas de reestructuración del Ministerio de Relaciones Exteriores, situación que nos mantiene hoy con una Cancillería de diseño similar al de 1978.

Chile tiene en vigencia 26 acuerdos comerciales, con 64 mercados, que representan el 64,1% de la población mundial y el 86,3% del PIB global.

Un tema de Estado que debe ser tomado con alturas de miras, que requiere urgencia y mucha decisión.

Hugo Ramos
Cientista político

Terrenos

Señor Director:

Desde hace un tiempo se escucha que muchos colegios particulares-subvencionados dejarán de operar cuando entre en vigencia la Reforma Educacional, que establece el traspaso de las instituciones al sistema público o privado, sin subsidio alguno.

¿Qué pasará con los terrenos de estos establecimientos? Aún no se sabe cuáles son los colegios que cesarán sus actividades, pues muy pocos han manifestado la opción de cerrar.

El destino de estos terrenos ha generado expectación en desarrolladores e inmobiliarias, pues al ser paños grandes y bien ubicados son muy atractivos para edificar nuevos proyectos.

Según la ley 20.845 “en estos contratos estará siempre incluida la obligación del propietario de, al poner término al contrato, ofrecer el inmueble para su adquisición, de forma preferente, y en orden sucesivo, al sostenedor que lo está usando y al Estado”. Los colegios que el Estado no quiera adquirir y cuyo sostenedor no se municipalice, quedarán disponibles para que las inmobiliarias puedan edificar.

Jaime Sarrà
Director General de NAI Sarrà

Lo más leído

DF Videos